Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Inversión

A la caza de los dividendos de 2022

Para enero y febrero hay pagos confirmados de valores como Repsol, Red Eléctrica, CAF o Iberdrola

La retribución vía dividendos sigue alejada de los niveles previos a la pandemia.

La retribución vía dividendos de las cotizadas españolas se vio afectada severamente durante la pandemia y, aunque se ha contenido el retroceso, por ahora esta forma de pago al accionista sigue alejada de los niveles previos a la pandemia. La irrupción del covid provocó un "importante movimiento de las empresas hacia la protección de su caja ante un entorno marcado por una elevada incertidumbre", subraya Natalia Aguirre, directora de análisis y estrategia en Renta 4. Entre otras consecuencias, esta reacción conllevó un fuerte recorte o incluso la supresión de los pagos al accionista.

En el conjunto de 2020, los dividendos en efectivo y acciones (scrip) alcanzaron los 18.523 millones de euros, lo que supuso un descenso del 39,5% con respecto a los 30.544 millones de 2019, según datos de Bolsas y Mercados Españoles (BME). Y hasta noviembre de este año, las empresas han repartido 15.744 millones, el 2,62% menos que un año antes.

No obstante, BME destaca que si se tienen en cuenta las otras dos fórmulas más usadas para distribuir beneficios además de efectivo y acciones (devolución de primas de emisión y reducción de capital con devolución de aportaciones), los dividendos crecen el 4,68% con respecto a noviembre de 2020, hasta los 17.083 millones de euros.

La operadora de la bolsa española detalla en su ‘Informe de Mercado 2021’ que "los principales bancos españoles (Santander y BBVA), constructoras como Neinor o Metrovacesa, o Socimis como Merlin han optado este año por hacer grandes pagos a través de la devolución de primas de emisión". Este segmento supera los 1.332 millones de euros hasta noviembre, 10 veces más que el pasado año, y a él se añaden los 5,5 millones de euros procedentes de una reducción de nominal.

Rentabilidad "atractiva"

A medida que se normalice la situación económica y de resultados de las compañías, también se espera una normalización en la rentabilidad por dividendo, que Aguirre define como "claramente atractiva en comparación con otros mercados". Con datos de MSCI hasta octubre del presente ejercicio, la rentabilidad por dividendo de la Bolsa española se sitúa en el 2,8%, por detrás de centros bursátiles como Londres o Milán pero superando a las plazas alemana, francesa o estadounidense.

Y esto sigue siendo relevante en un país en el que existe una elevada ‘tradición’ de apuesta por el dividendo. "El inversor español ha sido muy conservador, ha venido buscando rentabilidades consistentes con baja volatilidad, y las rentabilidades consistentes las aportan los dividendos", plantea Sergio Ávila, analista de mercados en IG. El experto afirma que "todavía sigue siendo un factor importante para muchos inversores", aunque cree que la tendencia está cambiando poco a poco, sobre todo entre los más jóvenes.

Para el inversor que quiera incluir en su cartera empresas que le reporten el cobro de unos flujos regulares, el analista de IG recomienda calibrar el contexto económico y "ver hacia dónde se mueve el dinero". "A pesar de invertir por dividendo (que está muy bien), una estrategia mejor es si además de ganar dinero por dividendos las acciones suben. Es muy habitual ver inversores que sólo miran los dividendos y al final acaban posicionados en valores que no dejan de caer", explica.

A su vez, Natalia Aguirre añade que debe "mirar a valores con sólidos balances" y a la capacidad de mantener una política de dividendo sostenible. "En el actual contexto de tipos 0% o muy bajos durante mucho tiempo, tiene sentido centrarse en compañías con elevados dividendos, que suponen una interesante opción de rentas", asevera la analista.

Así las cosas, y valorando la rentabilidad por dividendo que ofrecen, Ávila menciona a Logista, ACS, Mapfre, Aedas Homes, Naturgy o Faes Farma. Dos de estos valores, Logista y Faes, están también incluidos en la ‘Cartera Dividendo’ de Renta 4, compuesta por otras seis cotizadas (Acerinox, Telefónica, Endesa, Merlin Properties, BBVA y Repsol) y que toma como referencia para la selección no sólo la rentabilidad, sino también los fundamentales de las empresas y su potencial de revalorización.

Hasta la fecha, están confirmados en el calendario de 2022 del Índice General de Madrid y todavía con tiempo para entrar: Red Eléctrica (REE), que abonará 0,2727 euros por título el 7 de enero; Zardoya Otis, que el 10 de enero reparte 0,076 euros por acción; Repsol, que abona 0,3 euros por título el 11 de enero; Gestamp (0,038 euros el 12 de enero), CAF (0,4 euros el 13 de enero); Iberdrola (0,168 euros el 1 de febrero ); y Vidrala, que retribuirá al accionista el 15 de febrero con 0,843 euros por acción.

Compartir el artículo

stats