Se trata de una de las preguntas más frecuentes que se hacen con la campaña de la renta, ¿hay que declarar la renta si tengo dos pagadores? Muchas personas estarán en esta situación porque o bien han cambiado de trabajo o son pluriempleados, cuando se combina dos empleos a jornada parcial. Hacienda también considera que los que han cobrado el paro o hayan pasado por un ERTE poseen pagadores.

Los declarantes que están exentos de pagar son los que han recibido menos de 22.000 euros en el ejercicio económico, sin embargo este límite desciende hasta los 14.000 euros cuando se han tenido dos o más pagadores, pero siempre que se haya cobrado más de 1.500 euros por parte del segundo o varios pagadores.

Así las cosas, muchas veces cuando hacemos la declaración teniendo dos pagadores nos sale a devolver y se trata de un proceso habitual porque las empresas realizan las retenciones como si fuesen las únicas que practiquen esas retenciones al trabajador. Esto ocurre también cuando cobramos por el SEPE que en numerosos casos practica retenciones por las cantidades que paga a las personas beneficiarias de las prestaciones por desempleo.

Novedades de la campaña 2021

Este año, como principales novedades, se encuentra en alza de los tramos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para las rentas más altas, la mayor vigilancia de las inversiones en criptomonedas o las ayudas para las personas afectadas por el volcán de La Palma.

En concreto, aumenta dos puntos del tipo estatal que grava las rentas del trabajo de más de 300.000 euros, hasta el 47%, y tres puntos para las rentas de capital de más de 200.000 euros, hasta el 26%, lo que afectará a un número reducido de 36.194 contribuyentes (0,17%), con un impacto de 491,4 millones de euros (144 millones en 2021 y 346 millones en 2022), de acuerdo con las estimaciones del Ministerio de Hacienda.

Además, en 2021 se redujeron las desgravaciones de planes de pensiones privados individuales a 2.000 euros como aportación máxima, mientras que se elevó el límite conjunto de reducción (partícipe y empresa) de 8.000 a 10.000 euros en los planes de empresa para potenciar las aportaciones empresariales y corregir la "regresividad" de estos beneficios, según el Gobierno. La medida aportará una recaudación de 580 millones en 2022.

En cuanto al Impuesto sobre el Patrimonio, el pasado año los Presupuestos introdujeron un alza del 1% para patrimonios de más de 10 millones de euros, hasta un tipo del 3,5%.