23 de mayo de 2019
23.05.2019
Formación de gobierno

Sánchez no descarta un Gobierno de coalición con Unidas Podemos

Intentará gobernar en minoría, pero está planteando la opción de ceder puestos al partido de Iglesias

23.05.2019 | 12:37
Sánchez aspira a un gobierno en minoría.

El presidente en funciones y líder del PSOE, Pedro Sánchez, intentará evitar un Gobierno de coalición con Unidas Podemos (UP), pero no lo descarta, según fuentes de la ejecutiva del PSOE.

Mientras que en el partido algunos miembros destacados dan por seguro que ese acuerdo se producirá, incluso que el líder de UP, Pablo Iglesias, podría ser ministro, otros llaman a la calma, a la espera de los resultados de las elecciones municipales, autonómicas y europeas de este domingo.

"Tenemos que hablarlo todo", señalan desde la cúpula socialista, en referencia a los posibles pactos también en municipios y comunidades autónomas.

Unas conversaciones que comenzarán la semana que viene y que está por ver cómo se articulan y si se establecen equipos negociadores por parte de las dos formaciones para llegar al acuerdo programático que sustente esa coalición.

Según fuentes socialistas, cuando Iglesias se reunió con Sánchez en Moncloa hace dos semanas reclamó a este un gobierno de coalición con la condición "sine qua non" de dirigir él mismo un Ministerio y exigió además que no fuera de los considerados de menor importancia.

Pedro Sánchez, cuya aspiración tras los resultados de las generales del 28 de abril era gobernar en minoría, se estaría planteando en este momento la opción de ceder puestos en el Ejecutivo a UP, en aras de una mayor estabilidad parlamentaria.

Una vez que ha comprobado que el líder de Cs, Albert Rivera, no está dispuesto a facilitar ni su investidura ni su acción de gobierno, esa vía le garantizaría un bloque fijo en el Congreso de 165 escaños (los 123 del PSOE más los 42 de UP) de un total de 350.

Desde las generales del pasado 28 de abril, los socialistas han barajado distintas fórmulas para gobernar esta legislatura, entre ellas, la "portuguesa", es decir, con Ejecutivo del PSOE y apoyo parlamentario de UP, y la de gobernar en solitario con acuerdos "a izquierda y a derecha", la cual parece descartada.

Si no lo estuviera, el aviso de que Sánchez puede dar entrada en el Ejecutivo al partido de Iglesias podría ser una forma de presionar a Rivera para lograr lo que hoy se perfila como una ambición imposible para Sánchez y otros dirigentes del PSOE: que Cs se abstenga en su investidura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook