La irrupción de la covid19 y sus consecuencias han supuesto un nuevo reto para la economía española y, especialmente, para las empresas familiares, que representan el 90 % del tejido empresarial español, generan el 70 % del empleo del sector privado y aportan el 60 % del PIB español.

Para dar visibilidad a estas compañías, las principales cabeceras del grupo Prensa Ibérica —del que forma parte Diario de Mallorca— y BBVA lanzan el proyecto ‘Tu Legado en Buenas Manos’; que pretende mostrar la realidad de las empresas familiares del arco mediterráneo desde un punto de vista cercano. Para ello, se han organizado una serie de diálogos moderados por Silvia Tomás, directora de Levante TV, en los que participan el director del Centro de Empresas València de BBVA, Máximo Devesa; y Agustín Gregori, CEO de Grefusa.

A lo largo del próximo mes, y de forma semanal, la iniciativa abordará diferentes temáticas alrededor de los negocios familiares: los inicios, la transformación e innovación y el camino hacia la sostenibilidad. Una entrega semanal, con una cápsula de vídeo fácil y rápida de consumir, pero con un contenido interesante y enriquecedor.

Grefusa, un ejemplo de empresa familiar

Lo hará tomando como ejemplo a Grefusa que, desde su fundación en el año 1929, ha estado gestionada por tres generaciones de la misma familia. La compañía que empezó comercializando frutos secos se ha transformado con éxito hasta convertirse en una de las marcas de snacks más reconocidas del panorama nacional.

Grefusa inició su andadura en 1929 y, desde entonces, ha estado gestionada por tres generaciones diferentes. En la foto José Gregorio Furió, fundador de Grefusa. Grefusa

Los inicios de la compañía se remontan al abuelo del actual CEO. Éste comenzó comercializando frutos secos y legumbres hasta especializarse en la comercialización del cacahuete valenciano. “El negocio de mi abuelo siempre se distinguió por su buena calidad y el trabajo bien hecho”, reconoce Agustín Gregori en este encuentro del proyecto ‘Tu Legado en Buenas Manos’, impulsado por Diario de Mallorca y BBVA.

Sin embargo, tras la finalización de la Guerra Civil, la compañía tuvo que afrontar un período de intensa competencia por la irrupción y liberalización de la importación internacional. “El negocio se tuvo que enfrentar a competidores de países con precios mucho más bajos. A mi abuelo le costó adaptarse a este nuevo contexto”. 

Grefusa creó valor añadido tostando los cacahuetes, que se distribuían en camiones. Grefusa

La segunda generación fue la que se volcó para mantener el negocio. José y Agustín hipotecaron sus casas y se dedicaron, a tiempo completo, al negocio familiar. Con ellos, llegaron las primeras innovaciones como el tostado de los cacahuetes en un horno de pan. “Fue una forma de crear valor añadido. Pero siguieron innovando con otras mejoras, como el envasado de cacahuetes en botes – fuimos los primeros en hacerlo – o la recuperación del pan de higo como producto comercial”, explica el actual CEO de Grefusa. El gran salto se produjo cuando la segunda generación decidió convertirse en una marca de snacks, bajo los parámetros de la innovación y la diferenciación. 

En la foto Alfredo y Agustín Gregori Perepérez, segunda generación de la familia Gregori. Artífices de la conversión de Grefusa en una marca de snacks. Grefusa

Este camino de transformación no ha sido fácil, puesto que la compañía ha tenido que superar momentos de dificultades como la Pantanada de Tous en el año 1982, que inundó la nave industrial de la empresa hasta el techo.

Imagen aérea de la fábrica antigua de Grefusa, que sufrió la Pantanada de Tous en el año 1982. Grefusa

Ahora, con la tercera generación, los retos son otros. «Mi abuelo es el que empezó el negocio en 1929, pero fueron mi tío y mi padre los que lo transformaron mediante la innovación. Ahora, la tercera generación apostamos por la profesionalización, la transparencia y el buen gobierno», asegura Gregori. 

En la foto, Agustín Gregori, CEO actual de Grefusa y tercera generación, con su tío y su padre. Grefusa

BBVA está al lado de las empresas familiares

BBVA, con el ejemplo de Grefusa, quiere poner en valor a la empresa familiar e inspirar a este importante tejido productivo para seguir creciendo. Por ello, la entidad financiera está trabajando, desde hace décadas, para «ayudar y acompañar a las empresas familiares en todas sus etapas», reconoce Devesa. Lo hace a través del director de relación, quien —estando cerca del cliente— analiza e identifica sus necesidades. A esta figura se suma todo un grupo de especialistas que se incorporan al proceso, cuando la empresa requiere un asesoramiento más específico

BBVA y Grefusa protagonizan los diálogos de ‘Tu Proyecto en Buenas Manos’ organizado por Prensa Ibérica.

Se trata de un acompañamiento bien valorado por las empresas. «BBVA es un buen compañero de viaje, con una visión completa y buenos asesores. Aciertan con lo que preocupa a las empresas», ha afirmado el CEO de Grefusa.

App BBVA Empresas

Lo único que le falta a tu nuevo negocio es una app en la que puedas tener organizadas todas tus finanzas. 👌🏼📲 Checa lo que la app BBVA Empresas tiene para ti. 👇🏼😉 http://bbva.info/3ejB80Y

Posted by BBVA on Friday, October 22, 2021

El proyecto ‘Tu legado en buenas manos’ no es la única acción conjunta que Diario de Mallorca y BBVA han llevado a cabo en las últimas semanas. El pasado 3 de febrero, organizaron un encuentro informativo para analizar los retos y oportunidades a los que se enfrenta el turismo de la Comunitat Valenciana.