07 de diciembre de 2018
07.12.2018
Caso Huawei

EEUU niega que la detención de la ejecutiva de Huawei afecte a la tregua con China

Larry Kudlow ha subrayado que la negociación comercial con el país oriental va por separado

07.12.2018 | 21:42
Larry Kudlow.

El asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, descartó hoy que la detención y petición de extradición a EE.UU. de la directora financiera de la empresa china Huawei, Meng Wanzhou, puedan afectar la tregua comercial pactada con Pekín, ya que se van por "un camino separado". "No creo que vaya a contagiar las conversaciones comerciales. Por el momento, lo dudo", afirmó Kudlow en una entrevista en la cadena CNBC al comentar el caso de Meng, que fue detenida en Vancouver (Canadá) el pasado 1 de diciembre y cuya extradición ha solicitado Washington.

Kudlow subrayó que este tema va por "un camino separado" del reinicio de la negociación comercial, acordada por el presidente estadounidense, Donald Trump, y su homólogo chino, Xi Jinping, en la cumbre del G20, el pasado fin de semana. Se trata del primer alto cargo del gobierno de Trump que comenta públicamente este asunto. "No se puede quebrantar la ley. Si se quebranta la ley estadounidense, se quebranta la ley canadiense y se tiene que pagar las consecuencias por ello. Eso ocurrió con otras compañías, y seguirá siendo así. Son temas de seguridad nacional", explicó el asesor presidencial.

Las autoridades estadounidenses creen que Huawei violó las sanciones impuestas contra Irán a través de Skycom, una compañía que el gigante chino de la electrónica asegura que es independiente. Meng fue arrestada a petición de Estados Unidos al hacer escala en Vancouver de camino hacia México, lo que generó las protestas del Gobierno chino. La detención de la ejecutiva china se produce en un momento delicado en las relaciones entre Washington y Pekín, y justo cuando ambas partes habían aceptado la reanudación de las conversaciones en comercio.

Tras el encuentro de Argentina, Trump y Xi acordaron darse 90 días para solventar sus diferencias comerciales, un periodo en el que el EE.UU. aceptó dejar en el 10 % los aranceles a productos chinos por valor de 200.000 millones de dólares a partir del 1 de enero de 2019, y no subirlos por ahora al 25 %, como estaba previsto. Pese a la positiva reacción inicial de los mercados ante el anuncio del acuerdo, la falta de concreción sobre los compromisos alcanzados y el caso de Meng han alimentado el nerviosismo y provocado que los mercados hayan encadenado varias jornadas de pérdidas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!