27 de septiembre de 2018
27.09.2018
Especial Construcción 2018

«La formación y la seguridad no se improvisan en los trabajos verticales»

Antonio Marí. Gerente de Vestalia. Está al frente de esta empresa fundada en 2003 y que, un año después, se unió a la Asociación Nacional de
Empresas de Trabajos Verticales.

27.09.2018 | 19:52
Antonio Marí, gerente de Vestalia, valora la evolución de la empresa expandiendo en presencia en el ámbito balear.
Durante los quince años de actividad profesional de Vestalia, como empresa de dedicada a los trabajos de altura, sus fundadores y trabajadores han evolucionado de forma dinámica en paralelo con el sector en materia de formación y seguridad. A día de hoy, estos dos facotres, cobran una importancia clave para ofrecer calidad y garantía en los servicios realizados. Por este motivo la empresa apuesta fuerte reciclando a sus profesionales en cursos regulados por la legislación vigente.
 
—¿Cómo estaba el sector de servicios de trabajos de altura hace quince años cuando ustedes fundaron Vestalia?
—Por aquel entonces no había ninguna empresa mallorquina que tuviera infraestructura, personal formado y cualificado además de equipos de trabajo normalizados. Tenían que cubrir este vacío empresas desde la península con los correspondientes costes adicionales. Era una profesión un tanto desconocida y legalmente desprotegida porque el Real Decreto que regula los trabajos en altura no salió hasta 2004.
 
—¿Qué aspectos priorizaron entonces para lograr una diferenciación respecto a sus competidores?
—Desde los inicios decidimos buscar modelos de referencia. Nos asociamos a ANETVA, Asociación Nacional de Empresas de Trabajos Verticales, y pudimos conocer a grandes empresas con trayectoria técnica y empresarial además de experiencia en el sector. Desde la asociación se promueven valores como la formación y la seguridad. Dos elementos imprescindibles en nuestra profesión. Desde los inicios incorporamos los estándares de ANETVA en materia de formación. Lo cual es actualmente nuestro sello distintivo.
 
—A día de hoy  los trabajos de altura ya no se limitan a limpiar cristaleras o pintar fachadas. ¿Cómo ha evolucionado la oferta de servicios?
—Es cierto que la imagen clásica de lo que ven las personas cuando van por la calle es esta. En el día a día la gente de a pie no se tiene acceso a recintos industriales, donde hay altura y necesidad de medidas de seguridad. Allí es donde se encuentran nuestros equipos de rescate instalando medidas de seguridad, inspeccionando chimeneas, realizando mantenimientos en silos, reparando cubiertas o subiendo a torres de comunicaciones.
 
—¿Qué servicios demandan con más frecuencia sus clientes particulares?
—Muchos particulares nos buscan para instalar tubos o cableados de aires acondicionados, telefonía, electricidad o fontanería en fachadas o patios interiores. También acuden a nosotros solicitando remates, reparación de grietas, canalones de pluviales o tejas. Ofrecemos una amplia variedad de tareas en lugares donde los andamios o máquinas elevadoras convencionales no llegan o resultan más caras. 
 
—¿Fue la apuesta por la formación una innovación en el sector hace más de una década?
—La apuesta por la formación siguiendo, los estándares de ANETVA, fue un auténtica revolución. tales. La utilización adecuada de los equipos de trabajo y la correcta aplicación de las medidas seguridad no se pueden improvisar. Es por ello que la formación es imprescindible. 
 
—¿Les ofrece más garantías ser ustedes mismos quienes supervisan la formación?
—La formación en prevención de riesgos laborales, propia del convenio de la construcción, nos la imparte y supervisa nuestro servicio de prevención PREVIS, con el que llevamos muchos años. Somos la única empresa en Balears que da un servicio de formación de trabajos verticales. Contamos con unas instalaciones donde tenemos un simulador donde hacer todas las prácticas, formación en desamiantado, plataformas elevadoras, espacios confinados o atmósferas Atex.  
 
—¿Dónde está la clave para conciliar el cumplimiento de la seguridad con la optimización de los plazos de los servicios? 
—Cuando presentamos un presupuesto a nuestros clientes, la seguridad es una partida que se ha tenido en cuanta desde el principio, así que están planificados los plazos contando con las medidas de seguridad. No entran en conflicto.
 
 —¿Desde cuando realiza Vestalia desamiantados y qué tiene que ver con los trabajos verticales?
—Llevamos diez años realizando desamiantados y hoy en día somos una empresa referente en Balears. Hacemos la gestión integral, tanto cubiertas de uralita como tuberías, depósitos y cualquier material que contenga amianto. 
 
—Hoy en día existe una gran concienciación en respeto al medio ambiente, ¿dónde van a parar los residuos de sus tareas de desamiantado?
—Una vez empaquetados según los estándares de la legislación, se traslada a un Gestor de Residuos Peligrosos autorizado, quien se encarga de transportarlo hasta la península, a centros finales de almacenaje. 
 
—Recientemente han abierto una delegación de Vestalia en Eivissa, ¿cuáles son sus próximos proyectos para seguir creciendo?
—En Eivissa comenzamos en enero. Realizamos trabajos de altura, instalando líneas de vida, gestionando desamiantados e impartiendo formación. También tenemos solicitudes de servicio en Menorca que obligan a trasladarnos. Tenemos previsto, en un futuro no muy lejano, tener presencia física allí con personal fijo para atender mejor a nuestros clientes.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook