Alimentación

Zander Foods, el grupo cárnico del excandidato a la presidencia del Barça que aspira a llegar a los 100 millones en ventas

La firma aspira abrir frankfurts en Valencia y Madrid este mismo año

El fundador, Jordi Farré, junto a sus tres socios frente al nuevo frankfurt Max Zander en Barcelona

El fundador, Jordi Farré, junto a sus tres socios frente al nuevo frankfurt Max Zander en Barcelona / Irene Vilà Capafons

Agustí Sala

Jordi Farré, fundador y socio mayoritario de Zander Foods, recuerda un consejo de su padre, que fue directivo y que, pese a no contar con carrera universitaria, guiado por el sentido común, le avisó de que como proveedor de servicios a industrias como los videojuegos encontraría un límite en las perspectivas de crecimiento. "La demanda de nintendos puede variar o tener tope, pero comer se hace tres veces al día. Y cada vez comemos más y mejor".

Con esta sugerencia, y después de analizar cómo funcionaban empresas dedicadas a la producción de productos cárnicos, vio que la idea que tenía podía funcionar. El proyecto está cumpliendo las expectativas porque, tras un 2023 con unas ventas de unos 44 millones de euros, en el ejercicio actual prevén llegar a los 60 millones a base de construir un negocio con integración vertical: del cuidado de los animales a la tienda y los fráncforts. ¿El próximo objetivo? Llegar a unas ventas de 100 millones en 2025.

Agresividad comercial

Recordando los consejos de su progenitor, en octubre de 2021 este emprendedor -que fue candidato a la presidencia del Barça en 2022 y promotor de la moción de censura contra la junta directiva de Josep Maria Bartomeu en 2020, que le forzó a dimitir- adquirió la unidad productiva de Carns Pont, a través de la empresa Premier Foods & Meat. Esta forma de crecer, mediante la compra de activos de empresas en concurso (ahora está en trámites para comprar la unidad productiva de otra compañía en problemas), le ha permitido ganar su dimensión actual, gracias a un modelo de integración vertical. 

La agresividad comercial la lleva en las venas. De hecho, cuando fue candidato a presidir el Barça regalaba pizza a quienes se acercaban a conocer su proyecto. A su vez protagonizó la conocida como guerra del frankfurt en Catalunya, al dejar a Casa Vallès, titular del Frankfurts Pedralbes, sin suministrador tras adquirir al proveedor de este, Lasús Marçà, especializado en productos de charcutería alemana con la marca Max Zander. La firma afectada comunicó a los clientes que tenía que cerrar temporalmente por falta de salchichas. El caso está en manos de la justicia. También cobró impulso con el incendio que afectó a la cárnica Schara, en Mercabarna, especializada igualmente en charcuteria alemana, y una de las principales suministradoras en esta actividad.

El próximo salto de la compañía será salir de Catalunya y abrir sus primeros establecimientos Fránkfurt Max Zander en Valencia y en Madrid en el último trimestre de este año, explica Farré. La idea es abrir uno de estos locales cada dos meses. Los próximos en Catalunya serán en Sant Adrià de Besòs y en el distrito de Sant Andreu en Barcelona, tras la inauguración la semana pasada de otro en la calle de Moià en el distrito de Sarrià-Sant Gervasi. Todos ellos se suman a otros en Vic y Manlleu, además del que poseen dentro del Club Unió Esportiva Horta, en Barcelona. "La idea es que los locales sean propios o con socios, pero sin franquicia ni perder la marca". De hecho, dice contundente con respecto al modelo de integración vertical: "Solo nos faltan granjas porque los animales son nuestros y los cuidan ganaderos para nosotros".

Carnicerías y charcuterías

La compañía cuenta además con una decena de carnicerías y charcuterías con la marca Tesi Fresc en las que también venden sus productos elaborados en las instalaciones propias en Barcelona, Sant Joan Despí, Arenys de Mar, Cambrils, Cunit, Vilaseca, Valls, El Vendrell y Les Gavarres. A su vez, tiene mataderos e instalaciones elaboradoras de productos cárnicos, como el de Lasús Marsà en Montcada i Reixac, cerca de Barcelona.

Tras la adquisición de la primera unidad productiva en 2021, siguieron comprando empresas, como Lasús Marsà, Tesi Fresc y Especialitats Elave, dedicada a elaborados de pollo. El año pasado se llevó a cabo la fusión de Premier Foods & Meat con Lasús Marsà. El grupo cuenta con marcas como Premier Carns, Max Zander, Casa Marsà y Elave. Actualmente, la prioridad es consolidar todo. «Hemos comprado y crecido mucho en poco tiempo y ahora lo tenemos que asentar».

Farré tiene más del 50% de la sociedad y cuenta con socios como Carla Ávila, con el 33,57%, y Aina Castan y Francesc Laymon, que es el director general, con el 5% cada uno. Uno de los motores del crecimiento es Max Zander, cuyos orígenes se remontan a 1921. Cuenta con más de 1.900 puntos de venta en toda Catalunya, con productos populares como las salchichas alemanas prémium. Otro de los pilares del grupo es Casa Marsà, que elabora embutidos regionales catalanes desde 1915.

La compañía ha invertido cuatro millones de euros entre el año pasado y el actual con el objetivo de certificar los más altos estándares de calidad y seguridad alimentaria, apostar por la automatización y digitalización, innovar en los productos y dirigirse a mercados internacionales, como Portugal y Alemania. También forma parte de ello la apertura de nuevos locales de hostelería, entre otras iniciativas.