Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fondos Next Generation

La “excesiva burocracia”, un lastre para que los fondos de la UE lleguen a las pymes

El Colegio de Gestores Administrativos de España asegura que, el pasado 31 de diciembre, ya habían desaparecido 300.000 pequeñas empresas en el país

Fondos europeos.

Los nuevos fondos europeos prometían ser la gasolina de la recuperación tras la pandemia y el impulso para transformar el tejido productivo español y asturiano. Las ayudas de la UE, sin embargo, ya llegan tarde para muchas pequeñas empresas que no lograron llegar a la orilla tras la crisis del covid. El Colegio de Gestores Administrativos de España asegura que, el pasado 31 de diciembre, ya habían desaparecido 300.000 pequeñas empresas en el país. Las Cámaras de Comercio de Asturias coinciden en el análisis de que los fondos Next Generation no están llegando a las pymes, al menos, al ritmo que debieran. “Con los fondos europeos se creó una expectativa mayor de la que está llegando al mundo empresarial”, lamenta el presidente de la entidad cameral ovetense, Carlos Paniceres.

El Estado, como adelantó La Nueva España, está destinando su parte de los fondos destinados en Asturias (218 millones de los 566 que tiene adjudicada la región) a grandes proyectos de infraestructuras planificados desde años atrás. Los contratos que ya ha licitado suman más de la mitad del dinero consignado desde el Gobierno central y, en su gran mayoría, se los han quedado los grandes grupos empresariales: FCC lidera una UTE que ha facturado 25 millones y Ferrovial, por ejemplo, se ha quedado con otros cinco. Los grandes proyectos son el mascarón de proa de unos fondos europeos que planteaban inicialmente como una de sus palancas reactivar a la pyme que, en Asturias, supone cerca del 99% del tejido empresarial.

El presidente del Principado, Adrián Barbón, celebró este jueves en un acto público que Asturias es la segunda comunidad autónoma con mejor porcentaje de ejecución en cuanto a los fondos europeos. De los 350 millones de euros que el gobierno regional manifiesta haber recibido de Bruselas, asegura tener en ejecución hasta 137.

En la base de datos de subvenciones del Estado hay una veintena de convocatorias abiertas por organismos dependientes de la administración regional, pero el dinero todavía no ha llegado a la mayoría de los beneficiarios. La Universidad de Oviedo sí ha repartido una de sus primeras subvenciones para la recualificación. Y, según los datos del citado portal, del dinero repartido por la Consejería de Industria dentro del 'Plan Moves', solo se ha repartido y certificado la primera de sus convocatorias, consistente en 84 prestaciones. Algunas de ellas se han destinado a particulares y pymes, pero Iberdrola ha recibido hasta ocho veces la ayuda asturiana para la movilidad sostenible a través de distintas sociedades, y Endesa otras cinco.

El presidente de la Cámara de Comercio de Avilés, Luis Noguera, señala que “se percibe un retraso general en la puesta en marcha de los fondos Next Generation y una dificultad especial en que lleguen a las pymes”. El “exceso de burocracia” que exigen las ayudas de Bruselas, advierten los empresarios, desincentiva a muchas empresas para solicitarlas, y los requisitos de control que impone la administración acaba anulando la rentabilidad de la subvención, dado que las pequeñas empresas carecen de personal para solicitar y gestionar la ayuda y tienen que recurrir a profesionales externos, cuya nómina “se come” el beneficio de la misma. De ahí que las pymes se enfrenten a “dificultades especiales”.

Por ello, las Cámaras de Comercio vuelven a tender la mano al Ejecutivo para colaborar en el reparto de las ayudas comunitarias, y a los empresarios para acompañarlos en los trámites necesarios para solicitar ayudas. “Llevamos catorce años gestionando fondos europeos”, defiende Paniceres, que, por otra parte, reclama la llegada de los fondos de Transición Justa, otra de las vías del dinero europeo que, asegura, no está aterrizando en Asturias. 

El presidente de la Cámara de Gijón, Félix Baragaño, reitera que las pymes “están teniendo grandes dificultades” para acceder a las ayudas. Desde la entidad cameral gijonesa solicitan a la administración que se faciliten los trámites. Baragaño refiere que, en muchos casos, los pequeños empresarios no saben ni a dónde dirigirse para conseguir las ayudas. La línea de fondos europeos que sí está resultando un éxito entre las pequeñas empresas es el Kit Digital, que tiene unos trámites mucho más sencillos que otras ayudas del Plan de Transformación.

Desde las patronales estatales ya están reclamando al Gobierno que siga el ejemplo de países como Francia o Alemania, donde la tramitación para conseguir los fondos es mucho más ágil.

Compartir el artículo

stats