Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

'Software' para empresas

La tecnológica estadounidense Infor planea expandirse en Barcelona

La compañía, que factura globalmente 3.200 millones de dólares, tiene en la ciudad su segunda mayor oficina para Europa, donde trabajan 300 personas

Kevin Samuelson, consejero delegado de Infor. Joan Mateu Parra

Kevin Samuelson entra en la sala del hotel de Barcelona donde se aloja tras terminar una reunión en la que se ha hablado, precisamente, de hacer una expansión todavía mayor en la ciudad. Para Infor, la tecnológica estadounidense de la cual es consejero delegado este es un mercado fundamental: aquí tiene la segunda mayor oficina de Europa, aquí las industrias a las cuales se dirige son motor económico (automoción alimentación), y aquí, remata el directivo, está deseando venir gente de toda Europa. De hecho, de las 300 personas que trabajan en esta oficina (hay otras 25 en Madrid), el 80% son de fuera. “Gente de toda Europa se muere por venir a vivir a Barcelona, donde tenemos funciones y capacidades muy diversas”, razona Samuelson. “Lo único malo es que cuando el trabajador está preparado para dar el siguiente paso en la compañía, no se quiere ir”, bromea.

Ahí radica, en buena medida, la intención de reforzar su presencia en la ciudad. Y pese a que Samuelson no concreta sus planes, si que confiesa que barajan abrir nuevas posiciones, incorporar más perfiles ‘séniors’ y dar con formas de que los empleados puedan madurar sus carreras también aquí.

Infor es una compañía de ‘software’ con sede en Nueva York que cuenta con 20 años de trayectoria y que se mueve en el mismo segmento que lo hacen SAP y Oracle. Desde febrero de 2020 es propiedad del conglomerado empresarial Koch Industries, “un gigante que factura 120.000 millones de dólares” (unos 118.000 millones de euros) y que les ayudó a ingresar, en el último ejercicio, 3.200 millones de dólares. La clave, según Samuelson, son sus programas alojados en la nube para gestionar las operaciones de empresas de sectores muy concretos.

“En esta industria lo habitual era tener un ERP [sistema de planificación de recursos de la empresa] para todas las industrias, y vimos que aquí podía estar parte del problema, porque hacer que el mismo producto encaje en áreas tan diferentes requiere de mucha customización”, explica el consejero delegado de Infor. Así, ellos diseñaron sus sistemas pensando solo en determinados sectores: por un lado, automociónaeroespacial y defensa; por otro, moda alimentación; y, por último, el de la distribución. “Esta combinación entre la especificidad en cada industria y nuestras capacidades nos han dado una curva de crecimiento fantástica”, indica el directivo.

Selectivamente conocida

En España en concreto su marca no es tan de dominio público como lo es la de sus competidores, pero eso no preocupa a Samuelson, que cuenta con que Infor es bien conocida entre las compañías de los sectores a los que se dirige. De hecho, según confiesa, viene de cenar anoche con el responsable financiero de una compañía dedicada al mundo de la automoción. “La ventaja es que no tenemos que invertir tiempo y dinero en grandes campañas de publicidad: nos podemos centrar en lo que somos buenos y ser conocidos ahí”, reflexiona. Entre los clientes que se pueden contar figuran Carolina Herrera o Zanini, por ejemplo.

De este modo, su principal desafío aquí es casi el mismo que tiene para toda Europa: alcanzar el poder que tiene SAP y trabajar en que las empresas se sientan todavía más cómodas con la nube. “No pienso que España vaya detrás de otros países de Europa, pero sí que Europa va muy por detrás de los Estados Unidos”, concluye Samuelson, que reconoce que el momento es clave para avanzar. “Estamos en un momento muy interesante en que va a haber mucha disrupción, así que los líderes de mercado de aquí a cinco años van a ser muy distintos a los de ahora”, afirma el directivo, que precisamente trabaja con la intención de convertirse en uno de ellos. 

Compartir el artículo

stats