Adiós a la paga extra en las pensiones: el Gobierno la elimina en 2024

Hasta el 2022 el sistema para actualizar el valor de las pensiones se basaba en las estimaciones sobre el IPC y ahora cambiará

No habrá paga extra de las pensiones en 2024: este es el motivo

PI Studio

A partir de enero de 2022, la Seguridad Social dejó de abonar la conocida "paguilla de las pensiones", un ingreso adicional que tradicionalmente recibían los pensionistas en enero para contrarrestar la pérdida de poder adquisitivo causada por la diferencia entre el aumento medio real anual del Índice de Precios de Consumo (IPC) y las previsiones gubernamentales. Esto ha llevado a muchos pensionistas a preguntarse si seguirán recibiendo este pago y por qué se ha interrumpido.

Hasta el año 2022, el sistema de actualización del valor de las pensiones se basaba en las estimaciones del Índice de Precios al Consumo (IPC) realizadas por el Gobierno central al comienzo de cada año. El IPC mide las fluctuaciones generales de los precios, ya sea al alza o a la baja.

Sin embargo, estas estimaciones no siempre coincidían con la realidad. En otras palabras, el Gobierno podría prever un aumento del 2% en los precios, pero al final del año, la subida real podría ser del 3%. Esto resultaba en que las pensiones quedaban por debajo de la inflación.

Para corregir esta discrepancia, el Gobierno otorgaba un pago extra, conocido como "paguilla", a los pensionistas en enero del año siguiente. Esto tenía como objetivo compensar la diferencia y garantizar que el poder adquisitivo de los pensionistas se mantuviera alineado con el aumento real de los precios. Era como si se prometiera un aumento salarial basado en una estimación, pero luego se otorgara un bono al año siguiente para corregir esa estimación insuficiente.

Este es el principal motivo de su substitución

Ahora, según la Ley 21/2021, que se aprobó el 28 de diciembre, la cual puede consultarse en este Boletín Oficial del Estado (BOE), las pensiones en 2023, 2024 y años siguientes, se revalorizarán conforme al IPC interanual. Para decidir cuánto van a subir las pensiones, se mirará cómo cambiaron los precios desde diciembre hasta noviembre del siguiente año. Es decir, en lugar de hacer predicciones o estimaciones cómo se venía haciendo y daba la opción a cobrar la “paguilla”, se basarán en datos concretos de inflación de esos 12 meses.