Rudy Fernández ha visitado este lunes la tienda de Lidl en Pollença, en un acto enmarcado dentro del patrocinio del Campus Rudy Fernández, que se celebra durante estos días en este municipio.

En el trascurso del mismo el jugador del Real Madrid y de la selección española se ha reunido con productores locales para conocer más de la iniciativa “És balear, és bo” y del compromiso de Lidl con la alimentación saludable.

 “Apostar por el producto local es apostar por la calidad y por la alimentación saludable, y es especialmente destacable que esta apuesta de Lidl se haya reforzado en un momento tan complicado como el que hemos vivido en los últimos meses” ha señalado Rudy Fernández. “Para mí, contar con el apoyo de Lidl en el Campus es siempre una gran satisfacción, pero lo es más si cabe viendo su compromiso con las Illes Balears y con sus productores locales”, ha añadido el deportista.

Entre los productos que Lidl y Terracor aportan para los niños y niñas que participan durante estos días en el Campus hay un amplio surtido de fruta y verdura del campo mallorquín.

Por su parte, el director regional de Lidl en Baleares, Achim Becker, ha destacado que “Rudy Fernández es un perfecto embajador de Lidl y por supuesto de nuestra iniciativa ‘És balear, és bo’, lo lleva demostrando muchos años y estamos seguros de que lo va a hacer de nuevo este verano en los JJOO de Tokio, para los que le deseamos mucha suerte”. Asimismo, Becker ha recordado que “en lo que va de año hemos inaugurado tres tiendas en Mallorca, ya contamos con 27 establecimientos en las Islas y hemos aumentado la plantilla un 33% en los últimos tres años. Y vamos a seguir creciendo sobre la base de la firmeza de nuestro compromiso con Baleares”.

En el acto han participado también Guillem Adrover, director general de Terracor; el presidente de Asaja Baleares, Joan Company; y Miquel Galmés en representación de Unió de Pagesos.

Compromiso con Baleares

En la actualidad, Lidl compra cada año producto balear por valor de más de 16 millones de euros, entre ellos leche, vinos, quesos o fruta y verdura de temporada y colabora habitualmente con una veintena de proveedores de las Illes Balears, a los que adquiere unas 120 referencias locales (muchas de ellas las exporta a sus más de 630 tiendas en toda España y a su red de más de 11.200 establecimientos en 30 países de Europa).

En el último año, ha duplicado el número de referencias de productos locales (de 40 a más de 80) en sus tiendas de Mallorca, incorporando artículos de kilómetro cero como patata mallorquina, tomate de ramallet, calabacín, cebolla, queso, diferentes vinos y pan y bollería tradicional de las islas, entre otros. Y para impulsar su consumo entre sus clientes está identificado estos artículos de proximidad con un sello distintivo, “És balear, és bo”, que facilita su identificación.