28 de abril de 2019
28.04.2019
Business DMallorca
Comunicar y ganar

Tres fases de la comunicación profesional

28.04.2019 | 02:45

En su libro Resonate, Nancy Duarte muestra una estadística demoledora: el 86% de directivos reconoce que comunicar eficazmente tiene un impacto positivo en su crecimiento profesional y salarial.

La comunicación eficaz es la base del liderazgo efectivo y uno de los pilares para ganarte la confianza de las personas.

Piénsalo bien. Todo es cuestión de comunicación. Cuando compras, comunicas. Cuando vendes, comunicas. Cuando intentas solucionar conflictos, también comunicas. Y en cada una de estas situaciones, el resultado que consigas dependerá de la eficacia de tu comunicación.

Y en un entorno de altísima competitividad en el que hay mucha gente con un nivel de experiencia similar al tuyo, un currículum parecido al tuyo, unos conocimientos técnicos comparables con los tuyos€ cuando no hay gran diferencia entre tú y tu competencia, "quien comunica mejor, gana".

¿De qué manera puedes hacer que tu comunicación sea más eficaz para así ganar ventaja competitiva frente a tu competencia, mejorar tus habilidades de liderazgo y alcanzar tus objetivos profesionales?
- Primero: Diles lo que vas a contarles.
- Segundo: Cuéntaselo.
- Tercero: Diles lo que has contado
Imagina que estás dirigiendo una reunión.
1. Diles lo que vas a contarles
En tu introducción es importante que digas lo que vas a contar para que los demás conozcan la agenda y en todo momento sepan en qué punto de la reunión están. Un ejemplo:
El propósito de la reunión de hoy es informaros de la nueva política de gasto. Trataremos los siguientes puntos: (1) antecedentes, (2) detalles de la nueva política, (3) la visión a futuro de la empresa.
2. Cuéntaselo
La razón de ser de la reunión es tratar esos tres puntos, así que aquí toca detallarlos dando toda la información necesaria dentro del tiempo establecido, estructurada de manera lógica y fácil de seguir. Lo importante es respetar el orden que has marcado en tu introducción.

3. Diles lo que les has contado
Al finalizar, te ayudará hacer un breve resumen de lo que has tratado porque, como lo último es lo que se recuerda más fácilmente, si resumes los puntos tratados, la gente se llevará una idea clara y fresca de lo comentado en la reunión. Un ejemplo:
Por lo tanto, (1) como venimos de una situación insostenible donde había que hacer cambios para asegurar el futuro de la empresa (2) la nueva política consiste en reducir el gasto en un 20% utilizando las palancas detalladas en el documento que os he entregado. (3) Así seremos capaces de garantizar el futuro de la empresa, los puesto de trabajo y nuestra visión de ofrecer a la sociedad un producto de primer nivel al mejor precio.

Cuando sigues este orden€
- Dices a la gente lo que vas a contar: ésta sabe hacia dónde va con tu mensaje.
- Se lo cuentas siguiendo la misma estructura: sabe dónde está en todo momento y presta atención con mayor facilidad.
- Resumes lo que has contado: recuerda más fácilmente lo que has dicho, por lo que aumenta la efectividad de la reunión.
Según mi amigo Conor Neill, emprendedor y profesor de comunicación en IESE Business School, "Liderazgo es visión + imposición."
Visión o dedicar tiempo para ver el futuro y hacia dónde quieres ir. Imposición o comunicar claramente esa visión para que tu equipo la entienda, la apoye y la lleve a cabo.

Por ello, tanto en tus reuniones como en tus presentaciones, presenta los puntos a tratar en tus primeros minutos, trátalos de manera esquematizada y clara, y al final resúmelos. Así aumentará la claridad de tu comunicación, mejorará tu capacidad de liderazgo y tu equipo trabajará mejor, ayudándote a alcanzar tus objetivos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook