Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alimentos básicos al alza

Un desayuno un 30% más caro

Los precios agrícolas repuntan empujados por la demanda mundial y la incidencia del clima

Un desayuno un 30% más caro.

Un desayuno un 30% más caro.

El azúcar, el café o el zumo de naranja están presentes en un buen número de desayunos cada día. Son, también, tres de las materias primas agrícolas más negociadas en los mercados financieros y acumulan fuertes subidas estos meses. En lo que va de año, el precio medio diario al contado del azúcar ha repuntado el 37% y se sitúa en el entorno de lo 19 dólares. A su vez, el café se ha disparado el 40%, hasta llegar a superar los 160 dólares, y zumo, el 36%, según marca el 'índice del desayuno' que el estratega de eToro Ben Laider ha elaborado para seguir la evolución de varios alimentos básicos. Esta referencia, que pondera equitativamente 8 productos, se anotó entre enero y junio un alza del 18%, aunque la tendencia se ha acelerado y desde comienzo de año hasta ahora, el incremento ya es del 30%. 

Si se revisan los alimentos que integran este índice, en los primeros seis meses del año el mayor aumento es el de la carne de cerdo del 60%. La leche se encareció el 11%, mientras que la revalorización de la avena y el trigo fue más modesta: del 4% y el 1%, respectivamente. Solo el cacao se abarató en este periodo, bajando el 2%. "Los precios mundiales de los alimentos son los más altos de la última década y creemos que seguirán subiendo", augura el estratega de eToro.

Las operaciones que definen estos precios tienen lugar en mercados como el Chicago Board of Trade (CME) o el Intercontinental Exchange (ICE), donde interactúan empresas productoras, fabricantes o de distribución. Lo hacen a través de contratos al contado (de entrega inmediata) o a futuro, en los que se pacta anticipadamente el precio, la cantidad y la fecha de entrega. De esta forma se aseguran los suministros o se protegen ante eventuales imprevistos que afectan a los costes. Porque los factores que hacen fluctuar la cotización de los alimentos son muchos y diversos: la producción, el almacenaje, los stocks, las políticas de cada país... Además, juegan un papel relevante los fenómenos meteorológicos, la economía o la demanda mundial.

Y a la lista hay que añadir la mano de los inversores, ajenos al campo o a la granja, que buscan la mayor rentabilidad para sus apuestas especulativas. 

De la cartera de inversión...

Es por eso que al tratar de explicar las recientes subidas, no hay respuesta sencilla, ni única. "Pese a la mayor influencia de las inversiones financieras, es la creciente demanda real de alimentos el factor determinante", expone el economista, analista financiero y profesor en CEF-Udima, Luis Gasca.

Así las cosas, al analizar qué hace que el desayuno se negocie a precios cada vez más elevados, este experto destaca por una parte el aumento de la demanda de países en desarrollo y, por otra, la "demanda explosiva" de biocombustibles, especialmente el etanol de maíz en Estados Unidos. Y desde eToro suman la interrupción de la oferta provocada por el clima.

Si como inversor se quiere sacar provecho a la situación, no se va a encontrar un índice o fondo cotizado (ETF) basado en el desayuno que siga exactamente a todas las empresas y/o materias primas implicadas, aunque sí hay ETFs cuyas cestas incluyen productos agrícolas como el WisdomTree Agriculture, que cotiza en la bolsa de Londres y gana un 22,4% en el año según datos de Morningstar, o el iPath Bloomberg Commodity, con un retorno del 27% en 2021. 

Otras vías serían invertir en empresas vinculadas al sector o bien decantarse por entrar directamente en el mercado de futuros a través de un bróker regulado. En la primera opción, Luis Gasca menciona acciones como la del fabricante de tractores y maquinaria John Deere, que acumula unas ganancias interanuales superiores al 70%.

Y para la segunda opción, incide en que hay que tener presente el elevado riesgo asociado a este tipo de operaciones. "Es muy importante el elemento formativo y hacer preguntas para saber cuánto se puede ganar pero, sobre todo, cuánto se puede perder", señala el economista. Y añade: "Hay que ser muy cauto: yo no invertiría más de un 5% de una distribución patrimonial en esta clase de productos".

... al bolsillo

Y con respecto al ciudadano, ¿envía el creciente coste del desayuno algún mensaje? La posibilidad de que las presiones inflacionistas no sean pasajeras lleva resonando meses. Las alarmas volvieron a dispararse tras el dato del IPC de la zona euro, que subió al 3% desde el 2,2% de julio, su mayor alza desde noviembre de 2011.

El BCE, que entre sus cometidos tiene el de impedir que la inflación se desboque para evitar el impacto en la economía real, aún no estima necesario tomar medidas. Donde sí han pasado a la acción es en el ámbito empresarial. "Los aumentos de precios se están produciendo en todo el sector de la alimentación, desde Coca-Cola hasta Nestlé", resume Ben Laider. General Mills, una de las mayores compañías de alimentación del mundo, ya ha anunciado que va a compensar la subida de precios, que prevé que sea del 7%. Y esto puede significar tanto productos más caros como envases más vacíos. Más empresas seguirán el ejemplo de General Mills y trasladarán los costes al consumidor si hay el rally prosigue. 

Compartir el artículo

stats