Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Consumidor regulado

Quince días con la excepción ibérica: la rebaja ronda el 11% de la factura

El recibo de todo el mes aún así será más caro que el de mayo porque el precio mayorista de la electricidad ha sido superior

Aerogeneradores junto a torres de tendido eléctrico.

En los 15 primeros días en funcionamiento de la denominada 'excepción ibérica' la rebaja de la factura de la luz para los consumidores regulados ronda el 11% respecto al precio que hubiera resultado sin haber aplicado el tope al precio del gas que se utiliza para producir electricidad. La cifra está por debajo del 15% de la media que estimó el ministerio para la Transición Ecológica para los doce meses de vigencia del tope, pero se produce tras una semana inicial turbulenta, en la que la ola de calor y la baja generación renovable dispararon los precios, invalidando parte del efecto previsto.

Desde el pasado 15 de junio, primer día de vigencia del tope de 40 euros por megavatio-hora (MWh) al precio gas, y hasta este jueves, el precio promedio para los clientes de tarifa regulada -suma del precio del 'pool' y de la compensación a las centrales que generan con gas— ha sido de 236,75 euros por megavatio-hora (MWh), mientras que de no haberse aplicado la medida el promedio hubiese ascendido a unos 275,89 euros MWh, según estimaciones realizadas a partir del precio de referencia del mercado ibérico del gas, Midgas.

El precio de la luz en Francia para el cuarto trimestre supera los 700 euros MWh en el mercado de futuros

decoration

¿Cómo se trasladan estas cifras a la factura regulada? Según el experto en mercado energético y factura eléctrica de la Universidad Pontificia de Comillas, José Luis Sancha, en esa segunda parte del mes, los casi 10 millones de consumidores con tarifa PVPC se han ahorrado unos 4,5 céntimos por cada kilovatio-hora en su consumo. Esto supone en porcentaje una rebaja del 13,5%. Esta rebaja actúa sobre una parte de la factura –término de energía— que actualmente supone más del 75% del total, según apunta Sancha. El resto son los impuestos (el IVA, que hasta el 30 de junio está al 10%, y el actual impuesto especial del 0,5%) y el término de potencia. A partir de aquí se estima que la aplicación del tope del gas se ha traducido en una rebaja sobre la factura en torno al 11%. Lo cierto en todo caso, es que esta medida será difícil de percibir por los consumidores, pues aunque la factura correspondiente a estos últimos 15 días será el 11% más baja de lo que hubiera sido sin la aplicación del tope al gas, el recibo mensual será más caro que el del mes de mayo.

Sancha considera que los resultados “están siendo bastante consistentes” y confirman que el sistema ideado por el Gobierno “funciona, incluso en periodos conflictivos”. Pero también añade que falta información para entender las ofertas que realizan las centrales eléctricas -"no responden a unos patrones lógicos", dice- y el coste de la compensación, que "está siendo un poco más alta de lo esperado", añade.

Otros países

Otra forma de evaluar si ha habido ahorro o no para los consumidores españoles pasa por la comparación con otros países. El consultor de Menta Energía y experto en la materia, Francisco Valverde, contrapone el precio de España con el de Francia “para tener una referencia de alguien que no ha hecho nada”. El resultado es que los primeros 15 días de junio el precio de la electricidad en el mercado mayorista español fue un 6% superior al francés, mientras que para el resto del mes es un 30% inferior.

España desde que tiene el tope al precio del gas ha logrado escapar pelotón formado por el resto de países, más caros. Solo Reino Unido, tradicionalmente un mercado caro, también ha registrado en las últimas semanas precios más bajos. Valverde atribuye esta anomalía a que el país tiene sus almacenes de gas llenos y esto hace que tengan un gas más barato. “Creo que Reino Unido de mayo a octubre tendrá los precios más baratos de Europa para el periodo de mayo a octubre”, augura.

El problema viene después. Los precios mayoristas a partir de otoño en Europa asustan. Sobre todo en el caso de Francia que ascienden para el cuarto trimestre en el mercado de futuros por encima de los 720 euros MWh, con puntas de más de 800 euros MWh. Alemania apunta a unos 350 euros MWh, mientras que en España se sitúan en alrededor de 150 euros, a los que habrá que sumar la compensación. “A mí me da la impresión de que Europa nos está mirando. Y si esto sale bien (la excepción ibérica) nos van a copiar. Si no es con un tope al gas para todos los países es con una reforma del mercado por un tiempo limitado. Lo que no entendería es que no lo hicieran”, agrega Valverde.

Compartir el artículo

stats