La búsqueda de talento también entre las candidatas femeninas, los equipos diversos y promover que la mujer opte a los órganos de poder y de decisión, son algunas de las acciones con las que las empresas pueden acelerar el acceso de la mujer a los puestos directivos, generando no sólo un entorno empresarial más igualitario sino también más rico y estimulante.

Ésta es una de las cuestiones que se debatieron el pasado 18 de junio en la mesa redonda sobre Igualdad de género y el rol de la mujer en la empresa. El encuentro, celebrado en el Club Diario de Mallorca, se enmarca dentro del programa Wengage de CaixaBank, una iniciativa con la que la entidad quiere reforzar el papel de la mujer tanto en el mundo empresarial como en la sociedad. 

Cinco mujeres de diferentes ámbitos empresariales participaron en este debate para compartir sus experiencias, establecer comparaciones con el pasado y apuntar caminos para acelerar el proceso de incorporación en el futuro. María Cruz Rivera, directora territorial de CaixaBank, Isabel Vicens, gerente de Agromallorca; Maria Mascaró, consejera ejecutiva de Melchor Mascaró, S.A., Isabel Iboleón, gerente de Trends Home; y Anuska Menéndez, periodista y diseñadora, fundadora de la consultoría Anuska Storytelling; pusieron en común sus experiencias. María Jesús Riera, coordinadora del Club Diario de Mallorca, fue la encargada de moderar este debate rico en ejemplos vitales para animar a la mujer emprendedora a dar el paso e iniciar su propia aventura empresarial. Sin embargo, todas las participantes coincidieron en señalar que ese camino no está exento de escollos y que ser mujer, añade en ocasiones un plus de dificultad.

El Club Diario de Mallorca acogió la mesa redonda ‘Igualdad de género y el rol de la mujer en la empresa’ DM

Destacar en un mundo de hombres

Isabel Vicens fue la encargada de abrir el turno de palabra para explicar que «el mundo del campo es masculino». Vicens, que se definió como payesa, explicó que comenzó a trabajar en la empresa familiar a los 17 años. Admitió que la situación ha cambiado mucho desde sus inicios, pero recordó que el Mercapalma que conoció en su juventud era «un gueto de hombres. Yo era joven y además mujer. He tenido que demostrar lo que valía. Te cuesta más que te respeten y valoren», recordó. 

Isabel Iboleón, que abrió hace 25 años su primera tienda de muebles, coincidió con Vicens en que su sector también era mayoritariamente masculino:«En las ferias a las que iba la mayoría eran hombres al igual que los arquitectos y decoradores. Ahora, cada vez hay más mujeres, no en la fabricación que sigue siendo masculina», apuntó. Al igual que Vicens, Iboleón reconoció que a las mujeres «nos toca demostrar más que somos profesionales y que somos serias. Las jóvenes necesitan referentes para que vean que sí se puede», opinó.

La mujer no está en cargos directivos porque no ha querido renunciar a la familia»

MARIA MASCARÓ - Consejera Ejecutiva Melchor Mascaró, S.A.

La experiencia que relató Maria Mascaró fue algo diferente ya que apuntó que «no he sentido que haya tenido que demostrar nada, me he sentido muy cómoda y respetada». Mascaró explicó que la mujer, en el sector de la construcción, está más presente, y cada vez más, sobre todo en la parte técnica y de dirección empresarial. En opinión de Mascaró «la mujer no está en cargos directivos porque requieren más tiempo y no ha querido renunciar a la familia, a ejercer como madre con tiempo». 

Por su parte María Cruz Rivera señaló que cuando inició su carrera profesional, hace ahora 30 años, el sector de la banca también estaba dominado por hombres. A pesar de esta circunstancia Rivera dijo haberse sentido «siempre muy cómoda», razonó. Sin embargo, Rivera recordó que «Si Caixabank impulsa el programa Wengage es porque detecta que hay que poner en marcha una iniciativa para corregir realidades. Queremos una organización que mejore, que prospere y que sea la realidad de la sociedad de su conjunto y tenemos una misión estratégica que es hacer una sociedad más justa e igualitaria». Señaló que con este programa la entidad «pone en el mapa de talento el rol de la mujer y tiene un manifiesto en el que el defiende la igualdad de oportunidades». Recordó que el programa es tanto interno, aplicado a CaixaBank, como externo, para promover un cambio social y en este sentido recordó conferencias, premios a empresarias para visualizar la figura y el trabajo la emprendedoría, la capacidad de liderazgo y las competencias de la mujer. .

Las empresas, las economías, más prósperas son aquellas en las que la diversidad es un hecho

MARÍA CRUZ RIVERA - Directora territorial de CaixaBank

Por su parte Anuska Menéndez dijo que «siempre he trabajado en sectores en los que había hombres y mujeres en la parte baja del organigrama y la de arriba siempre han sido hombres» Sin embargo matizó:«Nunca me han señalado mis limitaciones, iba a pecho descubierto, me encontraba con las barreras pero seguía» y que por eso mismo no se ha sentido intimidada la hora de emprender. Sin embargo, sí admitió haber vivido experiencias durante su trayectoria en que por ser mujer «ni te escuchan, ni te ven, pero sigues ahí. La cuestión es insistir. La mujeres tenemos una capacidad de esfuerzo y de la lucha que ya va en los genes, somos multitarea y eso hace que las barreras aunque estén, si tú no las quieres ver, acaben por no estar».  

La conciliación: equilibrar trabajo y familia

La idea de que la mujer no puede comprometerse con de cargos responsabilidad por que no le es posible conciliar fue uno de los tópicos que las participantes se esforzaron por desmontar. María Cruz Rivera reconoció que desempeñar cargos directivos o estar al frente de un negocio propio requiere tener tiempo disponible. «Si quieres un puesto de responsabilidad es difícil tener todas las tardes libres. Puedes flexibilizar tu jornada, si quieres transformar tienes que ser consecuente. No creo que vaya ligado a un horario sino a un compromiso y dedicación y luego conciliarás. Yo tengo dos hijos y la mejor herencia que tienen es que son independientes y luchadores». 

"Nunca me han señalado mis limitaciones, me encontraba con las barreras pero seguía»

ANUSKA MENÉNDEZ - Fundadora de Anuska Storytelling

Por su parte Anuska Menéndez opinó que «las generalizaciones es lo que nos mata. Hay mujeres súper comprometidas y luchadoras y su nivel de compromiso es muchas veces mayor. Por el hecho de ser mujer, de ser multitarea, puedes buscar fórmulas», argumentó. Por su parte Maria Mascaró señaló que «a lo mejor no has dado a tus hijos tanto tiempo, pero les has aportado otros valores que otra mujer no les aportaría».

Isabel Iboleón dijo estar de acuerdo en que «emprender supone no solo tiempo, energía, a veces te olvidas hasta de ti. Es duro, por eso creo que las mujeres emprendedoras no lo tenemos fácil. Somos cuidadoras: cuidamos de nuestros hijos, de nuestros padres y muchas veces de nuestras parejas , nuestras casas» 

"Emprender supone no solo tiempo, energía, a veces te olvidas hasta de ti. Es duro»

ISABEL IBOLEÓN - Gerente de Trends Home

Maria Mascaró lanzó un mensaje de ánimo a la mujer «que quiere ser emprendedora, que lo haga y que dedique también tiempo a eso por que aporta otras cosas que también le darán satisfacción. No hay que tenerle miedo por que no solo es sacrificio». Isabel Vicens quiso señalar sin embargo que «no veo el esfuerzo del hombre igual que el de la mujer. Tú tienes que hacer tu trabajo como cualquier hombre, sacrificarte, formarte, pero es que encima las mujeres tenemos la casa, los empleados, los niños, los abuelos. No terminas». 

La importancia del equipo

«No hay empresa sin equipo, la empresa es el capital humano» dijo Isabel Vicens . Por su parte Isabel Iboleón recalcó que si bien en el pasado el liderazgo era masculino «ahora es más humanista, se están teniendo en cuenta muchas más cosas, no solamente la estrategia de la empresa. Esto ha hecho que la mujer se sienta mucho más integrada dentro de estos puestos porque hay una visión más global».

Anuska Menéndez expresó su confianza «en equipos muy híbridos, cuando se dan las políticas y los marcos adecuados para trabajar en armonía. Cuando están equilibrados los equipos las mujeres aportamos unas cosas y los hombres otras». Coincidiendo con esta idea Rivera apuntó que «las empresas, las economías, los países más prósperos son aquellos en los que la diversidad es un hecho en sí. Tienes que tener equipos diversos que tengan miradas diferentes que sean de diferentes culturas, edades. Nosotros tenemos un programa de diversidad de género, generacional y funcional y cultural». 

« Tienes que hacer tu trabajo como cualquier hombre, pero la mujer tiene la casa, los niños, los abuelos»

ISABEL VICENS - Gerente de Agromallorca

El repaso por las diferentes aportaciones y dificultades que supone poner un proyecto empresarial en marcha llevó a plantearse la cuestión de si existe un momento ideal para emprender. Isabel Vicens respondió de forma rotunda que «hay que coger el tren cuando pasa, no puedes esperar». María Cruz Rivera estuvo de acuerdo aunque matizó que, además de aprovechar la oportunidad cuando surge, «hay que trabajar mucho el análisis financiero». Isabel Iboleón recordó que el 35% de los autónomos son mujeres y destacó el papel que está jugando la mujer en el siglo XXI. Maria Mascaró insistió en que «la mujer puede hacerlo todo, pero tiene que prepararse y organizarse». Anuska Menéndez se refirió a la necesidad de tener claro el concepto del negocio y proyectarlo en el futuro, saber cómo va a evolucionar. 

María Jesús Riera, Isabel Iboleón, Maria Mascaró, María Cruz Rivera, Anuska Menéndez e Isabel Vicens en el Club Diario de Mallorca. Manu Mielniezuk

Otras ideas que surgieron fueron la necesidad de formarse de forma continua, como señaló Isabel Vicens; o de llevar a cabo un análisis del proyecto para determinar si es viable económicamente, como dijo Isabel Iboleón. Por su parte María Cruz Rivera apuntó a la pasión, la energía y «ser la mejor en lo que estás planteando y que sea fiancieramente viable. Las expectativas son prepárate y organízate para hacerlo todo» concluyó Rivera. Maria Mascaró, por su parte, apostó una vez más por la tenacidad: «Caer y levantarte.Siempre puedes salir adelante, defender el proyecto y mantenerte;ponerle ganas», enumeró. 

Una mirada al futuro

Durante el diálogo establecido en la mesa redonda Igualdad de género y el rol de la mujer en la empresa las participantes coincidieron en señalar la presencia cada vez mayor de la mujer en diferentes ámbitos. Aunque Anuska Menéndez admitió que «en su sector el debate sobre la igualdad está más que superado». Al hilo de esta declaración Rivera recordó que «se ha hecho una evolución importante, pero hay que seguir trabajando. Busquemos a esa mujer dentro del mapa de talento. Hay que promover que la mujer quiera formar parte de los equipos directivos». 

Por su parte Isabel Iboleón insistió en la necesidad de arropar a la mujer joven que quiera emprender, dándole referentes que la animen a iniciar su camino. Isabel Vicens coincidió en la necesidad de motivar a las mujeres para que formen parte de los órganos de gestión y decisión. Menéndez destacó que es vital que la mujer «tenga las ganas, que no se quede desfasada;que no sienta que se queda atrás», concluyó.