12 de marzo de 2019
12.03.2019
Decreto-ley

Las empresas deberán registrar la jornada laboral de sus empleados desde el 12 de mayo

Las compañías tendrán la obligación de conservar durante cuatro años dichos datos

12.03.2019 | 12:15
Los trabajadores deberán ´fichar´.

Las empresas tendrán que registrar diariamente la jornada de sus trabajadores a partir del 12 de mayo, fecha en la que entrará en vigor la modificación del Estatuto de los Trabajadores referida al registro de jornada que aprobó el Gobierno la semana pasada.

En concreto, el Real Decreto-ley de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo al que el Consejo de Ministros dio su visto bueno el pasado viernes y publicado este martes en el Boletín Oficial del Estado (BOE), obliga a las empresas a realizar un registro diario del horario de sus trabajadores, que deberá incluir el inicio y finalización de la jornada, sin perjuicio de la flexibilidad horaria.

Este registro se organizará y documentará mediante la negociación colectiva o acuerdo de empresa o, en su defecto, por decisión del empresario previa consulta con los representantes legales de los trabajadores.

La empresa estará obligada a conservar los registros de jornada de sus trabajadores durante cuatro años y deberán permanecer a disposición de los trabajadores, sindicatos y de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

De manera complementaria, la norma modifica el texto de la Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social (LISOS) para tipificar como infracciones en el Orden Social las derivadas de incumplimientos relativos al registro de jornada.


Malestar sindical


CC.OO. y UGT consideran "insuficiente" el control de horarios en las empresas establecido en el decreto, ya que, en la práctica, "no obliga a las compañías a llevarlo a cabo" y deja esta regulación en manos de las empresas.

En su opinión, el Gobierno no respetó el acuerdo alcanzado con los sindicatos en esta materia y "descafeinó" el texto acordado, de forma que no se garantiza la obligación de las empresas de tener un registro real de la jornada de trabajo.

Para el Gobierno, sin embargo, la norma crea un marco de seguridad jurídica para trabajadores y empresas y posibilita el control de la jornada por parte de la Inspección de Trabajo. Del total de denuncias que recibió la Inspección en 2018, el 35% tenían relación con el tiempo de trabajo.

"La introducción del registro de jornada debe contribuir a corregir la situación de precariedad, bajos salarios y pobreza que afecta a muchos de los trabajadores que sufren abusos en su jornada laboral. Un buen porcentaje de las personas que se beneficiarán de dicho registro son trabajadores poco cualificados con salarios muy bajos", argumenta el Gobierno en la exposición de motivos del decreto.

6,4 millones de horas extra a la semana 


Cada semana de 2018 se realizaron 6,4 millones de horas extraordinarias en España. Al 48% de los trabajadores que realizan horas extra éstas no se les abonan, por lo que tampoco cotizan por ellas a la Seguridad Social.

Según la Encuesta de Población Activa (EPA) del cuarto trimestre de 2018, más de un 26% de las horas extra no pagadas se realizaron en el comercio y la hostelería, sectores que se caracterizan por sus bajas retribuciones.

"Resulta por ello necesario y urgente proceder a esta reforma normativa para poder dotar de mayor efectividad la labor de la Inspección de Trabajo y de la Seguridad Social", justifica el Gobierno en su decreto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!