50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fondos europeos

Stellantis mete prisa a Industria: decidirá el futuro de Vigo a principios de 2023

El grupo urge celeridad con el segundo Perte y mejores condiciones | Sin la nueva plataforma STLA, la planta se arriesga a perder una línea de producción y la mitad del empleo en montaje

Operarios en la línea de producción de Stellantis Vigo. Marta G. Brea

El futuro de la planta de Vigo de Stellantis se decidirá en cuestión de meses. El grupo, el mayor fabricante de coches de España con otras dos fábricas en Madrid y Zaragoza, ha trasladado al Ministerio de Industria que no hay tiempo que perder a la hora de convocar las ayudas del segundo Perte del Vehículo Eléctrico y Conectado (VEC) ya que la decisión sobre las inversiones a acometer en España en los próximos años, la mayoría centradas en la adaptación de las factorías a las nuevas plataformas STLA del consorcio automovilístico, se tomará a principios de 2023, según ha podido saber Faro de Vigo, del grupo Prensa Ibérica. El aviso se produjo en el transcurso de una reunión a nivel técnico entre responsables del ministerio que pilota Reyes Maroto –que no estuvo en el encuentro–, las comunidades autónomas en las que Stellantis tiene presencia industrial y la multinacional, que acabó sin avances. Ambas partes volverán a verse las caras el próximo 1 de diciembre.

La reunión de es la primera desde que la ministra Reyes Maroto se comprometiese públicamente a armar un segundo Perte –de los 2.945 millones disponibles de la primera edición solo se han asignado 877– para encajar los planes e inversiones de Stellantis (y también de Ford), que por plazos, sobre todo en lo que se refiere al centro gallego, no encajaban en la convocatoria del primer Perte, que ha tenido al grupo Volkswagen-Seat como gran beneficiario. Las expectativas por parte de la empresa y de las autonomías eran altas, pero el encuentro finalizó prácticamente sin avances. El Ministerio solicitó a la empresa información detallada sobre todos los proyectos y actuaciones previstas en los próximos años con el objetivo de analizar cómo se podrían canalizar las ayudas, y todas las partes (empresa, comunidades autónomas y Ministerio) quedaron en volver a sentarse el próximo jueves 1 de diciembre.

El tiempo juega en contra de la planta de Vigo. La nueva plataforma tendría que estar operativa en 2026 para dar continuidad a la generación actual del 'todocamino' 2008, y en este tipo de adjudicaciones, la decisión se toma como poco tres años antes, es decir, en 2023. Así se lo trasladaron los responsables de Stellantis al Gobierno, haciendo extensible la premura a las otras dos plantas: Villaverde y Figueruelas. “Sin apoyos no hay plataforma, sin plataforma no hay coches, así de sencillo”, admitieron a Faro fuentes de la multinacional que dirige Carlos Tavares, al que en otros países ponen la alfombra roja con incentivos para blindar la capacidad industrial de sus plantas o, como ha ocurrido en Italia o Marruecos recientemente, incluso aumentarla.

¿Qué está en juego? El futuro de Balaídos como la gran planta de Stellantis que es hoy. A partir de 2025, Stellantis ha decidido que todos los coches nuevos que se lancen al mercado usarán las nuevas plataformas del grupo, las STLA. Sin ellas no habrá nuevos lanzamientos. De no conseguir esta adjudicación, la planta gallega perdería en 2026, con el fin de serie de la generación actual del 2008, una de sus dos líneas de producción (lo que implicaría perder también la mitad de su personal de montaje, miles de empleos) y se convertiría en una fábrica monoflujo, con una sola línea de montaje. Y obsoleta. El centro vigués tendría que volver a pelear por una STLA para 2028, cuando está previsto que finalice la producción de las actuales furgonetas K9.

¿Cuánto hay que invertir? El director de Balaídos, Ignacio Bueno, reconoció públicamente hace unos meses que la inversión ronda los 600 millones de euros, de los que el grupo aspira a conseguir en ayudas el 25%, según ha podido saber Faro de Vigo. En el primer Perte, el grupo solo captó 67,3 millones de euros para sus tres plantas en España, que se dividen entre los 52,2 millones de euros para el programa 'Tesis', que afecta al centro de Aragón, y los 15,1 millones para el programa 'Aries', vinculado a la fábrica de la compañía en Vigo. 'Aries', a su vez, se divide en 26 proyectos primarios que deben ejecutarse antes de finales de 2025, seis de ellos liderados por Stellantis, como la reutilización del agua industrial o la reducción del consumo de energía.

Compartir el artículo

stats