Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Iniciativa turística

Virgin larga amarras desde Barcelona

El magnate Richard Branson quiere replicar la disrupción de sus aerolíneas en el sector de cruceros

Richard Branson en el interior de su crucero ’Valiant Lady’.

Sir Richard Branson pretende hacer con los cruceros lo que hizo con las aerolíneaReinventar conceptos e introducir un estilo propio empresarial muy impregnado del carisma del propietario del grupo, un 'joven de más de 70 años' con ganas de seguir sorprendiendo al mundo con disrupciones que redefinan sectores anclados al pasado. Con una fortuna calculada en más de 5.000 millones de dólares, empezó en el sector de los discos piratas para fundar Virgin Records allá por los años 70 del pasado siglo y ahora impulsa los viajes al espacio y las travesías en crucero de lujo para mayores de edad. "Soy un emprendedor, así que yo, junto con mi increíble equipo, siempre estoy explorando nuevas oportunidades y áreas que sentimos que necesitan de ese toque especial de Virgin para llevarlas al siguiente nivel. Juntos como familia empresarial hemos estado en el espacio, volado por los cielos y llegado a alta mar, pero queremos asegurarnos de que lo estamos haciendo bien. En todo lo que hacemos, nuestro propósito siempre ha sido cambiar el negocio para bien, y esta es una visión en la que realmente creo", explica a EL PERIÓDICO, diario perteneciente al grupo Prensa Ibérica al igual que este medio, aprovechando la llegada al puerto de Barcelona de su crucero 'Valiant Lady'. Este buque pasará regularmente por Barcelona en los próximos meses como centro de itinerarios principal, elección personal de Branson al considerar la ciudad un polo de atracción turística inagotable "al que dan ganas de volver una y otra vez".

El objetivo de este magnate es, como no podía ser de otra manera, diferenciarse en el competido mundo crucerístico. Preguntado por esa difícil diferenciación asegura que la idea de Virgin es replicar lo que hizo con las aerolíneas esta vez con los buques de recreo. "Es lo que Virgin Atlantic hizo con la industria de las aerolíneas cuando se lanzó: revolucionarla y ser disruptivos, creando en última instancia una oferta nueva y mejorada que debe redefinir los viajes por mar", explica. El dueño de Virgin ocupa en el 'Valian Lady' uno de los 'megacamarotes' de su buque, una estancia que quiere ser desenfadada y lujosa, pero también culto a la afición que le hizo rico, la música. En esa suite llama la atención una guitarra Gibson Les Paul para uso del huésped y un disco de Sex Pistols dispuesto junto a un tocadiscos. Pero son detalles que hay que pagar. En el 'Valiant Lady' el pasaje parte de más de 1.000 euros a la semana hasta mucho más. Pero a cambio se disfruta de un casi todo pagado a nivel estrellas Michelin, con restaurantes a la carta y sin críos correteando alrededor. Con parada en Eivissa. Británicos y estadounidenses son mayoría a bordo, pero seguro que más de un español se sumará a la fiesta. "Hemos visto un aumento del 174% en las reservas desde principios de año, por lo que está claro que las personas están listas para explorar nuevos espacios y lugares", explica. 

Crucero de Virgin.

Y mientras el viaje de los sueños es para muchos un crucero, Branson ha logrado el suyo, viajar al espacio... Asegura que experimentó "una emoción que las palabras simplemente no pueden describir". La demanda de vuelos de Virgin Galactic sigue siendo fuerte, con alrededor de 800 reservas de futuros astronautas y la previsión, asegura Branson, de que podrán iniciarse los vuelos comerciales en el primer trimestre de 2023.

Pese a rendir culto a la disrupción se muestra cauto ante las inversiones del futuro. Aunque reconoce que para los inversores más arriesgados la inversión en criptomonedas es oportuna cuando los precios están bajos, en el caso del metaverso tiene a ser más escéptico aunque admite estar atento: "Muchas marcas de Virgin están fuertemente guiadas por la experiencia y atentas al mercado. Es algo que tenemos actualmente en mente, porque siempre queremos adaptarnos al entorno y ofrecer nuevas tecnologías y seguir innovando en todo lo que hacemos. Pero también queremos estar seguros de que es el momento oportuno, el mejor momento desde un punto de vista empresarial". 

Pero la locura del 'muchimillonario' no parece haber calado tan profundamente como en otros magnates. Elude responder a la pregunta de si se prepara una serie sobre su vida y a la provocadora pregunta de si también él tiene la idea de comprar algún equipo de fútbol responde que no: "En este momento, estamos realmente enfocados en hacer que nuestros maravillosos negocios de Virgin, incluido Virgin Voyages, sean lo mejor que puedan ser".

Compartir el artículo

stats