Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Trabajo

Portugal pincha su burbuja de empleo: los sueldos bajan de nuevo de los 1.000 euros

La región norte del país ofrece una remuneración media de 992 euros | Empresas utilizan un “salario emocional” para retener el talento

Zona industrial de São Domingos, en Arouca, integrada en el área metropolitana de Oporto. CM Arouca

El sector de la construcción en Portugal ha conseguido captar unos 26.000 nuevos trabajadores en el periodo de un año, según las cifras facilitadas por la Associação dos Industriais da Construção Civil e Obras Públicas (Aiccopn). Mano de obra extra que, de acuerdo al presidente de esta organización, Manuel Reis Campos, ha elevado su ocupación hasta niveles de hace una década. ¿Y de dónde ha salido tanta mano de obra en un país que clama también por la falta de talento? Pues de otros sectores –los más afectados por la pandemia del covid– y, sobre todo, del extranjero. Los andamios se han ido colmando con trabajadores de los territorios integrados en el grupo Palop (Países Africanos de Lengua Oficial Portuguesa), como Mozambique, Guinea-Bisáu o Angola, en unas magnitudes que las constructoras lusas consideran insuficientes. Lo cierto es que, de momento y como constatan los datos oficiales, estas empresas no han optado por hacer proselitismo por la vía de la subida salarial. Un obrero de la construcción en la región norte de Portugal cobra 997 euros netos (líquidos) cada mes.

Y no está entre las peores remuneraciones: el sueldo medio bajó en el tercer trimestre de 2022 hasta los 992 euros. Con una inflación que, para ese periodo, promedió el 9% al otro lado de la 'raia'. Los datos los ha facilitado la Comissão de Coordenação e Desenvolvimento Regional do Norte (CCDR-N), un organismo tutelado por los ministerios de Coesão Territorial, Modernização do Estado y Administração Pública. En el trimestre anterior los salarios se habían encaramado por primera vez por encima de la barrera de los mil euros (1.001 euros, concretamente), que es el salario mínimo interprofesional en España. Con diferencias muy notorias entre las distintas ramas de actividad. Y llama la atención el bajón experimentado en las actividades vinculadas al turismo, cuyo sueldo medio pasó a 671 euros entre julio y septiembre. Temporada alta y remuneraciones bajas.

La segunda mayor cadena hotelera del país, Grupo Vila Galé, por ejemplo, ha decidido fijar un salario mínimo para sus empleados que, a partir de este año, será de 900 euros mensuales. Equivale a un alza del 11%, como ha defendido en la prensa lusa su administrador, Gonçalo Rebelo de Almeida, quien ha reconocido que la facturación en el pasado ejercicio superó todas sus previsiones. “Fue una grata sorpresa. A partir de marzo y abril las cosas empezaron a mejorar a un ritmo que superó las expectativas”. Mejoró en casi veinte puntos la facturación previa a la pandemia. Quiere que su nueva política salarial actúe de gancho para la contratación de hasta 170 personas –emplea a 1.350 en todo el país–, con un “refuerzo” extra de 400 para el periodo estacional de verano. La cadena Decathlon ha anunciado también una mejora de las nóminas, que serán de 1.040 euros brutos para los trabajadores a tiempo completo y de 900 para los que están en periodo de prueba.

Pero estas tímidas mejoras no son la tónica general, como ratifican las cifras del propio Gobierno de António Costa a través del informe del CCDR-N. La actividad mejor pagada en el norte de Portugal es la vinculada con las finanzas y seguros, con un sueldo neto de 1.529 euros mensuales; la industria manufacturera, objeto del gran esfuerzo de Lisboa para liderar un cambio económico completo en el país, paga a los suyos 903 euros al mes. El sector privado asegura que no puede acercarse a revalorizaciones próximas al IPC –en diciembre rozó el 9,6% interanual– y opta por mecanismos mucho menos habituales. Como el denominado “salario emocional”, que incluye 'pluses' no monetarios relacionados con el teletrabajo o medidas adicionales para la conciliación laboral y familiar. Es un factor de retención de talento, como han defendido desde empresas de trabajo temporal al medio luso 'Dinheiro Vivo'.

En su alocución a la ciudadanía de cierre de año, Costa se refirió explícitamente a la cuestión salarial. “El acuerdo a medio plazo en la administración pública asegura que, en 2023, el salario base para carreras técnicas superiores será de 1.320 euros” , y confía que sirva de “presión al sector privado para que aumente los salarios a la hora de contratar a jóvenes cualificados al inicio de su carrera”. 

Los sueldos

  • Agricultura/pesca: 760 €/mes
  • Industria manuf.: 903 €/mes
  • Construcción: 997 €/mes
  • Comercio: 910 €/mes
  • Transporte: 1.068 €/mes
  • Restauración: 671 €/mes
  • Finanzas: 1.529 €/mes
  • Restauración: 671 €/mes
  • Inmobiliaria: 1.068 €/mes
  • Información: 1.392 €/mes
  • Administrativo: 819 €/mes
  • Admón. Pública: 1.131 €/mes
  • Educación: 1.218 €/mes
  • Salud: 1.049 €/mes
  • Act. artísticas: 858 €/mes
  • Otros: 581 €/mes


Compartir el artículo

stats