Día del Periodista 50% DTO. Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Industria

Armón acapara el sector naval español con más de la mitad de los 61 barcos en cartera

Son 33 contratos hasta septiembre, cinco en Vigo tras hacerse con Barreras | Galicia pierde fuelle frente a la fuerza de País Vasco y Asturias

Armón acapara el sector naval español con más de la mitad de los 61 barcos en cartera. Marta G. Brea

El nuevo Perte Naval y la inversión comprometida por el Gobierno en base a los Next Generation todavía está por llegar. Pese a la presentación oficial en Vigo, el sector está esperando por las convocatorias como agua de mayo, pero no de brazos cruzados. La industria sigue trabajando y ganando fuerza a base de pedidos, bien sea de grandes reparaciones, transformaciones o, sobre todo, nuevas construcciones. El tercer trimestre se cerró con un balance de una cartera de pedidos formada por 61 embarcaciones, la cifra más alta a estas alturas del año en al menos una década y pese a la caída de un gigante del sector como era el astillero vigués Hijos de J. Barreras. Sin embargo, el resurgir de sus instalaciones está trayendo consigo la actividad a unas gradas que hasta hace pocas semanas estaban todavía paralizadas por los restos del fallido proyecto Havila. Y Armón, el grupo asturiano que se propuso 'devolverlas a la vida', está sacándole partido. Aunque por el momento son cinco los contratos que contabiliza la firma para sus factorías de Vigo, la compañía que dirige Laudelino Alperi acapara más de la mitad del conjunto de pedidos del país.

Los datos del informe trimestral elaborado por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo recogen que entre julio y septiembre se formalizaron un total de 30 nuevos contratos, de los que el grueso correspondió a los astilleros de Asturias, tanto Armón (con tres instalaciones) como Gondán Shipyard, en Castropol. Las atarazanas del Principado cuentan con 32 buques en cartera y firmaron 22 nuevos contratos, una cifra abultada principalmente por los nueve ferris de alta velocidad híbridos logrados por el grupo de Alperi para la italiana Liberty Lines, de casi 40 metros de eslora. Junto a ellos figuran cinco pedidos para Auxiliar Naval del Principado, la división de Armón para lanchas rápidas de aluminio.

En lo que respecta a Gondán, el otro grupo que pujó por Barreras, figura el penúltimo buque para dar servicio a parques eólicos marinos (un CSOV), de la firma Edda Wind, pero todavía no el último, firmado esta misma semana.

Galicia

Los astilleros gallegos, por su parte, han quedado relegados a la tercera posición. Cuentan con una cartera de pedidos de 12 buques, con astilleros si ningún pedido de nueva construcción. En esta última lista están Metalships & Docks y Astilleros Cardama, si bien el primero está pujando por finalizar el yate PJ World, amarrado en su muelle, y el segundo tiene pendiente la entrada en vigor de una draga de 73 metros y está en la recta final del contrato para fabricar dos megarremolcadores para el Canal de Suez. Sigue figurando, eso sí, el remolcador para Senegal, todavía en construcción por los problemas de financiación del armador.

El que más pedidos tiene en la comunidad es Armón Vigo, que cuenta con el arrastrero para la argentina Wanchese, el ferri eléctrico para Baleària y tres oceanográficos: para el IEO español, para el Niwa neozelandés y para el Hafrannsóknastofnun de Islandia. No figura todavía el arrastrero para la viguesa Copemar, con destino a Malvinas.

En cuanto a nuevos contratos la única novedad es el arrastrero congelador Prión, encargado por Petrel Fishing Company Ltd, participada por Grupo Pescapuerta, a Nodosa Shipyard. El astillero de Marín cuenta con varios frentes abiertos y se espera que en los próximos días firme algún pedido más.

Por su parte, Freire Shipyard continúa trabajando en los cuatro buques ya conocidos: los dos megayates de 111 (proyecto Walton) y 107 (proyecto Incognita) metros de eslora y los dos oceanográficos, uno para el Mbari californiano y otro para la Environment Agency-Abu Dhabi, de Emiratos Árabes Unidos.

CGT

Por último, los astilleros de País Vasco (Zamakona, Balenciaga y Murueta) atesoran un total de 17 contratos. Si bien están lejos de los 32 de Asturias, cuentan con 118.833 CGT (indicador que refleja la cantidad de trabajo que requiere la construcción de un buque), cerca de los 125.611 que marcan las atarazanas asturianas y lejos de los solo 69.949 que se registran en Galicia. Por cierto, en clave Vigo, Industria deja de reflejar el fallido proyecto del ferri de Naviera Armas con Barreras, que hasta el anterior boletín (del segundo trimestre) todavía estaba presente.

Compartir el artículo

stats