El salón náutico Palma International Boat Show ha cerrado sus puertas en el Moll Vell tras cuatro días de intensa actividad, un total de 16.000 visitantes y la presentación mundial de nuevos modelos de embarcaciones por parte de los astilleros, según el Govern.

La Conselleria de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática ha explicado este lunes que la feria ha servido para, en un momento de reactivación económica, posicionar de nuevo el sector náutico de las Baleares, "considerado estratégico" para su economía.

En este sentido, el Govern ha recordado que las Islas cuentan con unas 2.000 empresas y 5.000 personas afiliadas a la Seguridad Social y ha destacado que durante la feria se han cerrado compras y llegado a acuerdos comerciales que se materializarán en los próximos meses.

Además, en esta edición de la feria náutica se ha reconocido la labor de salvamento de la Cruz Roja del Mar en su 50º aniversario con la entrega del premio Marcial Sánchez-Barcáiztegui. También la Asociación de Empresas Náuticas de las Baleares (Aenib) ha celebrado sus 35 años de historia durante el evento.

El Palma International Boat Show ha contado con 227 expositores y más de 185 embarcaciones en el mar, en un recinto ferial de más de 80.000 metros cuadrados.

COLABORACIÓN CON BALEARIC YACHT SHOW

El Govern ha señalado que la colaboración con la feria virtual Balearic Yacht Show de la Cámara de Comercio de Mallorca y el Balearic Marine Cluster ha sido "muy fructífera".

Durante cuatro días, más de 50 profesionales del sector han debatido acerca del futuro de la náutica, de las necesidades de la industria, de Baleares como destino, de las oportunidades que ofrecen las empresas o de la sostenibilidad, entre otros temas.