Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Imperio Amancio Ortega

La acción de Inditex se revaloriza un 23% en 90 días y ya vale más que antes de la guerra

Los títulos de la multinacional gallega pasan de los 19,7 euros del 10 de mayo a los 24,2 de ayer | En los últimos tres meses, su valor en Bolsa se ha incrementado en 14.100 millones

Marta Ortega, en la junta general de accionistas del pasado 12 de julio. CARLOS PARDELLAS

Si una persona hubiese invertido 1.000 euros en acciones de Inditex en mayo y las hubiese vendido este jueves, se habría embolsado los 1.000 euros que abonó y además habría ganado 230. Un 23% de lo que invirtió. Esta es la revalorización que han tenido los títulos de la multinacional gallega en los últimos 90 días, 87 para ser exactos. Gracias esta subida ya está en cifras anteriores al inicio de la guerra en Ucrania.

Las acciones de la firma tocaron suelo el pasado 10 de mayo cuando cerró a 19,71 euros. Fue el valor más bajo desde julio de 2013 y una cifra a la que no había llegado ni en el peor momento de la pandemia hace dos años. En ese momento, la capitalización bursátil de la compañía alcanzó los 61.429 millones. El 23 de mayo de 2021, el grupo textil cumplió dos décadas en Bolsa con un precio en el mercado de 100.387 millones. Dos años después las acciones valían casi un 30% menos. Por el medio, el anuncio del cambio de timón en la empresa, el alza del precio de las materias primas y, sobre todo, la incertidumbre provocada por la invasión rusa en Ucrania.

Inditex cuenta con 606 tiendas en ambos países de todas sus marcas. El 9,1% de su negocio total. En Rusia posee 527, que cerraron poco después de iniciarse el conflicto. Desde que en la madrugada del 24 de febrero, Rusia invadió Ucrania la acción de la multinacional encadenó seis sesiones en números rojos lo que dejó la capitalización bursátil por debajo de los 62.000 millones, una cifra que no se veía desde junio de 2013. Solo con respecto a comienzos de año se había dejado algo más de 20.000 millones.

Como consecuencia, a finales de abril perdió el cetro del Ibex a manos de Iberdrola, tras más de una década en lo más alto del selectivo. En mayo de 2012, once años después de debutar en Bolsa, la firma fundada por Amancio Ortega se convirtió en la compañía española más valiosa por capitalización bursátil, tras superar a Telefónica, que perdió la primera posición tras 21 meses de liderazgo.

Sin embargo, el 30 de abril, último día de Pablo Isla como presidente del grupo, fue superada por Iberdrola, que se situó al frente del selectivo español. Cerró aquella jornada con una capitalización de 61.647 millones, mientras que la energética lo hizo con 63.800 tras acabar la sesión con un ligero descenso del 0,18%. Los títulos de la empresa gallega se habían desplomado hasta un precio de 19,78 euros, el valor más bajo desde julio de 2013. Aún no habían tocado suelo, porque el 10 de mayo llegaron a cerrar a 19,71 euros.

Pero en los últimos tres meses se ha producido una paulatina recuperación de la acción de Inditex que ha provocado que se revalorice más de un 20% en los últimos 90 días. Como consecuencia, volvió a recuperar —a mediados de julio— el liderato del Ibex.

Por el medio, el pasado 8 de junio, la multinacional anunció los primeros resultados de la era Marta Ortega: ganó 760 millones en el primer trimestre, un 80% más que en el mismo periodo del año anterior. Las ventas crecieron un 36%, hasta los 6.742 millones. Gracias a que dispone de una caja muy saneada —casi 10.000 millones—, la compañía realizó una provisión de 216 millones por los gastos derivados de la situación en Ucrania y Rusia.

El grupo textil también ha hecho varios movimientos para hacer más atractiva la acción. El 16 de marzo, anunció que retribuirá este año a sus accionistas con 2.898 millones, tras elevar un 33% el dividendo, hasta los 0,93 euros por acción. Abonará un dividendo ordinario de 0,63 euros y uno extraordinario de 0,30. Este pago se distribuye en dos fases: 0,465 euros el pasado 2 de mayo y 0,465 euros el próximo 2 de noviembre. Por último, el consejo de administración acordó establecer un dividendo extraordinario de 0,40 euros por acción para el ejercicio 2022, que se sumará al ordinario y que será distribuido a lo largo de 2023.

Además, la sociedad de servicios financieros UBS recomendó a mediados de julio la compra de acciones de Inditex, un consejo que también acaba de dar el grupo de banca de inversión Goldman Sachs.

Por todos estos estímulos, la acción de la multinacional se ha revalorizado un 23% en los últimos 90 días. Ayer encadenó dos jornadas con un alza superior al 1% y cerró por encima de los 24 euros (24,26), un euro más que cuando arrancó la guerra de Ucrania el 24 de febrero. Su valor ayer en Bolsa era de 75.600 millones, 14.100 más que el pasado 10 de mayo.

Pese al incremento de los últimos tres meses, sus títulos siguen un 17% por debajo del valor de comienzos de año, mientras que la caída se ha recortado al 11% desde el 30 de noviembre, cuando se anunció el relevo en la presidencia. Solo con respecto al 1 de enero se ha dejado algo más de 13.300 millones. En marzo, con respecto a comienzos de año eran algo más de 27.600, de los que 15.000 habían sido en las dos semanas posteriores a que arrancase el conflicto ucraniano.

Compartir el artículo

stats