29 de abril de 2019
29.04.2019
Elecciones Generales 2019

El PSOE de Baleares se apunta un triunfo incontestable y va a por más

Los socialistas suman tres diputados que les catapulta a menos de un mes de las elecciones autonómicas - "Es un resultado potente, pero no podemos bajar la guardia", advierte Armengol

29.04.2019 | 01:42
El PSOE de Baleares se apunta un triunfo incontestable y va a por más

El PSOE fue el claro triunfador de la noche al apuntarse una rotunda victoria en las elecciones generales en Balears, donde sumó tres de los ocho diputados que el archipiélago aporta al Congreso de los Diputados. Los socialistas superan por primera vez en la historia en número de escaños a un PP en caída libre que perdió dos de los tres que sumó en los comicios de 2016.

"La victoria de hoy [por anoche] nos pone en mejor situación para ganar las elecciones autonómicas de mayo. Es muy bueno que Pedro Sánchez gobierne en Madrid y revalidar en las islas la victoria el 26 de mayo. Hemos conseguido un resultado potente y positivo, que nos pone en mejor situación, pero no podemos bajar la guardia", indicó tras el escrutinio la presidenta del Govern, Francina Armengol, que aspira a repetir mandato.

Las encuestas llevaban tiempo advirtiendo de un PSOE ganador, también en Balears, donde los socialistas aspiraban a sumar un tercer diputado que diera lustre a su victoria. Deseo cumplido. El mallorquín Pere Joan Pons y la ibicenca Sofía Hernanz, números uno y dos de la lista socialista, repetirán una segunda legislatura en el Congreso. Les acompañará en la bancada socialista el menorquín Pau Morlà, número tres de la lista, y cuya elección solo contemplaban los más optimistas.




El PSOE contabilizó 136.358 sufragios, el 26,34 % del total. Cifras que sumadas a las que obtuvo Unidas Podemos confirman un vuelco electoral en Balears, donde la izquierda es hegemónica al haber sumado cinco de los ocho escaños en juego.

La formación morada, segunda, mantuvo el tipo ante el tirón de los socialistas conservando los dos diputados que lograron en 2016. Veus Progressistes, el otro partido que disputaba con los socialistas el voto de la izquierda en Balears, se quedó lejos de conseguir representación en Madrid.

" Afrontamos las elecciones con fuerza, ilusión, convicción y pedimos a los ciudadanos que nos voten masivamente como han hecho hoy [por ayer]. Los socialistas nos dejaremos la piel para revalidar una victoria que nos ayude a seguir progresando. No podemos dar un paso atrás, ni caer en la euforia porque en un mes nos jugamos mucho", añadió Armengol en la sede del PSIB-PSOE en Palma, donde candidatos y dirigentes se citaron para seguir el escrutinio.

En el mismo sentido se expresó Pere Joan Pons, número uno de la lista de los socialistas de Balears al Congreso. "Estos resultados validan la gestión de Pedro Sánchez estos últimos diez meses y la de Armengol a lo largo de esta legislatura en Balears", señaló Pons.



"Pero solo hemos hecho la mitad del trabajo. El siguiente paso es seguir aplicando nuestras políticas en Balears la próxima legislatura", añadió.

Pons y Hernanz formaron parte del reducido grupo de diputados socialistas que en 2016 votaron en contra de la investidura de Rajoy manteniéndose fieles al 'no es no' de Sánchez. Aquella indisciplina -el PSOE había dado órdenes a sus diputados de que se abstuvieran- les costó una sanción, pero el regreso de Sánchez al frente del partido les rehabilitó.

Los socialistas han superado la decepción de las elecciones generales de 2016, cuando quedó relegado a la tercera posición en Balears después de ser adelantado por PP y Podemos. Y miran de frente a unas elecciones autonómicas y municipales que, esperan, mantengan el rojo que desde ayer domina el mapa del archipiélago.




PSOE: Cuarta victoria en unas generales en Balears

Es la cuarta vez que el PSOE se impone en unas elecciones generales en Balears, contando con su triunfo de anoche. Los socialistas también lo hizo en los comicios de 1982 y 1986, con Felipe González como cabeza de cartel; y en 2008, cuando J osé Luis Rodríguez Zapatero conquistó su segundo triunfo electoral. De hecho, siempre que el PSOE se ha impuesto en las islas ha acabado ocupando la Moncloa y no parece que esta vaya a ser una excepción. Los socialistas obtuvieron un triunfo más brillante en las islas que en el resto del Estado, aunque lo encajaron con una mezcla de alegría y prudencia al recordar que en menos de un mes tienen otra cita clave con las urnas.




Análisis,  por Marisa Goñi

En la sede de la calle Milagro, se obró el milagro. Los socialistas baleares no sólo han conseguido tres de los ocho diputados en juego, sino que han desplazado a sus directos rivales hasta la fecha, los populares, al furgón de cola, superados por Unidas Podemos y Ciudadanos. La victoria socialista tiene el mérito añadido de que venían de dos comicios, los de 2015 y 2016, en que habían sido arrinconados en una tercera posición, superados por el empuje del entonces virginal Podemos y después de la entende podemita, que sumó a Esquerra Unida y Més. Con el mismo cabeza de lista en Mallorca, Pere Joan Pons, los socialistas baleares bajaron al infierno y ahora han tocado el cielo. Ha pesado sin duda el tirón del resistente Sánchez y del miedo la ultraderechización de España. A Armengol le quedará la duda de si debía haber hecho como su colega valencino: avanzar los comicios. Que nadie se relaje, en menos de un mes, autonómicas, municipales y europeas.

 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook