La aplicación de las nuevas tecnologías para captar turistas, la actuales necesidades de los viajeros, las nuevas tendencias vacacionales, las políticas de gestión y sostenibilidad del turismo y las perspectivas del sector tras el parón por la pandemia, han sido algunos de los asuntos tratados en el evento ‘i-Talks Turismo 5.0’, organizado el martes por Prensa Ibérica y La Opinión de Murcia, con el patrocinio del Ayuntamiento de Murcia.

Mariano López, director de la revista Viajar, dio la bienvenida al acto por parte del grupo Prensa Ibérica, en una intervención en la que destacó que la información fluye ahora con mayor cantidad y más velocidad, por lo que «si somos capaces de captarla y analizarla podemos aumentar la sostenibilidad de nuestros destinos turísticos y mejorar la experiencia de los viajeros». López dijo que en época de pandemia hemos aprendido a valorar más el viajar, y cree que «ya es tiempo de recuperar los viajes y de hacer las maletas».

La apertura institucional del evento estuvo a cargo de Fernando Valdés, secretario de Estado de Turismo, quien aseguró que la transformación del modelo de turismo que se va a acometer en los próximos años persigue que España «siga siendo el país más competitivo del mundo en matera turística». Y señaló tres grandes retos: hacer que nuestro turismo sea sostenible, extender el uso de las nuevas tecnologías y ofrecer productos turísticos de mayor calidad. Valdés subrayó que «ahora vamos a tener más recursos públicos, un total de 3.400 millones de euros, y tenemos que colaborar con el sector privado».

Evento ‘i-Talks Turismo 5.0’, organizado por Prensa Ibérica y La Opinión de Murcia

Por su parte, el alcalde de Murcia, José Antonio Serrano, afirmó que la sostenibilidad es uno de los principales ejes del nuevo modelo turístico de Murcia, lo que «nos ha permitido conseguir la distinción de Destino Turístico Inteligente». También señaló el potencial turístico de la Huerta, que es «de lo que más orgullosos nos sentimos en esta tierra». Por su parte, el concejal de Cultura, Turismo y Deportes, Pedro J. García Rex, explicó que para mejorar la competitividad, el Ayuntamiento de Murcia lleva varios meses trabajando en un nuevo modelo de gestión turístico, que aboga por «la sostenibilidad medioambiental, social y económica. También hay una apuesta por la utilización intensiva de las nuevas tecnologías, pues el uso de datos nos permite tomar mejores decisiones».

El embajador de iTalks, Andy Stalman, hizo una introducción al Turismo 5.0, que definió como la integración de todas las medidas del espacio físico y digital centradas en el ser humano. E hizo hincapié en el ‘branding 5.0’, que «se desarrolla en un nuevo entorno en el que los sistemas y las personas están conectados, usando de manera estratégica las tecnologías que extienden las capacidades humanas para desarrollar, comunicar y construir valor en todo el viaje del consumidor». Stalman defendió la personalización de la experiencia positiva del turismo y dijo que «el aspecto digital es el medio y la persona es el fin. Comienza una nueva y apasionante era de turismo».

Fernando Valdés, secretario de Estado de Turismo, durante el evento.

Fernando Valdés, secretario de Estado de Turismo, durante el evento. L.O.

Una ciudad más habitable y eficiente

La ponencia magistral estuvo a cargo de Francisco J. Párraga, director de Modernización y Calidad de la Administración del Ayuntamiento de Murcia, y Jorge García Montoro, jefe de Servicio de Turismo, quienes explicaron el nuevo modelo que el Consistorio está desarrollando sobre nuevas tecnologías y cómo está vinculado al área de turismo. Párraga indicó que se va a poner en marcha una plataforma tecnológica que «nos permitirá tener una serie de estándares y normalizaciones, que harán que en el futuro cualquier herramienta se pueda integrar, y así se dará una solución vertical que funcionará sobre esa plataforma y se relacionará con la ciudad y sus datos, que podrán analizarse para mejorar los servicios, entre ellos los turísticos». Y todo con el objetivo de hacer una ciudad más sostenible, habitable y eficiente.

García comentó que el nuevo modelo turístico en que se está trabajando arrancó hace un par de años en colaboración con Modernización, y explicó que iniciaron un proceso de autodiagnóstico del Ayuntamiento de Murcia a través del área de Turismo en colaboración con Segittur, la sociedad estatal que capitanea la implantación de los métodos digitales en el ámbito turístico en las administraciones públicas y que hizo un informe. «Todo esto ha servido para desarrollar un plan de sostenibilidad turística, en el que tenemos diferentes variables, como la accesibilidad física y digital del turista», señaló García, quien avanzó la creación de un Observatorio de Sostenibilidad Turística, que tendrá herramientas informáticas de gestión de datos que servirán para diseñar programas turísticos de comunicación. En dicho plan un aspecto importante es la recuperación del patrimonio, algo que potencia el turismo cultural, de eventos y congresos, «muy golpeado por la pandemia, por lo que tenemos que crear una imagen de Murcia de confianza».

Por su parte, Párraga explicó que «lo que buscamos es que la información esté volcada de manera que sea fácil de localizar y que todas las fuentes dispersas de los datos tengan capacidad de unificarse y centralizarlas de manera que el acceso de un ciudadano o un turista sea mucho más sencillo». En la citada plataforma se insertarán un mínimo de 600 indicadores de datos, además de la información de Open Data de 200 temas distintos. Todo ello servirá también para mejorar las políticas de turismo del Ayuntamiento de Murcia.

Adaptarse a las nuevas formas de viajar y transformarse en una economía de datos

El presidente de Segittur, Enrique Martínez, clausuró el evento L. O.

Tras la ponencia magistral llegó el turno de Dolores Pérez Frías, presidenta de las Oficinas Nacionales Extranjeras de Turismo en España (ONETE), quien habló del presente y futuro de la innovación aplicada al turismo. Resaltó que «no sólo está cambiando el entorno, que es más digital, sino el turista, especialmente las nuevas generaciones, y por lo tanto la forma de viajar. Para ONETE, esta transición se está realizando en diálogo 360 grados, entre el sector público y el privado».

Pérez Frías indicó que la tecnología está siendo muy útil para mejorar las experiencias turísticas, que es lo que el viajero busca cada vez más. «A través -aseguró- de las tecnologías, estas experiencias son más innovadoras e inmersivas, porque hacen que el viajero se sienta más protagonista». Subrayó la importancia de dos factores: la presencia en las redes sociales y el Big Data de las experiencias de los viajeros, dos aspectos con los que «se pueden crear más productos turísticos, más personalizados y más atractivos».

La clausura del evento la realizó el presidente de Segittur, Enrique Martínez Marín, quien dijo que el turismo ha sido uno de los sectores más golpeados por la pandemia. «Se ha tratado -señaló- de mitigar la situación de las empresas, pero eso tiene que dar lugar a una transformación. Ahora tenemos la ocasión, pues tenemos más fondos que nunca, para emprender un nuevo camino». Martínez Marín citó tres grandes retos del turismo: captar personas que vengan y procurar que vuelvan, es decir, la fidelización, y hacer que se conviertan en consumidores de otros destinos del país; potenciar, analizar y fortalecer la gestión de los entes turísticos de los municipios; y la capacidad para generar datos y disponer de infraestructura propia para almacenarlos.

El presidente de Segittur comentó que la aportación española más singular son los Destinos Turísticos Inteligentes (DTI), que se complementan con la red que agrupa a las ciudades, como Murcia, que están transformándose o tienen la vocación de hacerlo. Y subrayó que esta red, a la que pertenecen ya 185 destinos, también elabora guías de buenas prácticas. «Estamos en un momento de captar turistas, de fidelizarlos, de potenciar los gobiernos locales y de pasar a la economía de los datos», concluyó.