Crisis del coronavirus

España, Alemania, Francia e Italia apremian para el despliegue de los fondos europeos

Los ministros de Economía de los cuatro países urgen a los demás estados a presentar sus proyectos "lo antes posible"

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Nadia Calviño.

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Nadia Calviño. / CONGRESO

Rosa María Sánchez

La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, ha participado este miércoles en una declaración conjunta con los ministros de Economía de Alemania, Olaf Scholz, de Francia, Bruno Le Maire, e Italia, Daniel Franco, sobre los Planes de Recuperación Nacionales. Los cuatro países prevén presentar entre este miércoles y el viernes sus respectivos planes ante la Comisión Europea y han pedido al resto de los estados miembros de la Unión Europea que hagan llegar los suyos a Bruselas "lo antes posible". También apelan a la Comisión para que agilice todos los trámites previos a la entrega de los fondos europeos a los estados miembros, previsto para el segundo semestre del año.

"El tiempo es fundamental, como ya han dicho los otros colegas, y la rápida aprobación de los Planes será clave para asegurar que nuestras acciones a nivel nacional continúen interactuando y reforzando las de nuestros vecinos", ha dicho Calviño, tras las intervenciones de Scholz, Le Maire y Franco. El objetivo, ha añadido la vicepresidenta, es "brindar esperanza y confianza a nuestros ciudadanos en el futuro después de un período tan desafiante. Y confirmar, una vez más, que somos más fuertes cuando actuamos juntos".

Le Maire, Scholz y Franco

Para el francés Le Maire, la presentación conjunta de los respectivos planes nacionales de recuperación es el "símbolo claro de la solidaridad europea", al tiempo que ha instado al resto de miembros a que los entreguen cuanto antes y a que la Comisión Europea los apruebe sin demora "para que puedan ser aprobados por el Consejo Europeo en julio como muy tarde" y que los fondos puedan desembolsarse antes del final de verano.

"Hemos trabajado juntos, muy duro, para poder presentar estos resultados", ha añadido el ministro alemán, para ratificar a continuación que el 90 % de los fondos que reciba su país se destinarán a proyectos orientados a la protección medioambiental y a la innovación digital.

El ministro de Economía italiano ha subrayado que la llegada del programa Next Generation EU (NGEU) constituye "un momento decisivo en el proceso de integración europea", ya que contribuirá a conseguir algunos de los objetivos de la economía y la sociedad.

Próximos plazos

España presentó las líneas generales de su Plan de Recuperación el 13 de abril y prevé hacer entrega del documento completo, de algo más de 2.000 folios, a la Comisión Europea antes del viernes. El documento debe contener los hitos temporales para abordar cada una de las 102 reformas estructurales comprometidas por el Gobierno ante la Comisión Europea como condición para el acceso a los 140.000 millones de fondos europeos asignados a España hasta el 2026 (en transferencias y préstamos a partes iguales). El Gobierno se ha comprometido a abordar la reforma laboral antes de que finalice el 2021 y a acometer la del sistema de pensiones entre el 2021 y el 2022. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, también ha expresado su propósito de aplicar en el 2022 la parte de la reforma fiscal relativa a sociedades, patrimonio y sucesiones.

Con este acto conjunto, los cuatro mayores países de la Unión Europea han querido enviar un mensaje conjunto de apoyo a la iniciativa europea de los fondos Next Generation EU para contribuir a mitigar los efectos de la crisis, impulsar la recuperación y avanzar en una economía más "sostenible y resiliente", según la vicepresidenta Calviño.

Una vez presentados los planes, la Comisión Europea tendrá dos meses de plazo para evaluar el plan y, si da su visto bueno, los Estados miembros tendrán otras cuatro semanas para analizarlo y dar su aprobado por mayoría cualificada.

Una vez superado ese trámite, España firmará un acuerdo de financiación con Bruselas y tendrá derecho a recibir un anticipo del 13% de la asignación en subvenciones (algo más de 9.000 millones de euros, según la estimación de la CE) del total de más de 140.000 millones de euros que recibirá España (77.324 millones en subvenciones a fondo perdido y 63.122 millones en préstamos)