04 de diciembre de 2013
04.12.2013
Comisión de Economía del Senado

El FROB: "El 50% de preferentistas recuperarán su inversión"

Fernando Restoy ha asegurado que que sólo un porcentaje reducido obtendrá un importe inferior al 25%

04.12.2013 | 19:52
El presidente del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), Fernando Restoy, cree que "más del 50 %" de los tenedores de participaciones preferentes y deuda subordinada de BFA-Bankia, CatalunyaBanc y NCG, recuperarán todo su dinero cuando finalice el proceso de arbitraje.

Del resto, una amplía mayoría ya ha recuperado o podido recuperar, en forma de efectivo o acciones líquidas, más del 50 % de su dinero, según Restoy, que ha asegurado que sólo un porcentaje reducido obtendrá un importe inferior al 25 % de su inversión.

Restoy ha hecho esta estimación durante su intervención en la Comisión de Economía del Senado, en la que ha explicado que a día de hoy, 427.802 inversores han acudido a los arbitrajes abiertos en las entidades nacionalizadas, lo que supone un 80 % de los titulares con derecho a este proceso, o un 70 % del importe global.

El presidente del FROB también ha dicho que en total, ya hay 144.189 inversores que han recibido un laudo positivo de arbitraje, lo que equivale al 34 % de los que lo han solicitado.

De las tres entidades nacionalizadas, el presidente del FROB ha recordado que el proceso de arbitraje ya está terminado en NCG, una entidad que está en proceso de venta y que el FROB espera concluya a finales de este año.

Al respecto, Restoy ha precisado que el proceso de venta de NCG es "absolutamente transparente, competitivo, y en el que se han flexibilizado las condiciones de concurrencia respecto a procesos anteriores".

Una declaración que se produce antes las posibles quejas que habrían realizado los fondos de inversión que están interesados en la gallega.

En este sentido, Restoy ha dicho que en este momento lo que se ha hecho es sentar las bases para que los fondos puedan participar y controlar eventualmente NCG.

"Por lo tanto es un esfuerzo apreciable de flexibilizar las condiciones para que el proceso sea lo más competitivo posible", ha manifestado Restoy, quien no obstante, ha considerado que lo que hace falta es que "la entidad pueda venderse a un precio que permita optimizar y preservar los recursos públicos".

Restoy también ha hecho referencia a las otras dos entidades nacionalizadas que no dan concluido su proceso de arbitraje, CatalunyaBanc y Bankia. De la última a dicho que no prevé vender a corto plazo, ya que, al igual que BMN, "está siguiendo la hoja de ruta marcada".

En el caso de CatalunyaBanc, ha estimado que su proceso de venta podría sufrir "una aceleración a principios de año".

No obstante, el proceso de venta de la catalana, que se llevará a cabo una vez finalice el de NCG, se encuentra todavía en fase de análisis. El primer paso, ha añadido Restoy, será ver el "apetito del mercado", y así "conseguir una oferta que se pueda aceptar".

Restoy también ha hecho referencia al proceso de reestructuración que está llevando a cabo CatalunyaBanc, que en su opinión, aunque "va razonablemente bien", está siendo "algo más lento" que la media del sector.

Por ello, ve "evidente" que no se va a completar "antes de su venta, si ésta se lleva a cabo como estaba prevista el año que viene", con lo que el comprador tendrá que hacerse cargo.

Las tres entidades mencionadas por Restoy -CatalunyaBanc, NCG y Bankia- se encuentran en proceso de resolución, en los que según el presidente del FROB, "por definición, no se espera que se pueda recuperar todo el apoyo prestado".

Otra de las entidades que han recibido ayudas públicas ha sido Ceiss, sobre la que Restoy ha recordado que según su plan de resolución, si "no acepta suficientemente" la oferta de canje que ha hecho Unicaja para absorberla, será nacionalizada.

Sobre este asunto, Restoy, que prevé que la morosidad "continúe todavía aumentando en los próximos meses", y que el crédito no registre importantes tasas positivas hasta que no se recupere la economía, ha insistido hoy en que las ayudas que han recibido algunas entidades "no han servido para rescatar a sus antiguos dueños".

Para lo que sí han servido ha sido para "proteger a los depositantes y otros acreedores", con el objetivo de "preservar la estabilidad del sistema financiero", ha concluido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Más información

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine