Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Transportes

El AVE adelanta por primera vez al avión en las conexiones entre Galicia y Madrid

Aún a la espera de la llegada de los Avril, Renfe transportó 850.000 viajeros en seis meses mientras que los aeropuertos gallegos suman 554.271 a Barajas hasta mayo

Pasajeros de uno de los Alvia que llegaron llenos a la estación de Urzáiz en Semana Santa. M.G. BREA

Seis meses les han bastado a los nuevos servicios de Alta Velocidad en Galicia para coronarse como el principal transporte público hacia el exterior. Según los datos anunciados ayer por Renfe, estos trenes han transportado a más de 850.000 pasajeros en la relación entre la comunidad y Madrid desde el pasado 21 de diciembre. Un aumento del 184,8% con respecto al mismo periodo de 2019, cuando la pandemia aún no afectaba a la movilidad pero las mejoras de tiempos llegaban solamente hasta Zamora. De esta forma, la suma de los AVE y Alvia logran el sorpasso de forma virtual al avión. El puente aéreo entre Galicia y Madrid movilizó 554.217 viajeros en los primeros cinco meses del año.

Estos datos, no obstante, no pueden interpretarse a primera vista. Los datos del ferrocarril están “dopados” al incluirse el inicio de la Navidad o el de las vacaciones de verano. Además, estos servicios también abastecen a relaciones intermedias con Zamora, Medina del Campo –con enlace a Valladolid y Salamanca– y Segovia. Sin embargo, la diferencia de 300.000 pasajeros a remontar en cuatro semanas es insalvable entre los tres aeropuertos gallegos, especialmente al iniciarse el período estival y reducirse los vuelos de negocio.

Este aumento de los viajeros en tren no ha herido por el momento a las tres aerolíneas que operan la relación entre el Barajas-Adolfo Suárez y Galicia, demostrando que había una amplia cuota de mercado por captar. Peinador, pese a la reducción de 1.500 plazas semanales este verano por parte de Iberia, sigue manteniendo hasta 60 vuelos semanales en esta ruta y Air Europa continúa recuperando de forma paulatina sus frecuencias hasta sumar 178.555 pasajeros en estos primeros cinco meses del 2022.

La tendencia es similar en Alvedro (178.901) y Lavacolla (196.815) pese a que en ellos la competencia del tren rápido es aún mayor. De esta forma, solamente Bilbao y Barcelona aventajan en el ránking de destinos nacionales de la Península a los tres aeropuertos gallegos.

Dentro de estas buenas cifras, el porcentaje de usuarios que emplean los enlaces en Ourense o Santiago se mantiene estable respecto a los datos de meses anteriores. Han sido 133.734 los clientes que han empleado también un tren de Media Distancia en su viaje, representando un 15’73% del total. A pesar de las 145 circulaciones y más de 40.000 plazas semanales ofertadas es habitual que se agoten los billetes cada fin de semana. De hecho, Renfe logró alcanzar hasta en dos ocasiones su techo de 7.300 viajeros en un solo día durante el mes de mayo al juntarse San Isidro y el Día das Letras Galegas, desplazando a 7.300 viajeros el viernes 13 y el martes 17.

Desde la operadora pública reivindican la sostenibilidad de este medio al permitir el ahorro de 38.592 toneladas de CO2 respecto al coche particular. Además, señala que la puntualidad (8,7), la experiencia de viaje (8,5) y la limpieza (8,4) son las cualidades mejor valoradas por sus usuarios.

Con margen de crecimiento

Renfe ya ha confirmado que pondrá en marcha una campaña veraniega especial “a tenor de la alta demanda prevista” en la que pondrán “todos los trenes y recursos disponibles para facilitar la movilidad de los viajeros”. El auge de Galicia como destino turístico y el elevado precio de los combustibles sitúan a la comunidad y a esta relación en una posición privilegiada para batir sus estadísticas, aunque la próxima gran medida de calado tendrá que esperar al próximo año.

La puesta en funcionamiento de los nuevos Talgo Avril de rodadura desplazable estaba comprometida por el Ministerio de Transportes para este mismo verano, aunque por el momento solamente han realizado un viaje de pruebas hasta Ourense y las fuentes del sector apuntan a mediados de 2023 como fecha de inicio de sus viajes comerciales. La importancia de la futura serie 106 pasa por su capacidad de alcanzar los 330 km/h en vías de ancho internacional e ibérico, mejorando los tiempos de los Alvia actuales (250 km/h) y extendiendo las prestaciones del AVE. Además, cuentan con un menor consumo energético pese a aumentar las plazas hasta las 521 por tren.

Al mismo tiempo, Renfe aún cuenta con varios “surcos” –franjas horarias disponibles en la línea– para aumentar las frecuencias en cuanto la demanda y su disponibilidad de material lo permitan. Todo ello a la espera de que se produzca la migración del ancho de vía en la red interna gallega o que la línea directa entre Vigo y Ourense sea realidad y ofrezca unos tiempos realmente competitivos.

Iryo aspira a operar “en 2 o 3 años” entre Galicia y Barajas

La liberalización del sector, planificada por la gallega Isabel Pardo de Vera durante su etapa al frente de Adif, supondrá el último impulso para que la Alta Velocidad se convierta en un verdadero transporte de masas. En ese sentido, el primer operador privado que competirá contra Renfe anunció ayer su ambiciosa propuesta como compañía. Iryo, la unión entre Trenitalia y Air Nostrum, comenzará a operar en el último trimestre de este año entre Madrid y Barcelona (32 frecuencias) y Valencia (16), llegando el turno de Andalucía (12) el próximo año.

Así mismo, la responsable superior de cuentas de la compañía, Olga Villacampa, anunció ayer que las negociaciones para adquirir trenes de ancho variable que le permitan operar hacia Galicia y País Vasco están avanzadas y podrían lograrlo en “dos o tres años”.

Su principal target serán los viajeros de negocios y también apuestan por la intermodalidad. Es por ello que entre sus planes está aprovechar que toda su flota puede operar con bitensión para ofrecer servicios con el aeropuerto de Barajas en cuanto se finalice la conexión de alta velocidad.

Compartir el artículo

stats