Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Innovación en textil

La ropa también previene dolores de espalda

La Universidad de Alicante y el Instituto Tecnológico del Textil (Aitex) desarrollan una prenda inteligente que evalúa las posiciones ergonómicas de los puestos de trabajo y evita las lesiones

Pruebas posturales en las instalaciones del Instituto Tecnológico del Textil (Aitex), con la prenda equipada con sensores.

¿Quién no ha tenido nunca un dolor de espalda, muchas veces relacionado con las posturas que adopta en su puesto de trabajo? Pues eso es precisamente lo que pretende evitar el proyecto ERGOTex, impulsado por la Universidad de Alicante (UA), con la colaboración del Instituto Tecnológico del Textil (Aitex), a través del cual se está desarrollando una prenda inteligente que evalúa las posturas ergonómicas y previene las lesiones.

La iniciativa, financiada por la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI), puede tener más aplicaciones, como el diseño de sillas o equipos de protección individual, o la mejora del rendimiento de los deportistas.

Los trastornos musculoesqueléticos de origen laboral constituyen el problema de salud más frecuente entre las personas trabajadoras y también una de las principales causas de baja en los países desarrollados. Ese es el detonante de este proyecto, en el que participa un equipo multidisciplinar de investigadores liderado por la UA, el cual aporta especialistas de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, así como de Tecnología Informática y Computación, entre otras disciplinas. Además, se cuenta con el apoyo de Aitex, con sede en Alcoy, como centro especializado en el desarrollo de sistemas de monitorización.

El dispositivo, protegido por patente, permite controlar la postura y el movimiento del raquis lumbar gracias a una prenda textil que integra una serie de sensores que monitorizan la posición de las vértebras lumbares y las extremidades. A través de esta iniciativa, el equipo de investigadores pretende demostrar la viabilidad técnica y comercial de esta solución tecnológica, que ayudará a los servicios de prevención a evaluar de forma más precisa los riesgos laborales en cada uno de los puestos de trabajo.

Mediciones con los sensores en la Universidad de Alicante. José Navarro

Según explica el investigador principal, Juan Manuel Cortell, profesor de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte en la UA, en la actualidad, los técnicos de prevención emplean mayoritariamente métodos cualitativos y de observación directa para acometer unos estudios que, con esta nueva herramienta, podrían ver aumentada su eficacia y simplificado el proceso para determinar el riesgo postural de cada plantilla. "La idea es que este instrumento ayude a diseñar puestos de trabajo más seguros y productivos, reduciendo así la incidencia de los problemas de espalda en la región lumbar, que suponen el 25% de las bajas laborales y representan el segundo motivo de problemas de salud crónicos en España", enfatiza el profesor universitario.

Mediante ERGOTex se podrá conocer la causa específica de este tipo de lesiones, obteniendo, además, múltiples datos que facilitarán un mejor análisis cuantitativo y cualitativo de la situación general y particular de cada persona empleada, lo que redundará, a su vez, en una mejor prevención de las lesiones y patologías asociadas a las actividades laborales.

La ejecución del proyecto se está llevando a cabo con la colaboración de Aitex. El responsable del departamento que trabaja en la iniciativa, Gabriel Martínez, destaca que la misión del instituto es "ofrecer soluciones a los problemas de diseño e industrialización en las fases de desarrollo más próximas a la comercialización del producto en el mercado, y facilitar la evaluación en usuarios finales".

El dispositivo va dirigido fundamentalmente a empresas especializadas en la prevención de riesgos laborales, aunque, según destacan los propios promotores, también podría aplicarse en el diseño de mobiliario o equipos de protección individual, así como para prevenir lesiones entre los deportistas e incluso mejorar su rendimiento. El proyecto está previsto que quede concluido a finales de este año.

La iniciativa está financiada por la AVI, toda vez que, destacan desde la misma agencia, conecta con la Estrategia de Especialización Inteligente de la Comunidad Valenciana, que coordina la Conselleria de Innovación, en el apartado de mejora de la calidad de vida y el impulso de la gestión personalizada de la salud, la prevención y el diagnóstico.

Compartir el artículo

stats