23 de mayo de 2019
23.05.2019
Elecciones municipales

Vecinos del pueblo de Josu Ternera reciben a Rivera y Mesquida al grito de fascistas

El líder de Cs a los abertzales: "No nos habéis callado con tiros, no nos vais a callar con sirenas"

23.05.2019 | 13:00
Albert Rivera acude al pueblo de Josu Ternera

Los simpatizantes de la izquierda abertzale concentrados debajo de la ermita de la localidad vizcaína de Ugao-Miraballes, de la que han partido para dar un paseo el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y otros dirigentes del partido, como el mallorquín Joan Mesquida, han respondido al saludo del líder de la formación naranja, que les ha dicho 'buenos días', con gritos de 'fuera fascista'.

Rivera y Mesquida han llegado pasadas las doce del mediodía al pueblo, del que es natural el histórico dirigente de ETA José Antonio Urrutikoetxea, 'Josu Ternera', detenido la pasada semana en Francia, entre aplausos de sus seguidores y gritos de fuera de un reducido grupo de personas.

Un poco más abajo, se encontraban concentrados alrededor de 300 simpatizantes de la izquierda abertzale. Al pasar por el lugar, el líder de Cs les ha dicho 'Egunon', y algunos de los manifestantes le han llamado 'fascista', y le han emplazado a irse del municipio.

El presidente de Ciudadanos se ha dirigido a los simpatizantes de la izquierda abertzale que, con sirenas, intentaban boicotear el acto por las víctimas de la formación naranja en la localidad vizcaína de Miraballes: "No nos habéis callado con tiros, no nos vais a callar con sirenas". Además, ha asegurado que quiere ver "cómo el PSOE, que también ha sufrido el terrorismo en sus carnes", y el PP, se suman a la prohibición de homenajes a ETA, que impulsará su partido en las Cortes Generales.

Rivera ha llegado pasadas las 12.00 horas al municipio, en el que militantes de la izquierda abertzale rindieron homenaje el pasado sábado a Ternera en este pueblo, para advertirles de que éste ha sido el último acto conmemorativo que rinde a un "activista de ETA".

Le esperaban en la puerta de la ermita, para hacer un paseo, el secretario general del partido, José Manuel Villegas, la candidata naranja al Parlamento Europeo, Maite Pagazaurtundúa, y los diputados de la formación naranja en el Congreso, el mallorquín Joan Mesquida y Edmundo Bal, además de militantes y cargos políticos del partido procedentes de Burgos, Santander, Pamplona y Valladolid, entre otros, que han aplaudido. En ese momento, un grupo reducido de personas ha gritado a Rivera 'Fuera fascista'.

Cuando la comitiva de la formación naranja ha pasado por delante del batzoki (sede social del PNV), se han escuchado gritos de "Gora Euskadi y Gora Cataluña (Viva Euskadi y Viva Cataluña). Aproximadamente, a las 12.15 horas, Albert Rivera ha llegado al frontón, donde se ha celebrado el acto de Ciudadanos, con un minuto de silencio en recuerdo a las víctimas de ETA.

Ha sido entonces cuando ha empezado a sonar una sirena a gran volumen desde un primer piso. En las viviendas de las inmediaciones, se podían ver lazos amarillos y un cartel en el que se podía leer: "No queremos a los herederos de Franco en nuestro pueblo". Ya desde primera hora, había una pancarta de grandes dimensiones colocada en la estación de Renfe con el mensaje: "No sois bien recibidos".

Por la dignidad de las víctimas


En el acto conmemorativo a los damnificados por la organización terrorista tributado por Ciudadanos, Rivera ha lamentado que en este municipio vizcaíno los simpatizantes de la izquierda abertzale "aplaudan a los asesinos". "Nosotros aplaudimos la dignidad de las familias de las víctimas del terrorismo", ha apuntado.

Tras recordar a "las 11 personas asesinadas" por 'Josu Ternera', ha destacado que todas ellas eran inocentes, y entre ellas había seis niños. "Hay que ser un cobarde y una bestia para asesinar y mandar matar en un cuartel de la Guardia Civil con niños", ha señalado en alusión al atentado de Zaragoza el 11 de diciembre de 1987.

En este sentido, ha afirmado: "Eso es lo que hacía vuestro vecino, y en vez de señalarle por lo que hacía, le aplaudís. Por eso, venimos aquí y vendremos las veces que haga falta a cualquier pueblo de España", ha añadido.

Ley contra homenajes


Albert Rivera ha mostrado su esperanza en que el homenaje que vecinos del municipio hicieron a Urrutikoetxea sea el último que se hace al terrorismo, y ha recordado que presentará una Ley para impedir estos actos conmemorativos.

"Vamos a pedir a los demás partidos democráticos que la apoyen. Quiero ver cómo el PSOE, que también ha sufrido el terrorismo en sus carnes, también cómo con el PP, sumamos una mayoría para impedir que se rindan homenajes a los terroristas", ha subrayado.

Ante las sirenas que simpatizantes de la izquierda abertzale hacían sonar para boicotear el acto, celebrado en el frontón del pueblo, Rivera ha dicho: "Podéis continuar con las sirenas, con las alarmas, porque nunca nos callaréis. No nos habéis callado con tiros, no nos vais a callar con sirenas", ha asegurado.

En este sentido, les ha avisado de que, con la Ley que quiere aprobar Cs, el homenaje que realizaron el pasado sábado en Miravalles a José Antonio Urrutikoetxea, será "el ultimo que se hace a un terrorista". "Porque en democracia, lo difícil, pero lo valiente es estar con las víctimas. Lo cobarde es callar ante los asesinos. Los valientes están hoy aquí y los cobardes estáis ahí gritando, intentando impedir que nosotros hablemos", ha subrayado.

Rivera ha dicho que "aquí, en esta población, el ayuntamiento, los líderes políticos y algunas entidades aplauden, convocan y permiten homenajes a los terroristas". "Pedís la libertad para los que han asesinado y yo no quiero la libertad para los que han asesinado, yo quiero justicia", ha añadido.

En ese momento, ha enseñado una octavilla con la foto de 'Josu Ternera', en la que se pedía su libertad, para afirmar que Ciudadanos no quiere carteles como éste colgados por las calles, sino que piden "dignidad y justicia". "No queremos héroes asesinos, queremos que los héroes sean las víctimas, y dignidad y justicia para todas las víctimas y para este país democrático", ha apuntado.

El líder del partido naranja ha asegurado que conmemorarán a los damnificados del terrorismo "en todos los lugares de España, hasta que haya libertad absoluta". "Mientras, podéis insultar, podéis poner sirenas o alarmas, pero nunca callaréis la voz del pueblo español, nunca callaréis a los españoles de bien, que quieren convivencia y democracia", ha manifestado.

Por ello, les ha dicho que se vayan "acostumbrando a actos como éste, a leyes como la que se ha anunciado, porque la libertad vencerá al miedo, la democracia vencerá al totalitarismo, la dignidad y la igualdad entre españoles vencerá al egoísmo y la superioridad moral del nacionalismo".

Albert Rivera ha dado las gracias, "en un día como hoy", a los que les han acompañado en Miravalles y a los que no han acudido al municipio vizcaíno, pero piensan como ellos que hay que "defender la libertad, no solo en Euskadi, sino en toda España".

Rivera ha concluido su alocución con la frase: "Viva Euskadi y gora España", tras lo que se han escuchado gritos de 'libertad', y las sirenas de los simpatizantes de la izquierda abertzale han aumentado de volumen.

"Amenaza a la libertad"


El presidente de Ciudadanos ha lamentando que haya lugares de España "donde la libertad está amenaza". A su juicio, el hecho de que no dejen "hablar a candidatos a unas elecciones democráticas" e intenten "impedir la libertad de expresión, como están haciendo hoy los totalitarios", es "una prueba de que hay que ir a todos los rincones de España, a todos los pueblos". "Que sepáis una cosa, vendremos siempre que queramos y preparaos porque vamos a prohibir los homenajes a vuestros amigos etarras", ha reiterado.

Albert Rivera ha asegurado que, cuando una parte de una sociedad hace "homenajes a los que matan y ningunea a las víctimas de sus asesinos, tiene un problema". "Pero el problema no es la democracia ni España el problema sois los que legitimáis a los asesinos. Cuando hacíais homenajes a 'Josu Ternera', no poníais alarmas ni sirenas, aplaudíais a rabiar, esa es la vergüenza", ha añadido, lo que ha provocado silbidos entre los contramanifestantes, que se encontraban a unos metros del frontón.

En este sentido, ha advertido de que, con Ciudadanos en Europa, en el Congreso y en las instituciones, no conseguirán "callarles". "Nosotros sin gritar, hablando, dialogando y no insultando, vamos a hacer que venza la democracia", ha asegurado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook