Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mejor dato en 15 años

El alza de la compraventas de viviendas del 25,6% en marzo tensiona los precios

En el sector inmobiliario reconocen que los precios subirán si se mantiene una demanda tan fuerte y la oferta sigue bajo mínimos

Varias viviendas en construcción. EP

La compraventa de viviendas se disparó un 25,6% el pasado marzo en relación al mismo mes de 2021, hasta sumar 59.272 operaciones, su mayor cifra desde enero de 2008 y el mejor dato en un mes de marzo desde 2007, cuando se superaron las 74.000 compraventas, según ha informado este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE). La estadística confirma las sensaciones de un sector inmobiliario en España que vive momentos dulces pese a un contexto plagado de incertidumbres, especialmente en torno a los tipos de interés, los cambios normativos y el efecto del alza de precios.

Con el avance interanual de marzo, que se ha ampliado en más de un punto respecto al crecimiento experimentado en febrero, la compraventa de viviendas encadena 13 meses consecutivos de tasas positivas. El alza de demanda hace prever en el sector un calentamiento mayor de los precios, hasta ahora con alzas relativamente moderadas. Según datos del Colegio de Registradores, el precio medio de la vivienda sigue mostrando incrementos significativos tanto en sus resultados trimestrales como interanuales. Los 1.911 euros el metro cuadrado del primer trimestre suponen un incremento del 3,1% con respecto al trimestre precedente, originado sobre todo por el crecimiento en vivienda usada (3,5%), mientras que la vivienda nueva también crece ligeramente el 1,6%. 

El repunte interanual de las compraventas de viviendas en marzo fue consecuencia tanto del incremento de las operaciones sobre viviendas nuevas, que crecieron un 15,7%, hasta las 11.510 operaciones, como del aumento de la compraventa de pisos usados en un 28,3%, hasta sumar 47.762 transacciones. Son los pisos usados el verdadero termómetro del sector inmobiliario, al concentrar la mayoría de las transacciones. En España, de cada 10 viviendas vendidas solo dos son de nueva construcción. El 92,1% de las viviendas transmitidas por compraventa en el tercer mes del año fueron viviendas libres y el 7,9%, protegidas.

La compraventa de viviendas libres subió un 26,5% interanual en marzo, hasta las 54.614 operaciones, mientras que la de protegidas avanzó un 15,6%, sumando en total 4.658 operaciones. En términos mensuales (marzo sobre febrero), la compraventa de viviendas se incrementó un 10,5%, su mayor alza en un mes de marzo en los últimos cinco años. En los tres primeros meses del año, la compraventa de viviendas aumentó un 26,7%, con avances del 30,3% en el caso de las viviendas de segunda mano y del 13,9% en las viviendas nuevas.

Acelerar la búsqueda de vivienda

"Podemos constatar que el inicio de la guerra no ha impactado directamente en la búsqueda de vivienda y en el interés por comprar, al menos de los particulares nacionales, sigue sin frenarse. Probablemente el impacto sea indirecto a través de la inflación, y estas cifras tan dinámicas correspondan a una aceleración en la búsqueda de vivienda, para intentar sortear la inminente subida de tipos anunciada por el BCE", ha explicado la directora de Estudios de Fotocasa, María Matos . Siguen presentes múltiples incertidumbres, aunque el sector inmobiliario parece refugio inversor adecuado para ello. La evolución de los precios es todavía relativamente contenida, ya que las operaciones en vivienda nueva que se inscriben lo hacen con precios fijados hace tiempo.

Según Fotocasa, la demanda por adquirir un inmueble se ha incrementado cuatro puntos porcentuales en tan solo seis meses y un 19% de la población española mayor de 18 años ha realizado alguna acción —bien de oferta, bien de demanda, bien en ambos lados— en el mercado de la vivienda en propiedad en el último año. Según este operador, en 2020 el 39% de la demanda de vivienda buscaba comprar y en 2021 ha aumentado al 44%. "Una transformación del mercado que ha hecho que la interacción en mercado de alquiler y compra se equilibre. Algo que no veíamos desde hacía mucho tiempo", remarca María Matos.

En opinión de Matos, en el futuro "podemos encontrarnos con una grave problemática de subida de precios, si la demanda continúa tan latente. No solo por la inflación desbocada, que afecta al coste de los materiales, a la producción y logística, que ha ocasionado la ralentización y paralización de algunas promociones, sino a la demanda de compra tan fuerte y solvente frente a los niveles productivos tan escasos de la vivienda a estrenar". Como consecuencia de una situación marcada por incertidumbres se está produciendo también un trasvase de viviendas antes en alquiler hacia la venta.

Compartir el artículo

stats