09 de enero de 2018
09.01.2018
Foro 'Spain Investors Day'

Rajoy ve a Cataluña como la "única sombra" para la economía

Asegura que España creció un 3,1% en 2017 y que esta etapa expansiva puede ser "la más larga"

09.01.2018 | 14:40
Rajoy ve a Cataluña como la "única sombra" para la economía
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha mostrado este martes "comprometido" con la agenda reformista y ha afirmado que, tras haber crecido un 3,1% en 2017, la etapa expansiva actual de la economía española "puede ser la más larga de la historia", ya que la economía crece de forma "fuerte, equilibrada, sostenible y con fundamentos sólidos" y las perspectivas son "muy prometedoras".

Si se conforma un Gobierno catalán que acate "el orden constitucional y de derecho", ha afirmado que el crecimiento este año podría ser "muy superior" al de los últimos años.

Así lo ha afirmado Rajoy durante su intervención en la inauguración de la VIII edición del foro 'Spain Investors Day', que reúne este martes y miércoles a unos 170 inversores internacionales y a 39 empresas cotizadas, en donde ha destacado que España creció un 3,1% en 2017 y creó 611.000 puestos de trabajo.

Rajoy ha repasado los principales indicadores económicos y ha subrayado que la economía española es hoy "mucho más competitiva" que antes de la crisis, lo que contribuye a una recuperación "consolidada" y unas perspectivas de crecimiento que "son buenas en el medio plazo".

En concreto, ha asegurado que España está en condiciones de seguir creciendo por encima de la zona euro y países como Estados Unidos, Canadá o Japón, con un crecimiento medio del 2,5% hasta 2020, cuando la tasa de paro se reducirá al 11% y se situará "cerca" del equilibrio presupuestario. La deuda pública bajará entonces al 91% y habrá un superávit de cuenta corriente del 2%, ha apuntado Rajoy, quien ha insistido en que ello requerirá seguir aplicando la "fórmula" de los últimos años basada en la estabilidad presupuestaria y las reformas, pese al difícil entorno político.

Mayor crecimiento en función del Gobierno catalán


No obstante, Rajoy ha advertido de que la inestabilidad política en Cataluña constituye la "única sombra" que se cierne sobre la economía, lo que llevó al Gobierno a rebajar su previsión de crecimiento para 2018 del 2,6% al 2,3%, por lo que ha confiado en que "pronto" se conforme un Ejecutivo catalán que "acate el orden constitucional y de derecho y la situación política se normalice".

Si este escenario se confirma, ha asegurado que el crecimiento "probablemente" podría ser "muy superior" a las cifras de los últimos años y los catalanes serán "los más beneficiados". "Sin seguridad jurídica, no cabe prosperidad económica", ha enfatizado.


"Comprometido" con la agenda reformista


En cualquier caso, Rajoy ha afirmado que el Gobierno está "comprometido" con su agenda reformista, que se centrará en tres puntos. El primero, la estabilidad presupuestaria, que supone la "base de la recuperación de la confianza", para lo que el Ejecutivo trabaja ya para poder aprobar los Presupuestos de 2018, lo que requiere alcanzar pactos con otras fuerzas políticas como ya hizo en 2017, lo que fue "muy bien valorado dentro y fuera".

Además, garantizará que España sea una economía "abierta al exterior", con nuevas medidas en políticas activas de empleo, en I+D+i, digitalización, apoyo al emprendimiento y contra las trabas al crecimiento empresarial.

Por último, el Gobierno de Mariano Rajoy trabajará para seguir dando pasos para profundizar en la unión monetaria y asegurar una Europa "fuerte y abierta", y conseguir un presupuesto común, mayor integración política, potenciar la defensa, la emisión de eurobonos y la creación de un 'superministro' de Hacienda comunitario, entre otras.

En su intervención, ha recalcado el "éxito rotundo" de los 40 años de democracia a nivel político y en el plano económico, ya que la renta per cápita supera los 24.000 euros, es la cuarta economía de la zona euro y el decimosexto país exportador de bienes del mundo, con una economía "orientada al mercado mundial", siendo el tercer destino turístico a nivel mundial y undécimo país exportador en servicios.

Asimismo, Rajoy ha hecho hincapié ante los inversores en que España es uno de los países con mejores infraestructuras del mundo, lleva cuatro años liderando la reducción del paro en Europa, mantiene en máximos la confianza de los agentes económicos y la construcción crece "sin los excesos del pasado" y con una "normalización paulatina" del mercado inmobiliario.

El SID, un "referente imprescindible"


El presidente del Gobierno ha destacado que el SID se ha convertido en un "referente imprescindible" de la proyección internacional de la economía, como lo acredita la "nutrida" representación de empresas extranjeras y también de las españolas, para las que supone una cita "indudable" para dar a conocer a los mercados internacionales su realidad "cada vez más prometedora".

Por su parte, el presidente del foro Spain Investors Day (SID), Benito Berceruelo, ha indicado que el año 2017 ha sido "difícil" para España y "especialmente" para Cataluña, ya que más de 3.000 empresas decidieron cambiar su sede de la región por el desafío independentista. Berceruelo ha señalado que los inversores vieron "con precaución" la situación provocada por la Generalitat y "con alivio" la decisión del Gobierno de aplicar el artículo 155.

"Solo se invierte en lo que se confía y solo se confía en lo que se conoce", ha afirmado Berceruelo, quien ha señalado que la VIII edición del SID contará con más de 170 inversores internacionales de 10 países y permitirá enriquecer el clima económico.

Crece la inversión extranjera


Según un estudio de KPMG, que recoge los datos de Thomson Reuters, la inversión extranjera en España superó los 50.000 millones de euros en 2017, lo que representa un avance del 140% respecto al año anterior, a pesar de que el pasado ejercicio ha estado marcado por la crisis independentista en Cataluña a raíz de la celebración del referéndum ilegal del pasado 1 de octubre.

Este avance en la inversión extranjera, que supone en torno al 36% del total, es atribuible a la mejor coyuntura económica, las buenas condiciones de financiación y el progreso en la situación financiera de las empresas tras los ajustes realizados en años anteriores. El volumen de inversión total en España alcanzó el pasado ejercicio los 126.066 millones de euros, un 152% más que en 2016, mientras que el número de operaciones corporativas ha avanzado un 6%, al cerrar 2017 con un total de 1.214.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine