15 de diciembre de 2013
15.12.2013

Factura fiscal

15.12.2013 | 06:50
Prestaciones
Planes de pensiones
Las aportaciones a los planes de pensiones se han convertido en la principal herramienta para rebajar la factura del IRPF. El ahorro fiscal que esto puede suponer varía entre un mínimo del 24,75 % hasta un máximo del 52%, tipo máximo del IRPF que en CC AA como Andalucía, Asturias y Cataluña puede llegar al 56 %. Las aportaciones a los planes de pensiones tienen un límite de 10.000 euros, aunque si el contribuyente supera los 50 años este tope pasa a ser de 12.500 euros.

Aportaciones
Entidades sin ánimo de lucro
Otras posibilidades de ahorro fiscal son las cuotas de afiliación y donativos a las ONG y a otras entidades sin ánimo de lucro que reducen su tributación, respectivamente, en un 25 y un 10 % de su importe. Este porcentaje asciende al 30 % en el caso de donaciones a programas prioritarios de mecenazgo, como la conservación, restauración o rehabilitación de los bienes del Patrimonio Histórico Español.

Beneficios
Plusvalías a corto plazo
Las ganancias obtenidas en un plazo inferior a un año tributan al tipo marginal, que oscila entre un mínimo del 24 % hasta un 56 % , según la autonomía. El contribuyente también debe evaluar si conviene este año aflorar minusvalías que permitan rebajar la factura fiscal.

Patrimonio
Deducción por vivienda
Si el contribuyente ha vendido su casa este año, la ganancia que haya obtenido tributará entre el 21 % y el 27 %. Pueden neutralizar este pago volviendo a invertir total o parcialmente el importe de la venta en otra vivienda de carácter habitual. Uno de los métodos de ahorro fiscal que ha perdido fuerza es el otrora tradicional de la deducción por vivienda habitual. Esto se debe a que la desgravación universal ya no existe para compras posteriores al pasado 1 de enero de 2013, cuando acabaron estas ventajas.

Bolsa
Estudiar la venta de acciones
El Gobierno ha cambiado la tributación de las plusvalías obtenidas en menos de un año, que tributarán por renta y no por ahorro, por lo que se aconseja estudiar si conviene vender acciones u otros bienes antes de fin de año. A los seguidores de la bolsa, el final de año es un buen momento para hacer cuentas y materializar las pérdidas generadas por algún fondo de inversión, acciones o derivados financieros, ya que supondrá un ahorro fiscal si se compensan con las ganancias patrimoniales obtenidas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine