06 de marzo de 2018
06.03.2018
Ministerio de Fomento

Fomento incauta garantías a las concesionarias de las autopistas quebradas por 250 millones

Excluirá la M-50 y otros tramos de autovías libres de peaje cuando vuelva a sacar a concurso las vías tras su 'rescate'

08.03.2018 | 02:09
El Ministerio de Fomento ha "incautado" a las empresas concesionarias de las nueve autopistas de peaje que han quebrado y que el Departamento está 'rescatando' garantías de construcción y explotación por importe de 250 millones de euros.

Así lo anunció el titular del Departamento, Íñigo de la Serna, quien indicó que esa cantidad se ingresará "directamente" en el Tesoro Público.

"El Gobierno ya ha incautado a las concesionarias de las autopistas las garantías por construcción y explotación por un importe de 250 millones de euros", anunció de la Serna durante su intervención en el pleno del control al Ejecutivo en el Senado.

Se trata de los importes que las concesionarias adjudicatarias de estas vías entregaron al Ministerio de Fomento en su día, cuando lograron los contratos, como garantía del correcto cumplimiento de la construcción de las infraestructuras y su posterior ejecución.

Las sociedades concesionarias de las nueve autopistas quebradas, que Fomento está empezando a 'rescatar', están participadas por grandes constructoras como ACS, OHL, Sacyr o Ferrovial, firmas de concesiones como Abertis y Globalvía, y entidades bancarias como Bankia y Liberbank.

El importe de las garantías puestas en su día por estas empresas con las que Fomento se está quedando se suma al monto de entre 700 y 1.000 millones de euros que el Ministerio espera ingresar cuando vuelva a ceder la cesión de las vías a empresas privadas a través de un concurso público que lanzará en la segunda mitad del año.

Con todo ello, el Departamento tratará de aminorar la 'factura' que supondrá al Estado la liquidación de las autopistas, el importe que tendrá que pagar a las concesionarias por la inversión que realizaron en su construcción.

El Gobierno estimó este importe total en unos 2.000 millones de euros en el plan de estabilidad remitido a Bruselas el pasado otoño, si bien los acreedores de las vías lo elevan hasta unos 4.500 millones.

Fomento tiene que determinar y abonar estas cantidades en los seis meses siguientes a la resolución de los actuales contratos y el 'rescate' de las vías. Este plazo ha comenzado ya a contar para dos de las vías, las radiales de Madrid R-2 y R-4, dado que Fomento ya las ha asumido este pasado mes de febrero.

Este mes de marzo recibirá el grueso de las vías que ya están en liquidación (las otras dos radiales, la Eje Aeropuerto y la Ocaña-La Roda) y, posteriormente, el 1 de abril tendrá que hacerse cargo de la circunvalación de Alicante y la Cartagena Vera.

En cuanto al posterior concurso de relicitación de las vías, el ministro avanzó que excluirá la M-50 de Madrid y otros tramos de autovía libres de peaje que actualmente tienen asociados las autopistas. Esos 200 kilómetros de autovía pasarán así a ser gestionados por el Estado.

"Lo que estamos haciendo es cumplir con la ley, que dice que cuando un contrato de concesión cae en causa de liquidación el activo revierte a su titular, esto es el Estado, y además minorando el impacto que este proceso de liquidación, ante el que nada podemos hacer", indicó el ministro en el Senado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine