El Colegio de Agentes de Propiedad Inmobiliaria de Baleares y la Asociación API Baleares han denunciado este lunes que, durante el estado de alarma, hay inmobiliarias que "se están saltando la normativa y siguen realizando visitas a pisos".

En una nota de prensa, los agentes inmobiliarios han asegurado que esto supone "un claro ejemplo de competencia desleal, que además conlleva un claro riesgo sanitario". La presidenta de ambas entidades, Natalia Bueno, ha afirmado que "nos consta que mientras la mayoría estamos cumpliendo la normativa, hay quien está aprovechando esta circunstancia para seguir como si nada sucediera".

Por ello, ha concretado, "pedimos al Govern que ejerza un control proactivo para evitar que esto siga sucediendo". Hay que recordar que el sector inmobiliario no ha sido considerado esencial por el Gobierno, por lo que se ha visto obligado al cierre de sus oficinas por la inviabilidad de mantener su actividad mediante el teletrabajo.

Natalia Bueno ha detallado que la actividad inmobiliaria requiere "la libre circulación" por la vía pública para realizar visitas concertadas a los inmuebles o gestiones en oficinas públicas, que desde el pasado día 14 no es posible realizar. "No podemos concretar todo este proceso de forma telemática", ha insistido.

Ante esto, el Consejo General de Colegios API de España ha solicitado al Gobierno una "respuesta urgente y la adopción de medidas pertinentes" para paliar las consecuencias que está produciendo la pandemia en el sector inmobiliario.