Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sueldos

Los salarios pueden tardar un año en adaptarse a la inflación

Las nóminas están subiendo al mismo nivel que antes del covid, pero con una inflación siete veces superior

Los salarios pueden tardar un año en adaptarse a la inflación.

El empleo ya supera los niveles previos al coronavirus, el PIB roza los estándares previos a la crisis y los salarios han vuelto a subir con la misma intensidad. La principal diferencia es que la inflación es hoy en día siete veces superior a la registrada en el periodo 2018-2019 y está devorando el escaso poder adquisitivo recuperado por los trabajadores españoles antes de tener que confinarse. Así lo constata un informe publicado este mes por CaixaBank Research, que señala que las nóminas podrían tardar entre nueve meses y un año a comenzar a reaccionar de manera generalizada a la inflación y registrar incrementos proporcionales –que no parejos- a la misma.

El IPC se encuentra actualmente en el 8,3% interanual, a su mayor nivel de los últimos 40 años. No obstante, lo que hoy en día es motivo de severa preocupación en hogares y empresas no comenzó a disparar las primeras alarmas hasta julio del 2021, cuando el IPC superó el 3% interanual y comenzó a enfilar su 'tourmalet' hasta los actuales niveles. Un alza de precios que tiene sus ritmos y que, tomando como referencia el comportamiento de anteriores escaladas del IPC, puede tardar hasta un año en trasladarse parcialmente a los salarios.

"¿Cuánto suele durar el periodo de ajuste?", se preguntan en un reciente informe los investigadores de CaixaBank Research Javier García Arenas y Eduard Llorens i Jimeno. "Medio año", es la respuesta que encuentran realizando un repaso a crisis de precios recientes. "A partir de entonces, los salarios empiezan a reaccionar ante un repunte de la inflación. Y hay que esperar entre nueve meses y un año desde que aumenta la inflación para que el impacto sobre los salarios se pueda observar en toda su magnitud", añaden. 

¿Y cuánto subirán los salarios ante la actual inflación? La respuesta a esta pregunta es menos precisa, aunque los autores del informe anticipan que históricamente por cada punto que ha aumentado la inflación subyacente (la que no tiene en cuenta el efecto de la energía en el global de precios), los salarios han acabado subiendo al cabo de un año 0,4 puntos. Realizando un cálculo muy aproximativo, la inflación subyacente según el INE ha aumentado en el último año el 4,4%, mientras que actualmente los salarios por convenio colectivo están creciendo a un ritmo del 2,4%, según datos del Ministerio de Trabajo. Es decir, realizando una regla de tres de aquí un año los sueldos podrían escalar hasta el 4,1%.    

Sector público y privado pierden poder de compra

A expensas de cómo siga evolucionando la inflación y cómo sus efectos se acaben trasladando a los salarios, la realidad hoy en día es que la gran mayoría de trabajadores están perdiendo poder adquisitivo. Tanto en el sector público, donde están subiendo ligeramente más los sueldos, que en el sector privado. CaixaBank Research ha utilizado los datos anonimizados de sus clientes y, tirando de sus nóminas, ha elaborado un indicador propio de salarios.

Según el mismo, los sueldos estarían subiendo al 2,2% de media, un nivel parejo al incremento medio registrado en el periodo precovid entre 2018 y 2019 y claramente superior al bienio pandémico de 2020 y 2021. En la Administración las nóminas están subiendo algo más (+2,4%), que en el sector privado (+2,1%). Y, por sectores, las nóminas avanzaron un 2,4% interanual en los servicios no turísticos y un 2,1% en la industria, mientras que van más rezagados en la construcción (0,7%) o la agricultura (0,7%).

Y, por territorios, la investigación del economista Josep Mestres Domènech señala que en las regiones del Levante se están experimentando mayores incrementos salariales que en las del centro y nortoeste del país. En Cataluña y la Comunidad Valenciana se están registrando mayores avances salariales (2,4% y 2,5%, respectivamente), que en Asturias (1,6%), Cantabria (1,8%) y Castilla-La Mancha (1,8%). Los salarios en Madrid están creciendo sobre el 2,1%, en la línea de la media española. 

Compartir el artículo

stats