22 de abril de 2019
22.04.2019

Guillem Balboa: "Somos el verdadero voto útil para asegurar que se hagan políticas de izquierdas"

"Para batir a la derecha, tenemos que batir a la abstención" - "No se puede juzgar la gestión de toda la legislatura por la autopista"

22.04.2019 | 02:45
Guillem Balboa: "Somos el verdadero voto útil para asegurar que se hagan políticas de izquierdas"

En corto

  • P ¿Sus hijos han ido a la escuela pública o privada?
    R Uno a la concertada y otro a la pública.
    P ¿Tiene seguro médico privado?
    R No.
    P ¿Qué coche tiene?
    R Un Focus destartalado.
    P ¿Utiliza transporte público?
    R Ahora mismo, poco.
    P ¿Cuánto dinero lleva
    en la cartera?
    R Unos cincuenta céntimos aproximadamente.
    P ¿Una persona a la que admire?
    R A mi madre.
    P ¿Con quién no se tomaría nunca un café?
    R Me lo tomaría con todo el mundo.
    P ¿Cuál es su mayor defecto y cuál su mayor virtud?
    R Soy lento. Y mi gran virtud es la capacidad de empatizar.
    P ¿Cuál es su principal afición?
    R 'Pasturar'.
    P ¿Religioso o practicante?
    R No me defino. Tengo un punto de espiritual.
    P ¿Cómo es la casa donde vive?
    R De piedra, con una entrada delante y otra detrás.

Candidato de Veus Progressistes al Congreso. El alcalde de Alaró encabeza la lista al Congreso de los Diputados de Veus Progressistes, coalición que agrupa a Més per Mallorca, Esquerra, Més per Menorca y Ara Eivissa. Las encuestas no desaniman a los ecosoberanistas, que esperan tener voz propia en Madrid por primera vez: "Hay ganas de ir a por todas"

Guillem Balboa (Malabo, Guinea Ecuatorial, 1965) aspira a ganar uno de los ocho escaños que Balears aporta al Congreso al frente de Veus Progressistes, marca con la que se presentan Més, Esquerra y Ara Eivissa. Balboa confía en desmentir unas encuestas desfavorables y convencer a su electorado de que el voto útil es el partido ecosoberanista y no el PSOE.

P Salen a jugar el partido obligados a remontar.
R No tenemos ese planteamiento. Históricamente las encuestas nunca nos han sido favorables y aun así hemos conseguido muy buenos objetivos. No sé si salimos a remontar, no me parece que sea el contexto; sí salimos con muchas ganas de jugar el partido.

P ¿Manejan encuestas más favorables que las que se han publicado?
R En las autonómicas de 2015, un mes antes de las elecciones, la encuesta del IBES nos daba uno o dos diputados. Y sacamos seis. Somos optimistas porque estamos notando en nuestro electorado ganas de ir a por todas.

P ¿El enemigo a batir es la derecha o el PSOE?
R La derecha, sobre todo ahora que se ha escorado a posiciones extremas.

P ¿Y no le preocupa que sus votantes opten por el voto útil?
R Intentamos hacer entender a la gente que el verdadero voto útil es asegurar que se hagan políticas de izquierdas. Y la mejor manera es que Veus Progressistes esté presente en Madrid colaborando con todas las fuerzas de izquierda transformadora. Si no, se pueden materializar algunas tentaciones como un pacto entre el PSOE y Ciudadanos. Queremos condicionar la formación de un Gobierno de izquierdas y asegurarnos de que haga políticas progresistas.

P La abstención puede condicionar el resultado.
R Es uno de nuestros grandes enemigos. Para batir a la derecha, antes tenemos que batir a la abstención, pero no me preocupa porque no veo síntomas de abstención en nuestros votantes.

P ¿Su discurso ecologista ha perdido credibilidad después de la autopista a Campos?
R En absoluto. Una única actuación no determina una larga trayectoria de ecologismo social y ecologismo político. Ha habido alguna actuación que no ha sido del todo la que hubiéramos querido, como efectivamente es el caso de la autopista. Pero no se puede juzgar la gestión de toda una legislatura por esta actuación. En el otro lado de la balanza están la ley de residuos, la del cambio climático o el decreto de posidonia.

P ¿Qué ganarán los ciudadanos de Balears si usted es diputado?
R Una voz propia, algo que hemos reclamado históricamente. Una voz que no esté condicionada por los intereses de otro partido. No tenemos peajes, eso es fundamental. Y de rebote contribuiremos a generar un gobierno de izquierdas en el Estado español.

P Hay una idea bastante extendida: quien gane las generales en Balears, también ganará las autonómicas.
R Tengo dudas. Es cierto que históricamente en las islas ha habido un voto dual, pero estamos en un contexto especial. Hablando estrictamente de bloques, creo que el resultado de las generales, tanto si es positivo como negativo, activará el voto de izquierdas para las autonómicas.

P ¿Los diputados del Congreso se ganan el sueldo?
R Seguro que hacen mucho más trabajo del que vemos: comisiones, investigaciones, reuniones de grupos... Puedo asegurar que nosotros trabajaremos para ganarnos el sueldo. En este sentido presentamos hace poco una iniciativa, la Oficina del Diputado. Proponemos que el trabajo del diputado no sea exclusivamente aquellos tres o cuatro días en el Congreso, sino que se haga extensible al resto de la semana con una oficina abierta a la ciudadanía.

P ¿Vox es un partido fascista?
R Es un partido de extrema derecha en el que hay elementos fascistas. Tiene ideas extremas en cuanto a su concepción del Estado, de la igualdad entre hombres y mujeres, y de los derechos y libertades individuales. Vox es lo que es, el heredero de la extrema derecha, de la intolerancia y del fascismo.

P ¿Le molesta que le sigan preguntando por su color?
R Lo arrastro desde que me proclamé alcalde de Alaró. Entiendo que forma parte de la asunción de la diversidad y pluralidad que hay en el Estado español y que todavía no se ha asumido del todo. Vivo aquí desde los 4 años y todavía me hacen la pregunta. A mi edad ya resulta un poco cansado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook