Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medidas anticrisis

¿Cómo afecta a las hipotecas el acuerdo entre el Gobierno y la banca?

El Ejecutivo y el sector financiero llegan a un pacto que permite aliviar la carga de "más de un millón de hogares"

¿Cómo afecta a las hipotecas el acuerdo entre el Gobierno y la banca?

Aunque quedan pendientes flecos, el Ministerio de Economía ha llegado a un acuerdo con las patronales bancarias (AEB, CECA y UNACC) con medidas para aliviar la carga hipotecaria de "más de un millón de hogares" vulnerables o en riesgo o en riesgo de vulnerabilidad".

El objetivo es que las medidas, que serán de adhesión voluntaria por parte de las entidades financieras pero de obligado cumplimiento una vez suscritas, entren en vigor el 1 de enero. el pacto se alcanzó tras una reunión que duró varias horas y aún quedaron algunos asuntos pendientes que se tendrán que cerrar. El Consejo de Ministros dará este martes detalles del acuerdo. Estas son las principales medidas:

El marco

El Ejecutivo ha conseguido un compromiso doble por parte del sector: por una parte se amplía y refuerza el alivio para los hogares cubiertos por el Código de Buenas Prácticas de 2012 destinado a reestructurar las hipotecas de clientes vulnerables. Y por el otro, se crea un nuevo Código para "familias de clase media" en riesgo de vulnerabilidad. 

Los nuevos beneficiarios

Según el acuerdo, el nuevo código para clases medias beneficiará a hogares con renta anual inferior a tres veces y media el IPREM (29.400 euros anuales) e hipotecas suscritas hasta el 31 de diciembre de 2022, una carga hipotecaria superior al 30% de su renta y que haya subido al menos el 20%. Las entidades deberán ofrecerles la posibilidad de congelar la cuota durante 12 meses (como propuso CaixaBank, según desveló este diario), un tipo de interés menor sobre el principal aplazado y un alargamiento del plazo del préstamo de hasta siete años. Un ejemplo: la deuda es de 100.000 euros y quedan 20 años con Euribor + 1%, la cuota mensual actual es de 589,25 euros, se amplía 7 años el plazo, y la cuota baja a 487,40. El ahorro es de 101,85 euros al mes o 1.222,20 euros al año. Si con la hipoteca original quedaban por pagar 41.420 euros de intereses, al ampliar el plazo se van a 57.917,60 euros. En resumen se alivia la cuota mensual hoy, pero siempre se debe ser consciente de su coste a largo plazo, en este ejemplo supondrá un coste adicional de 16.497 euros, según Asufin.

Las mejoras

A su vez se mejoran varias medidas del Código de buenas Prácticas de 2012. Así, los deudores vulnerables tendrán la posibilidad de reestructurar la hipoteca con un tipo de interés más bajo durante el periodo de carencia del principal de 5 años (euribor -0,1%, frente al euribor +0,25% actual). Asimismo, se amplía a dos años el plazo para solicitar la dación en pago de la vivienda y se contempla la posibilidad de una segunda reestructuración en caso necesario.

El alcance

Otra de las novedades es que se va a ampliar el ámbito de actuación de las medidas de alivio. En este sentido, se permitirá que los hogares con renta inferior a 25.200 euros al año (tres veces el IPREM) que dediquen más del 50% de su renta mensual al pago de la hipoteca, pero no cumplan el criterio actual del incremento de un 50% del esfuerzo hipotecario, puedan acogerse al Código con una carencia de dos años, un tipo de interés menor durante la carencia y un alargamiento del plazo de hasta 7 años. Una familia con una hipoteca tipo de 120.000 euros y una cuota mensual de 524 euros tras la revisión de tipos de interés, verá reducida su cuota durante el periodo de carencia de cinco años más de un 50%, hasta los 246 euros.

Los gastos

Un tercer paquete de medidas es de tipo general para todos los hipotecados (más de tres millones de titulares de préstamos a tipo de interés variable). Está previsto que se reduzcan aún más los gastos y comisiones para facilitar el cambio de tipo variable a tipo fijo y se eliminarán durante todo 2023 las comisiones por amortización anticipada y cambio de hipoteca de tipo variable a fijo. Además, se incluirán en el plan medidas para la promoción de la educación financiera y se reforzará el seguimiento de la aplicación de ambos códigos.

Los efectos

Estas medidas reducen los pagos mensuales que deben abonar las familias, pero suponen un encarecimiento del precio final de las hipotecas salvo que se regule lo contrario. Así, se pagan más intereses por ser el plazo más largo o por ser el capital pendiente más alto una vez acabada la carencia, al tiempo que se debe hacer una novación del crédito con la consiguiente comisión (normalmente del 1% del capital pendiente). Asociaciones como Asufin valoran las medidas pero advierten de que hay que tener en cuenta que al final supondrá un mayor coste en intereses. La nueva autoridad de Defensa del cliente financiero, que el Gobierno repvé aprobar este martes también será la encargada de controlar que las entidades adheridas a estas medidas las cumplen de forma correcta. 

Compartir el artículo

stats