La representación sindical de CaixaBank ha remitido una carta al actual presidente de la Fundación 'La Caixa', Isidre Fainé, para que "ponga cordura" en la negociación del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que se está produciendo en la entidad.

"Nos vemos en la necesidad de ponernos en contacto con usted para pedirle ayuda y darle nuestra visión y opinión del momento actual en el que nos encontramos, ya que usted es persona indispensable en CaixaBank", señala la misiva remitida por la representación sindical al expresidente de CaixaBank.

La carta está firmada por los sindicatos CC.OO., SECB, UGT, Accam, SATE CIC, CGT, Sesfi, Uniò Obrera Balear, FEC, SIB, ACB-Bankia y LAB ELA.

En concreto, los sindicatos exponen en la carta que se está planteando un "ERE forzoso" con unas condiciones "inasumibles" para la plantilla, "la misma que usted ha puesto en valor durante tanto tiempo".

Además, se refiere a la huelga de ayer como "un día triste y a la vez preocupante" para los trabajadores, al verse "obligados" a convocar "la primera huelga general en CaixaBank". En la misiva, los sindicatos señalan que un 90% de las oficinas de la entidad mostraron durante la huelga "su rechazo absoluto a la situación que estamos soportando".

Ante esta situación, la representación de los trabajadores considera "impensable" que se "cambie el rumbo", que "está llevando a una deriva peligrosa, nunca imaginada para los empleados de esta casa".

"Usted puede ser pieza clave de la solución, como ha demostrado en tantas ocasiones", apela la carta. "Le rogamos tenga en consideración nuestra petición y ponga cordura a esta situación crucial para la

supervivencia de nuestra empresa y, por tanto, de la Obra Social de la que nos sentimos tan orgullosos", añade.

EXCEDENCIA ESPECIAL

Durante la reunión celebrada este miércoles, 23 de junio, entre la dirección de CaixaBank y la representación sindical, la entidad ha planteado, entre otras propuestas, la posibilidad de que los empleados que se recoloquen en empresas filiales del grupo se acojan a una excedencia especial y que puedan reincorporarse al banco transcurrido un plazo de cinco años.

Según han informado fuentes de la entidad a Europa Press, los afectados por estas recolocaciones serían 686 y la reincorporación al banco se produciría "si así lo desean" una vez hayan transcurrido cinco años.

El periodo de negociación, que debía finalizar el pasado 10 de junio, fue prorrogado hasta el 29 de junio para seguir intentando acercar posturas. La próxima reunión se celebrará el próximo lunes 28 de junio.