Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En la carretera

Prohibido cansarse al volante

Todos los vehículos que se vendan a partir de 2024 tendrán cámaras que detecten la fatiga para evitar accidentes de tráfico: así funcionan

Tráfico en una carretera. EUROPA PRESS

La automoción evoluciona a una velocidad sorprendente y uno de los campos a los que más esfuerzos y recursos se están dedicando -además de a la electrificación del parque móvil, la conectividad y el vehículo autónomo- es a la prevención de accidentes de tráfico. Por eso todos los vehículos homologados desde el pasado 1 de julio o los nuevos que se comercialicen a partir de 2024 deberán llevar obligatoriamente ocho sistemas ADAS (Sistemas Avanzados de Asistencia a la Conducción, en sus siglas en inglés), entre los que destaca un detector de fatiga y somnolencia, una especie de Gran Hermano a bordo.

El cansancio o el sueño reducen los reflejos y la concentración al volante, así como la visión. Según la Dirección General de Tráfico (DGT), entre el 20% y el 30% de los accidentes que se registran en España están relacionados con la fatiga, por lo que este detector salvará, literalmente, vidas.

¿Cómo funciona este sistema?

La alerta de fatiga está integrada por una cámara que enfoca directamente a la cara del conductor e identifica síntomas de sueño o cansancio. En caso de encontrar algún indicio de adormecimiento, emite una alarma sonora y luminosa en el panel de instrumentos en forma de una taza de café o un mensaje de texto invitando al piloto a descansar. El volante puede llevar incorporado un sensor para analizar la presión que el conductor ejerce, los movimientos de las manos y los cambios en la dirección. A mayores, la centralita del motor tendrá en cuenta el tiempo que lleva en marcha el motor. Algunos vehículos también utilizan el ESP para calcular cambios de ángulo de dirección. O mediante la cámara delantera que lee las líneas de la carretera, si se pisan más de lo debido.

Según recuerda la propia DGT, los primeros sistemas de detección de fatiga se introdujeron ya en 1920. Un sistema muy básico frente a los actuales, que van a evolucionar todavía más en los próximos años mediante la inteligencia artificial, aprendiendo los patrones de cada conductor, o con el uso de materiales textiles inteligentes.

Los otros siete sistemas ADAS que ya son obligatorios son los asistentes de detección de tráfico cruzado (facilita maniobra marcha atrás y avisa de la presencia de posibles obstáculos), de velocidad inteligente (obligará a respetar los límites de velocidad), frenado de emergencias (el coche se detiene solo si detecta un obstáculo en carretera), alerta de cambio involuntario de carril (muy común ya en la mayoría de modelos), alcoholímetro (permite conocer el grado de alcoholemia del conductor y bloquear el vehículo), caja negra (recopila información del coche y sus ocupantes) y alerta de cinturón en plazas traseras, muchos de los cuales ya vienen en el equipamiento de serie de una gran parte de los nuevos modelos.

El CTAG lleva años evolucionando este tipo de asistentes para multinacionales como Stellantis

decoration

En Porriño, el Centro Tecnológico de Automoción de Galicia (CTAG) lleva años contribuyendo a desarrollar este tipo de asistentes, desde los primeros detectores de señales de tráfico a los últimos ADAS que están evolucionando la conducción automatizada.

De hecho, el CTAG es un referente en todo lo relacionado con la interacción persona-máquina, la HMI (Human Machine Interface), y muchos de sus trabajos han sido incorporados por OEM de primer nivel, entre ellos, claro, Stellantis.

Prohibido cansarse al volante.

La Unión Europea quiere que, a partir de este año todos los coches nuevos monten una serie específica de asistentes electrónicos que aumenten su seguridad y lo implementa como equipamiento de serie obligatorio. Con este proyecto, el Parlamento Europeo quiere reducir a cero las muertes ocurridas por accidente en la Comunidad Europea para el horizonte del año 2050.

Compartir el artículo

stats