Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Industria

La industria gasintensiva prevé un “duro golpe” si asume el coste de las renovables

Ence, Fertiberia y Minersa, con presencia en Asturias, rechazan el Fondo de Sostenibilidad | Alemania y Austria reabrirán térmicas de carbón

Fábrica de Fertiberia en Trasona (Corvera), una de las industrias con alto consumo de gas natural. Mara Villamuza

La industria intensiva en consumo de gas rechazó este lunes la reactivación por el Gobierno del proyecto de creación del Fondo Nacional de Sostenibilidad del Sistema Eléctrica (FNSSE), lo que, a juicio de estas compañías, “dañará duramente a las industrias gasintensivas, ya castigadas por el precio del gas” y que “luchan por mantener a flote su actividad y su empleo en el peor contexto posible”.

La patronal Gas Industrial, que agrupa a las principales industrias consumidoras de gas (entre ellas, Ence, Fertiberia y Minersa, implantadas en Asturias), lanzó ayer un requerimiento angustioso al ejecutivo para que se frene la constitución del fondo o en su caso que se proteja previamente a la industria de alto consumo. “Ningún país europeo penaliza así a su tejido industrial”, dijo Gas Industrial.

Este pronunciamiento se suma al que en mayo hizo en similares términos la Alianza por la Competitividad de la Industria Española, constituida por las patronales de la siderurgia, el papel, el cemento, la automoción, el refino, la química y la alimentación.

El objetivo del Fondo es rebajar el 13% la factura de la electricidad en cinco años sacando del recibo de la luz el coste de las primas a las energías renovables, que suman 7.000 millones, y que ahora sufragan exclusivamente los consumidores de energía eléctrica. Con el Fondo, este cargo pasará a ser costeado por todas las energías, incluido el gas y petróleo.

Aunque la carga sobre el gas natural (3.500 millones en cinco años) la tendrán que asumir sus comercializadoras, éstas –según Gas Industrial– terminarán repercutiéndola sobre los consumidores finales. La industria manufacturera sostiene que esto supondrá un incremento anual de costes del 45% respecto a los 2.592 millones con los que ya contribuye a costear los peajes y cargos del sistema gasista. Para Gas Industrial es inasumible que se haya protegido a los consumidores domésticos y a las plantas de ciclo combinado y que no se haga lo mismo con la industria, y alerta del riesgo de deslocalizaciones: ante la carestía del gas, su consumo industrial está cayendo desde mayo en tasas de dos dígitos.

El Gobierno alemán anunció la decisión “amarga” de recuperar algunas centrales de carbón para reducir el consumo de gas, debido a las restricciones del suministro ruso y evitar restricciones en invierno. Austria también recuperará una de sus térmicas por lo mismo.

Compartir el artículo

stats