Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Robotización de la economía

¿Está tu trabajo en riesgo por las máquinas?

Un nuevo informe advierte de los riesgos para muchos empleos de la automatización - Los expertos piden adelantarse al cambio y apostar por la formación

La automatización marcará el mercado laboral del futuro.

La automatización marcará el mercado laboral del futuro. Shutterstock

Trabajos de administración, contabilidad, finanzas, atención al cliente, logística... Empleos realizados por amplios sectores de la clase media española y que, según cada vez más estudios, son los que sufren más riesgo de convertirse en procesos automatizados. Es decir, labores que pasarán, en mayor o menor grado, a ser realizadas por máquinas, con el consiguiente peligro para quienes ahora los desarrollan. Anticiparse y formarse constituyen la vía de cara a prepararse ante un futuro en el que el mercado laboral puede experimentar cambios drásticos.

"Cuanto más te distingas de la labor de la máquina, más valor diferencial presentará tu trabajo", aconseja José Varela, responsable de Digitalización en UGT. El sindicato ha colaborado, junto al instituto Future for Work, Randstad y la Universitat Oberta de Catalunya en la redacción del informe 'Los trabajadores españoles ante la automatización', un estudio en el que han participado 1.559 empleados de todo el país y de distintas profesiones para analizar sus actitudes y respuestas ante un proceso imparable.

"Cuanto más distingas tu labor de la máquina, más valor diferencial presentará tu trabajo", advierte José Varela, responsable de Digitalización de UGT

El informe arroja conclusiones muy interesantes. "Apenas uno de cada diez participantes está muy preocupado porque las máquinas o software puedan hacer innecesario su trabajo o poner en riesgo su futuro en su empresa a corto plazo", aunque la proporción se eleva al 20% cuando se les pide imaginar su situación en una década. En estas respuestas opera, según las partes implicadas en el estudio, un factor psicológico por el cual el encuestado transmite que la robotización laboral "va a afectar a otras personas, pero no a mí".

Formacion1

Infogram

En realidad, es la transmisión de un deseo, que el de conservar el empleo en medio de una automatización que va a hacer imprescindible las tareas de reciclaje profesional y preferiblemente con un "componente tecnológico", como expresa Eva Rimbau-Gilabert, profesora de Economía y Empresa en la Universitat Oberta de Catalunya. "Hay una percepción relativamente baja del riesgo, lo cual es demasiado optimista", explica esta experta, que cree que el estudio es una "llamada de atención" a instituciones educativas y empresas para que refuercen el papel de la formación laboral.

Otra de las conclusiones tiene que ver con esa percepción de la preocupación por el futuro laboral. "A mayor nivel de estudios las personas tienden a preocuparse menos", señala el estudio. Y aquí entra en juego una variable decisiva. Cuanta mayor es la responsabilidad - directores, gerentes, profesionales científicos, empleos creativos... - más interés se muestra por la readaptación al entorno digital y al revés, aquellos empleados relacionados con el apoyo administrativo, oficiales y operarios aparecen menos preocupados por darse a sí mismos nuevas capacidades que les permitan ser competitivos en el futuro. Esto incrementa el riesgo de que se agrande la brecha del conocimiento entre sectores sociales.

Para José Varela, de UGT, se va a producir una destrucción "abrupta" de empleos en esa última categoría, que desempeñan muchos profesionales de clase media en España. Ese primer estrato, el que disfruta ahora de mejores salarios, dispondrá de mejores remuneraciones, mientras que un tercer escalón, el de los trabajadores que peores sueldos tienen ahora -aquellos sin titulación universitaria o las denominadas 'ocupaciones elementales'- crecerá "un poco" y podría mantener sus empleos, en parte porque, como subraya la profesora de la Universitat Oberta de Catalunya, la automatización todavía tiene un coste elevado para las empresas.

"Hay que despertar la motivación por seguir formándose. Esas capacidades van a ser útiles en el futuro", dice Eva Rimbau-Gilabert, profesora de Economía y Empresa en la Universitat Oberta de Catalunya

Pero, ¿qué ocurrirá cuando todo ese proceso se haga más asequible para el empresariado? Descifrar las claves del mercado laboral del futuro se antoja complicado, pero la formación, adaptada a cada profesión y situación personal, va a ser decisiva, indican los expertos. "No hay que despertar la alarma, pero sí una motivación por la necesidad de actualizarse preguntándose: '¿Qué puedo hacer yo para seguir formándome?' Todos podemos aprender nuevas capacidades. Y nos van a ser útiles. Lo mejor es empezar con la formación cuando más creamos que no nos hace falta. Cuando te falta dinero a fin de mes se coge el primer trabajo que sale y luego es más difícil aprender algo nuevo", subraya Eva Rimbau-Gilabert.

José Varela, responsable de Digitalización de UGT, reclama un modelo educativo que fomente la creatividad y que, en el plano universitario, favorezca la "circularidad", de manera que el trabajador y el estudiante compartan conocimientos y reciclen sus capacidades. En una esfera más concreta, aboga por un modelo de formación continua con una "reserva de horas" en la empresa que permita un aprendizaje "específica y "transversal" al mismo tiempo. Y, asimismo, critica que el Gobierno "tiene guardados desde hace cuatro años 2.000 millones de euros destinados a formación. Con esos fondos, se resolverían muchos problemas".

Compartir el artículo

stats