01 de septiembre de 2018
01.09.2018
Business DMallorca
Pulseras NFC

La otra forma de pago móvil

La tecnología de proximidad NFC –del inglés ´Near Field Communication´– permite llevar un monedero electrónico casi en cualquier objeto. Las pulseras están siendo las estrellas

01.09.2018 | 02:45
Los puntos de recarga del Mallorca Live Festival fueron todo un éxito. A la izquierda, la pulsera NFC que, tras cargarse, servía como único medio de pago en el festival.

El pasado mes de mayo se celebró en la isla el Mallorca Live Festival, uno de los eventos más multitudinarios que se han celebrado en los últimos años. Más allá del apoteósico éxito del festival, que congregó a más de 27.000 personas y colgó el cartel de "No hay billetes", la cita supuso también un hito para la tecnología de pagos móviles ya que por primera vez un evento de tal magnitud prescindía casi por completo del dinero en efectivo.

Para ello, la organización del festival apostó por la plataforma de pagos móviles PlayPass, un sistema de pago sin dinero en efectivo basado en una pulsera con tecnología NFC, también conocida como contactless. Esta tecnología permite que una transacción económica se realice tan solo acercando el chip NFC a un lector.

La empresa Prosegur Cash fue la encargada de gestionar todo el funcionamiento de estos pagos móviles durante el Mallorca Live Festival 2018. La compañía de seguridad habilitó en el recinto varios puestos en los que 28 empleados se encargaron de cargar con crédito las pulseras que posteriormente servirían como único método de pago en todo el recinto calvianer.

Además de recargarlas en los puestos habilitados para tal efecto, los asistentes tenían también la posibilidad de añadir crédito a través de internet, siempre y cuando se hubieran registrado previamente en la web del Mallorca Live Festival.

El sistema fue un rotundo éxito tanto por su agilidad como por su sencillez de funcionamiento. La tecnología sin contacto puesta en marcha por Prosegur Cash permitió que las colas prácticamente desaparecieran, algo realmente difícil cuando se juntan decenas de miles de personas en un mismo lugar.

Esta tecnología, altamente funcional y rápida, permite que el importe de las consumiciones se descuente de forma rápida del saldo de la pulsera, por lo que se evitan las aglomeraciones y las largas colas. Además, se consigue que el trasiego de dinero en efectivo se centralice en muy pocos puestos, aumentando así el nivel de seguridad y evitando hurtos y posibles descuadres de las cajas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook