01 de abril de 2019
01.04.2019
Business DMallorca
BALEAR TECH

Reparador de móviles a la carrera... ciclista

La figura del emprendedor es una de las más heterogéneas que existen. Nunca sabes dónde ni cuándo te vas a encontrar uno, ni qué tipo de innovador negocio se le habrá ocurrido para diferenciarse de la competencia

01.04.2019 | 02:45
Reparador de móviles a la carrera... ciclista

­Stefan Svensson es posiblemente uno de los emprendedores más peculiares que hemos encontrado hasta el momento. Sueco de nacimiento y ciclista de vocación, tras venir a la isla en un viaje para practicar su deporte favorito, se enamoró del entorno y decidió que se mudaba a uno de los más bellos parajes del mundo para practicar el ciclismo. Y puesto que de algo hay que vivir, ¿por qué no seguir haciendo lo que hacía en su Suecia natal? Y así fue como el señor Svensson fundó Repairit.es.

Lo más llamativo de esta empresa emergente mallorquina es el hecho de que las reparaciones de móviles, tabletas, y últimamente también patines eléctricos, las hacen a domicilio. En contra de lo que uno pudiera pensar, "eso es bueno para el negocio" afirma Stefan. "Es más cómodo para el cliente y más económico para mí ya que no tengo que pagar unas oficinas".

Cargado con su pequeña bolsa llena de diminutos destornilladores, Svensson es capaz de reparar casi cualquier daño en casi cualquier teléfono. "Los que más arreglamos son los iPhone 6, pero no porque sean peores, sino porque se vendieron muchos", nos cuenta. Y si le preguntas si reparan otras marcas, no duda en contestar que todas. "Samsung, bq, LG. De todo".

La sustitución que más habitualmente realizan en Repairit.es es la de la pantalla, seguida de la batería. Según Svensson "después de un año y medio o dos es mejor cambiar la batería". Y eso siempre es más económico que cambiar de teléfono, sin duda alguna. De hecho, cambiar una batería cuesta 29€. ¿Una pantalla? 79€. Con estos precios merece la pena reparar.

Además, Stefan Svensson es una persona muy preocupada por el medio ambiente. Esto le lleva a que no solo aboga por un uso responsable de los dispositivos digitales, reparándolos antes que cambiándolos, sino que además siempre se mueve en bicicleta. Evita contaminar más la isla y le permite moverse con más agilidad por la ciudad. Otro ejemplo de emprendedor comprometido con el medio ambiente. Y por partida doble.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook