BBVA premia a una empresa de Aragón como mejor productor sostenible de España en 2024

Un total de 200 productores de todas las comunidades autónomas se han presentado a esta edición de los premios

El agua de azafrán de La Carrasca.

El agua de azafrán de La Carrasca. / DM

Redacción

BBVA y El Celler de Can Roca han reconocido a la empresa La Carrasca como uno de los diez ganadores de los Premios BBVA a los Mejores Productores Sostenibles de España de 2024. Los galardonados han destacado por aplicar la sostenibilidad medioambiental en sus modelos de producción, así como por impulsar el entorno rural, el relevo generacional y el impacto social. 

Un total de 200 productores de todas las comunidades autónomas se han presentado a esta edición de los premios, lo que supone un incremento de las candidaturas del 35% con respecto a 2023. Los ganadores formarán parte de un plan de difusión para dar a conocer sus historias en todo el territorio nacional, y sus productos se incluirán en una receta elaborada por los hermanos Roca. Además, y con motivo del quinto aniversario de estos galardones, se premiará con 5.000 euros al mejor productor de las cinco ediciones.

El agua de mar con azafrán ecológico de La Carrasca (Aragón); el aguardiente de orujo ecológico ‘Justina de Liébana’ de Orulisa (Cantabria); la carne de cordero ecológica de María Pía Sanchez (Extremadura); la miel de albaida y flor de aloe vera de Atalaya Bio (Madrid); el aceite de oliva virgen extra corbella de Oli Migjorn y el vino tinto ecológico Clos Ancestral 2022 de la Familia Torres (Cataluña); el aliño Agraz Verjus Robles de Bodegas Robles (Andalucía); el minikiwi de Finca Terramor (Asturias); el chorizo de calabaza 100% vegetal de Calabizo (Galicia) y el queso ecológico de Beato de Tábara (Castilla y León) se han convertido en los ganadores de los Premios BBVA a los Mejores Productores Sostenibles de España de 2024.

Por quinto año consecutivo, el banco y los hermanos Roca han reconocido la labor de diez productores con el fin de poner en valor su compromiso con el medioambiente y la producción inclusiva y responsable, además de que puedan servir de inspiración para otros emprendedores. En esta convocatoria, todas las regiones de España han tenido representación.

Por comunidades autónomas, destaca Andalucía con el 20% de las candidaturas, seguida de Cataluña (12%), Castilla y León y Castilla-La Mancha (11,5% respectivamente). En cuanto a los productos presentados –de 14 sectores diferentes– destacan las hortalizas y frutas de especies herbáceas; los vinos y derivados; los aceites y las grasas; las carnes y los huevos, así como las frutas de especies leñosas (de pepita, de hueso o los cítricos). Todos ellos aglutinan más del 70% de los productos presentados por los agricultores, ganaderos y productores de alimentos en general.

Los productos premiados en esta edición, que cuentan con el certificado oficial de producción ecológica, formarán parte de una receta elaborada por los hermanos Roca, de un plan de difusión para dar a conocer sus historias y ponerles en el mapa de la producción de alimentos sostenible, así como de la posibilidad de optar a un premio extraordinario de 5.000 euros con motivo del quinto aniversario de los galardones. A finales de año el jurado elegirá entre los 46 ganadores de las cinco ediciones, al mejor productor sostenible de todas ellas para recibir ese reconocimiento. Con ello BBVA, junto a El Celler de Can Roca, busca apoyar a los pequeños productores que apuestan por la sostenibilidad como modelo de negocio.

En esta edición el jurado, formado por miembros de BBVA, El Celler y la Fundación Ecología y Desarrollo (ECODES), ha valorado la incorporación de criterios medioambientales, sociales y de sostenibilidad económica en sus modelos de negocio. En concreto, aspectos como la disminución de la huella de carbono; la incorporación de medidas para mejorar la eficiencia energética durante los procesos de producción –tanto en materia de energía como de consumo de agua–; la gestión de los residuos, además de las medidas adoptadas en cuanto a inclusión social, el relevo generacional en la empresa y la importancia de la actividad como motor de desarrollo del entorno en el que producen.

Teruel, en el mapa de la producción sostenible

La impronta de la tercera generación de La Carrasca (Teruel) radica en su arraigo familiar por el cultivo tradicional de la zona, el azafrán, combinado con la innovación para crear nuevas elaboraciones que resalten todas las cualidades de esta especia. Para ello, han trabajado en la recuperación su cultivo en los campos de Teruel, al mismo tiempo que desarrollan un innovador proyecto con el objetivo de poder agregar el azafrán a ciertas preparaciones en las que no se podía utilizar como son las ensaladas o los asados. De aquí nace su producto estrella, el agua de mar con azafrán ecológico de La Carrasca, un ‘spray’ que mezcla esta apreciada especia con agua del mar en una sinergia que aprovecha y potencia sus propiedades descongestionantes, antiinflamatorias y calmantes. “El agua de mar que utilizamos es recogida en barco en determinados lugares de Ibiza y Formentera, libres de contaminación”, ha afirmado Carlos Esteban, gerente de La Carrasca.

Este agricultor ha asegurado que este premio “es todo un orgullo y una alegría”, además de defender la importancia del apoyo de las instituciones públicas y privadas, ya que “nos ayudan a ser conocidos y poder comercializar nuestro productos en otras localidades y países” Además, desde esta empresa aragonesa han destacado que este tipo de galardones les anima a “poder seguir trabajando con la misma ilusión que hasta ahora, dando a conocer nuestro pueblo (Blancas) y los grandes productos que tiene la provincia de Teruel”.