Renta 2023

Esta es la leyenda urbana sobre los dos pagadores en la Renta

Se trata de una de las preguntas más frecuentes que se hacen con la campaña de la renta, ¿hay que declarar la renta si tengo dos pagadores?

D.S. / Agencias

Se trata de una de las preguntas más frecuentes que se hacen con la campaña de la renta, ¿hay que declarar la renta si tengo dos pagadores? Muchas personas estarán en esta situación porque o bien han cambiado de trabajo o son pluriempleados, cuando se combina dos empleos a jornada parcial. Hacienda también considera que los que han cobrado el paro o hayan pasado por un ERTE poseen pagadores.

Los declarantes que están exentos de pagar son los que han recibido menos de 22.000 euros en el ejercicio económico, sin embargo este límite desciende hasta los 15.000 euros cuando se han tenido dos o más pagadores, pero siempre que se haya cobrado más de 1.500 euros por parte del segundo o varios pagadores.

Así las cosas, muchas veces cuando hacemos la declaración teniendo dos pagadores nos sale a devolver y se trata de un proceso habitual porque las empresas realizan las retenciones como si fuesen las únicas que practiquen esas retenciones al trabajador. Esto ocurre también cuando cobramos por el SEPE que en numerosos casos practica retenciones por las cantidades que paga a las personas beneficiarias de las prestaciones por desempleo.

Novedades de la campaña 2023

Este año, como principales novedades, se encuentra la que afecta al colectivo de los autónomos que hace referencia al nuevo sistema de cotizaciones a la Seguridad Social. A partir de este año, la cuota de los autónomos se calcula partiendo de los ingresos reales y no de la base que la persona decida.

En concreto, para poder calcular esta cuota hay que partir de los rendimientos netos, que son los ingresos menos los gastos deducibles, y luego aplicarle una deducción por gastos genéricos del 7%.

Dentro de este colectivo, otra novedad importante, es que, para aquellos que se encuentren en situación de pluriactividad, estarán exentos de presentar la declaración de la renta aquellos con rentas de trabajo superiores a los 15.000 euros. En los años anteriores, el límite estaba en los 14.000 euros.

El Gobierno aprobó un nuevo impuesto que se aplicará para aquellos que tengan un patrimonio neto superior a los tres millones de euros, lo que se conoce como el impuesto a las grandes fortunas. El ministerio de Hacienda pretende recaudar, gracias a este nuevo impuesto, 1.500 millones de euros anuales durante este 2023 y 2024, aunque se podría incorporar de manera definitiva a nuestro sistema fiscal.