08 de abril de 2019
08.04.2019
Junta de accionistas

Los accionistas de Nissan aprueban la destitución de Ghosn

Con esta decisión cortan toda relación laboral con el empresario que lideró el conglomerado durante décadas

08.04.2019 | 09:17
Carlos Ghosn.

La junta de accionistas de Nissan Motor aprobó hoy por mayoría la destitución del expresidente Carlos Ghosn como consejero de la compañía, cortando toda relación laboral con el empresario que lideró el conglomerado durante dos décadas.

Además de la destitución de Ghosn, también fue aprobada hoy la deposición como consejero de Greg Kelly, exdirectivo cercano a Ghosn y al que se considera central en la comisión de las irregularidades financieras que le costaron el puesto, así como la inclusión en la junta directiva del presidente de Renault, Jean-Dominique Senard.

Nissan destituyó a Ghosn como presidente el 22 de noviembre de 2018, tres días después de ser detenido en Tokio por supuesto fraude fiscal, pero seguía formando parte del consejo de administración hasta la ratificación de la decisión este lunes.

La decisión fue anunciada por el máximo directivo de Nissan, Hiroto Saikawa, en una junta extraordinaria de accionistas celebrada en Tokio que se prolongó durante unas tres horas y que fue retransmitida en directo por el fabricante automotor en la red.

A la cita acudió Senard, que agradeció "la confianza" depositada en él con su nuevo nombramiento y se comprometió a sugerir "constantemente la mejor evolución posible (de Nissan) en el marco de la Alianza (con Renault), que ha comenzado una nueva era".

Durante la junta, en la que intervinieron más de una veintena de accionistas, se abordaron cuestiones de distinta índole: desde las irregularidades financieras de Ghosn en sí hasta el papel jugado por los miembros actuales de la junta directiva y su futuro.

En este sentido, Saikawa manifestó su intención de seguir por el momento al frente de la compañía para "minimizar la incertidumbre en la empresa y el efecto en la Alianza" de Nissan-Renault-Mitsubishi Motors, y no plantear su salida hasta recuperar "la estabilidad".

El ejecutivo dijo que el daño causado por Ghosn "es grande" y no se solucionará de la noche a la mañana, y reveló que Nissan está considerando demandar al expresidente en busca de una compensación.

Al ser preguntado sobre si la empresa tiene intención de pagar la jubilación de Ghosn, Saikawa declaró: "No queremos pagarles. Ahora bien, debemos mirar cómo podríamos realizarlo judicialmente".

Renault decidió la semana pasada retirar a Ghosn el grueso de sus derechos de jubilación tras considerar que llevó a cabo "prácticas contestables" al frente de la compañía, descubiertas durante la investigación interna abierta a raíz las pesquisas niponas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook