Las vacaciones también son una buena ocasión para, con comodidad, sosiego y distancia, reflexionar sobre nuestras conductas, mirándonos al espejo para poder visualizarnos cuantos de estos valores dominamos o deberíamos formarnos para ser recibido como un ejemplo, evitando superar las conductas tóxicas.

El día a día, la velocidad, nuestro ritmo de trabajo, los objetivos a conseguir y los obstáculos que librar a veces no nos permite reflexionar el punto en el que nos encontramos para poder seguir creciendo como líderes influyentes en nuestros equipos. 6 Tres de las características que todo responsable de equipo debiera tener ya de forma natural o bien trabajándolas para que estos funcionen con coordinación, eficiencia y armonía son la paciencia para superar los contratiempos, los valores positivos honestos para nosotros y para los equipos que nos acompañan y la motivación necesaria para no desistir en alcanzar nuestros objetivos individuales y colectivos.

Para facilitarle esta oportunidad le propongo que se autochequee con:

¿Cuántos de los 9 valores de la paciencia practica?

¿Y si nos miramos al espejo?

¿Y si nos miramos al espejo? Domènec Biosca

¿Cuánto de estos 10 valores positivos practica?

¿Y si nos miramos al espejo?

¿Y si nos miramos al espejo? Domènec Biosca