Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vivienda

Alquiler a tope de rendimiento

El arrendamiento temporal de la vivienda y el vacacional permiten más ingresos al propietario

El alquiler vacacional y temporal se está recuperando tras la pandemia.

El alquiler vacacional y temporal se está recuperando tras la pandemia. Gustavo Santos

El alquiler residencial es un tema que preocupa mucho a la sociedad, por la alta demanda existente y los precios elevados en algunas ciudades. Pero no es la única opción que tienen los propietarios de viviendas. El alquiler temporal y el vacacional se han reactivado con fuerza. En un verano que se asemeja más a la vieja normalidad y con el teletrabajo más extendido que nunca, estas dos alternativas ganan peso en España.

Y para muestra los datos que maneja Homelike, la plataforma de alquiler de alojamiento para viajeros de negocios y nómadas digitales, que estima que, este año, el alquiler de viviendas temporales generará 166 millones de euros de beneficios para los propietarios. La plataforma ha registrado una subida de un 50% en reservas de viviendas para un periodo de tiempo de unos tres o cuatro meses.

Este crecimiento se ha registrado por dos razones. La primera de ella es porque se han retomado proyectos empresariales que se habían parado por el coronavirus. "El alquiler temporal está muy centrado en los profesionales. Además, no esperan a un mes concreto como pueden ser los estudiantes, sino que es cuanto antes mejor", explica Samuel Toribio, 'country manager' de Homelike en España.

La segunda razón del aumento del alquiler temporal es la apertura internacional, ya que España es un destino predilecto para los trabajadores extranjeros, sobre todo de la Unión Europea. De hecho, Toribio matiza que el 50% de las reservas son de trabajadores de fuera de nuestras fronteras. A parte de estos dos motivos, este año hay que añadir un tercero: los nómadas digitales, que se dan sobre todo en ciudades secundarias como Valencia, Alicante, Málaga... "Alquilan un apartamento durante los dos o tres meses de verano y trabajan desde ahí, así disfrutan de la calidad de vida".

La oferta de pisos turísticos en España ha aumentado un 175% en junio, según Milanuncios

decoration

Una de las ventajas que tiene, según Toribio, es el precio porque se alquila a un precio un poco por encima del mercado, por lo que no genera tensión en el precio de los alquileres residenciales. Homelike recoge que el precio medio del alquiler de una vivienda temporal en España es de 1.655 euros al mes. Una cantidad que se incrementa en Madrid y Barcelona, donde se pagan 1.690 euros y 1.719 euros, de media, respectivamente. Y en Valencia unos 1.200 euros mensuales.

El responsable de Homelike en España añade que los inquilinos de estos alojamientos temporales son profesionales que vienen a trabajar por lo que no generan malestar en la comunidad y "aportan a la economía de la ciudad de una forma estable". Y aquí matiza que el inquilino temporal no es tan rentable como el turístico, pero insiste en que es más "estable" porque además reduce costes como de limpieza, de rotación o de arreglar el apartamento.

La recuperación del turismo

La diferencia entre un alquiler temporal y uno vacacional es la duración del contrato, ya que el vacacional puede durar hasta 32 días dependiendo de la comunidad. Este tipo de alojamientos llegó a caer un 90% en 2020, debido a las restricciones de movilidad y, aunque los expertos dicen que se está recuperando mejor el alquiler temporal, el vacacional está viendo números mejores que los de hace un año, pero no prepandémicos.

Adolfo Merás, presidente de Madrid Aloja, asegura que las cifras de recuperación "están muy lejos de las de 2019, pero sí que notamos la reactivación". Merás se muestra optimista y explica que si las reservas continúan así en septiembre se podría hablar de recuperación, aunque matiza que en Madrid la temporada, al no estar en la costa, es diferente.

Según Íñigo Vallejo, portavoz de Milanuncios, en los meses de junio, julio, agosto e incluso septiembre, las comunidades autónomas que van a liderar estos alquileres son Andalucía, Comunidad Valenciana, Galicia, Cataluña, Murcia. Al igual que Merás, el portavoz de Milanuncios también confía en que cuando acabe el verano la demanda de alquiler turístico se traslade a otras zonas. "Es pronto para predecirlo, pero esperamos que se mantenga", señala.

Vallejo explica que en Milanuncios se ha visto cómo la oferta vacacional ha aumentado un 175% en el último mes y la demanda, un 25%. "Se va recuperando ese alquiler vacacional y se ve esa luz al final del túnel", puntualiza. Muchos apartamentos turísticos se vieron en la necesidad de cambiar su uso al de residencial en 2020.

Los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) revelan que en agosto de 2020 había un total de 321496 viviendas turísticas en España, con un total de 1.627.377 plazas. La información más reciente del INE, correspondientes a febrero, apunta una caída del 8,3% en el número de estas viviendas, coincidiendo con un periodo de mucha menor actividad turística.

Sin embargo, según pisos.com, este año, el 2% de la oferta residencial de España ya ha cambiado a turística. "Se ha reactivado la oferta y la demanda, porque lo del año pasado fue una obligación", explica Íñigo Vallejo.

Compartir el artículo

stats