12 de mayo de 2020
12.05.2020
Diario de Mallorca
Resultados

Dia pierde 142,6 millones hasta marzo, un 5,7% menos

El Ebitda mejora un 266% con respecto al logrado un año antes al reducir costes

12.05.2020 | 08:39
Un supermercado Dia.

Grupo Dia redujo un 5,7% sus pérdidas durante el primer trimestre de este año, hasta situarlas en 142,6 millones de euros, en un contexto marcado por la crisis sanitaria derivada del Covid-19, al tiempo que elevó un 1,9% sus ventas netas en España, hasta 1.059,9 millones de euros, según ha informado la compañía.

Entre enero y marzo, el resultado bruto de explotación (Ebitda) del grupo se situó en 60,7 millones de euros, un 266,1% por encima del logrado un año antes, gracias a la reducción de los costes de reestructuración, que cayeron "con fuerza" al concluirse las principales iniciativas originadas en 2019.

Asimismo, las ventas netas del grupo descendieron "solo" un 2,1%, hasta 1.696 millones de euros, a pesar de la reducción del 11,7% en el número de tiendas y la depreciación del 18,6% del real brasileño durante el período, lo que pone de manifiesto, según la firma, los avances conseguidos por el 'Plan de Transformación de Dia', así como el efecto de la actividad comercial "extraordinaria" durante la crisis del Covid-19 en marzo.

En concreto, las diferencias por tipo de cambio incluyen 65 millones de efecto monetario negativo por la devaluación del 18,6% del real brasileño, de los que 49,4 millones se deben a la financiación intragrupo a largo plazo, denominada en euros y proporcionada a Dia Brasil principalmente por la matriz, y los 15,2 millones restantes se deben a préstamos bancarios denominados en dólares y en euros en poder de la filial brasileña.

Además, las ventas comparables ('Like-for-Like') del grupo aumentaron un 2,6%, impulsadas por el incremento del 6,9% en la cesta media, que compensa "con creces", según la compañía, el descenso del 4% en el número de operaciones.

El margen bruto disminuyó hasta el 21,1%, frente al 21,4% del primer trimestre de 2019, reflejando los costes del Covid-19 (incluidas las horas extras de mano de obra adicional y el pago de bonus a empleados de logística y a personal de franquiciados) y, en menor medida, el reconocimiento prudente de las condiciones de los proveedores a principios de año.

En España, las ventas netas, que subieron un 1,9%, mejoraron gracias a los avances conseguidos con la transformación del negocio, incluida la mejora del surtido comercial, la actualización del modelo de franquicias y la aplicación de mejoras operativas. En marzo, se ha registrado un repunte "excepcional" de la actividad comercial como consecuencia del Covid-19.

La compañía ha cuantificado en 22 millones de euros los costes relacionados con la crisis del Covid-19, con unos gastos de explotación que aumentaron un 6% por costes relacionados con el coronavirus, donde se incluye el material de protección para toda la compañía, mientras que los gastos de personal se redujeron un 1% a pesar del aumento de costes generados por el Covid-19.

Asimismo, los costes de reestructuración se situaron en el primer trimestre en 6 millones de euros, frente a los 67 millones de euros del primer trimestre de 2019, con la primera fase de transformación ya completada (incorporación de talento "del más alto nivel", regreso a los conceptos básicos del negocio minorista y lanzamiento del nuevo modelo operativo del grupo).

Ventas de más de 7.000 millones

La segunda fase de la transformación del negocio de Dia está ya en marcha y los equipos de dirección de cada país implantarán de forma activa una hoja de ruta definida, con supervisión de resultados, la orientación estratégica y asignación de capital de la estructura corporativa central.

Las prioridades inmediatas para 2020 incluyen el desarrollo de la propuesta de valor comercial de Dia y el nuevo concepto de tienda basado en las lecciones extraídas de la primera fase, los comportamientos de consumo post-Covid-19, así como un mayor alcance de los proyectos 'online' y de entrega rápida.

En este contexto, el grupo también ha anunciado sus objetivos ligados a la hoja de ruta estratégica, con un crecimiento de las ventas netas apoyadas consistentemente en las ventas comparables, junto con el despliegue gradual de otras iniciativas entre las que se incluyen remodelaciones y relocalizaciones así como nuevas aperturas a partir de 2022.

En concreto, la compañía estima un crecimiento de entre el 5% y el 7% para las ventas comparables entre 2021 y 2023 y alcanzar unas ventas netas de entre 7.000 y 7.500 millones de euros para 2021, de entre 7.700 y 8.300 millones de euros para 2022 y de entre 8.700 y 9.300 millones de euros para 2023.

"De cara al futuro, nos centraremos en la evolución de la oferta comercial de DIA para abordar los cambiantes comportamientos de los consumidores, ofreciendo a nuestros clientes proximidad, simplicidad y soluciones digitales junto con un emprendedor grupo de franquiciados", ha resaltado el presidente de Dia, Stephan DuCharme.

"Dia ha alcanzado unas ventas estables durante el primer trimestre continuando la mejora de las ventas comparables aún en los primeros meses del segundo trimestre, mostrando unos resultados iniciales positivos de nuestro plan de transformación del negocio que se encuentra ahora en su segunda fase. Estos resultados se han apoyado en una firme disciplina de costes y en el refuerzo de la estructura financiera, con unos flujos de efectivo positivos, un descenso de la deuda neta gracias a la mejora del perfil de vencimientos y la optimización del capital circulante", ha añadido.

DuCharme ha resaltado que la compañía cuenta con unas bases "sólidas" gracias al éxito conseguido el año pasado con la incorporación al negocio de talento "del más alto nivel", restableciendo los 'básicos de la distribución' y creando un nuevo modelo de explotación del grupo que se basa en reforzar y potenciar la dirección a nivel de país, con el apoyo de una "ágil" estructura central.

La deuda financiera neta de la compañía, que cuenta con 6.506 tiendas, se situó en 1.286 millones de euros al cierre del trimestre, con una mejora en 36 millones a pesar de la estacionalidad negativa, con la mejora del perfil de vencimiento de deuda tras el acuerdo de refinanciación a largo plazo y la amortización de bonos, ambas realizadas en julio de 2019.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook