Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Organización Internacional del Trabajo

Cinco claves del Convenio 189: más derechos para las empleadas del hogar

El Congreso ha aprobado las condiciones que hará que el colectivo mejore su situación laboral

Manifestantes que exigen la ratificación del Convenio 189, que promete más derechos para las empleadas del hogar.

El pleno del Congreso de los Diputados ha respaldado la ratificación del convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que amplía los derechos de las empleadas del hogar, entre otros, la protección por desempleo. Esta ha salido adelante con 341 votos a favor, ningún rechazo y una abstención.

La ratificación tiene como objetivo garantizar que los derechos de las empleadas de hogar tengan condiciones equitativas y no menos favorables que las condiciones de cualquier otro trabajador.

Así pues, los cambios que se obtendrán con la aprobación del convenio de la OIT serán los siguientes.

Un trabajo decente

Una de las claves principales de la ratificación del convenio es que las empleadas disfruten de unas condiciones de trabajo equitativas y decentes, sin ninguna discriminación -tampoco de género-, asegurando el cumplimiento de los derechos humanos.

Actualmente -antes de la aplicación del nuevo convenio-, las trabajadoras domésticas no tienen derecho al paro, ya que están enmarcadas en un régimen específico de la Seguridad Social, hecho que El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ya tachó de discriminatorio y contraria al derecho europeo porque no ofrecía las mismas condiciones que otro empleo.

Así pues, también avalan una libertad de asociación y sindical, derecho de negociación colectiva. También, la eliminación de trabajo forzoso u obligatorio, junto a la abolición del empleo infantil.

Contrato escrito

La transparencia es un derecho que ganarán también, así pues, las trabajadoras deberán estar informadas de las condiciones de empleo de forma adecuada, veraz y comprensible con un contrato escrito en conformidad con la legislación nacional o con convenios colectivos.

Estos deberán incluir información sobre los días de vacaciones pagadas descansos que dispondrán, con qué condiciones van a trabajar y dónde, la fecha de inicio y duración del contrato, tipo de trabajo que realizarán, remuneración y periodicidad de los pagos.

Repatriación

También regula las condiciones de repatriación de los trabajadores domésticos migrantes al fin de su contrato, y se asegura la libertad de los trabajadores para alcanzar acuerdos con el empleador sobre su residencia en el hogar de trabajo, los periodos de descanso y la conservación de sus documentos de viaje e identidad.

Así pues, todo miembro deberá especificar, mediante la legislación u otras medidas, las condiciones según las cuales los trabajadores domésticos migrantes tienen derecho a la repatriación tras la expiración o terminación del contrato de trabajo en virtud del cual fueron empleados.

Acuerdo con el empleador y protección

Los empleados podrán llegar a un acuerdo libremente sobre si residirán o no en el hogar donde trabajarán y que, en ningún caso, haya una obligación de permanecer en el hogar o a acompañarlos durante períodos de descanso o vacaciones. También tendrán el derecho a conservar sus documentos de viaje y de identidad.

También, el colectivo exige la eliminación de la figura de desistimiento, cuando no se necesita causa justificada para despedir a una empleada del hogar, y hacer un despido con indemnización en todo caso y con una causa, como los trabajos en general.

Protección y cumplimiento

El convenio también garantiza una protección contra las prácticas abusivas a los trabajadores domésticos contratados o de agencias privadas. Y, en caso de haber un conflicto de mayor magnitud, el trabajador deberá tener acceso efectivo a los tribunales u otros mecanismos de resolución de conflictos en condiciones no menos favorables que podría tener un trabajador en general.

Todo miembro podrá realizar una queja formal con un medio eficaz y accesible para asegurar el cumplimiento de la legislación nacional aprobada. También, el convenio insta a realizar más inspecciones de trabajo para garantizar que se están cumpliendo los derechos y condiciones establecidas.

Felicidad entre diputados

Tras el apoyo parlamentario, los diferentes partidos políticos han felicitado esta ratificación y han pedido un desarrollo reglamentario necesario para garantizar el cumplimiento. "Es una cuestión de justicia y de dignidad", ha comentado la diputada del PSOE, María Dolores Narváez.

Frente al Congreso de los Diputados, los colectivos de trabajadoras del hogar y cuidados y el movimiento feminista han celebrado "una victoria histórica".

Asimismo, la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ya ha avanzado que, tras la ratificación se legislará para equiparar sus derechos laborales dando acceso a las prestaciones por desempleo.

Según los datos del mes de mayo del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, el total de personas afiliadas en este régimen en España es de 378.178, y la gran mayoría son mujeres.

Compartir el artículo

stats